Categorias

Relatos Eróticos

Ultimas fotos

Photo
Enviada por alienproject

Photo
Enviada por alienproject

Photo
Enviada por KyoKus


AMOR CLANDESTINO


Click to Download this video!
dulces.placeres Relato enviado por : dulces.placeres el 02/12/2016. Lecturas: 2620

etiquetas relato AMOR CLANDESTINO Confesiones .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
Mis ojos siempre estaban en mi amado Romeo, pero lo cierto es que por más que se lo reprochaba, el jamás me daba la suficiente atención, la pelota parecía ser todo lo que le importaba y lo cierto es que el lugar que iba dejando vacío, lentamente lo iba ocupando su amigo, miradas que se cruzaban casi por casualidad, sonrisas cómplices, charlas pícaras casi sin tiemp


Relato
AMOR CLANDESTINO


Viajo de regreso a mi ciudad natal, dejo atrás la gran ciudad, y es mi deseo también dejar atrás historias de corazón, el ómnibus avanza raudamente por la carretera, mi cabeza pegada a la ventanilla, mis ojos miran sin ver, solo el paisaje agreste que apenas es cortado de vez en cuando por algún que otro automóvil que circula en sentido contrario.
Y no me duele ni me ataca la conciencia mi infidelidad, lo que me angustia es no haberme sentido lo suficientemente mujer, o que no se me tuviera en cuenta como tal, sea cual fuere el motivo lo cierto es que hoy soy una joven de veintidós años viajando con el corazón roto y los sueños de triunfo hechos añicos…
Cuando le dije a Romeo que lo nuestro había terminado, el, sorprendido me respondió que no lo esperaba y que solo era una muestra de lo puta de mujer que era, para mí, sin embargo fue una prueba de que no podía ver más allá de sus ojos, y que nunca advirtió los signos que mi ser le daba… vamos a lo sucedido

Luego de mis quince años y con el consentimiento de mis padres me había mudado a la capital, a la gran ciudad, a la casa de mi tía, la hermana de mi madre que hacía años que ya se había establecido en el lugar. Estudiaba en la facultad y trabajaba medio día para ayudar con el sustento familiar.
Desde esa edad hasta el momento de escribir, siempre luché con conflictos internos, es que soy pelirroja, uso el cabello cortito, tengo cara redonda y grandes ojos celestes, con pecas que pueblan mi rostro, lo que me hace tener una cara de niña por lo que siempre me dan varios años menos de lo que tengo, me dicen ‘bb’ y odio que me traten como una niña cuando soy una mujer. La forma que tengo de contrarrestar esto es usando mi cuerpo, tengo grandes caderas y cola paradita, de gruesos muslos y escueta cintura, por lo que preferentemente siempre estoy con calzas de licra ajustada para que mis curvas mostraran que no era una ‘bb’, incluso me había sometido a una corrección quirúrgica con implantes mamarios para que mi frente estuviera acorde a mi retaguardia.

Cuando esa noche me presentaron a Romeo pensé que había encontrado al hombre de mi vida, el tenía dieciocho, yo veinte, pero le dejé creer que era menor a él.
Todo pareció ir bien al principio de nuestra relación, pero descubriría en él un chico inmaduro y caprichoso, yo me sentía enamorada y aposté todo a sacar la relación adelante.
Romeo practica fútbol, juega en las divisiones inferiores de un prestigioso club y sueña con ser estrella algún día, es del interior como yo, así que vive en una pensión del club.
Cuando podía, frecuentaba sus prácticas, como se imaginarán al poco tiempo conocí a todos sus compañeros y entré al círculo de su vida, siempre dándole espacio, respetando su libertad, sin atosigarlo.
Bien, Facundo era su amigo y compartían la habitación, Facu es un tipo musculoso, de cabello crespo, ojos miel y quijada cuadrada, muy simpático y entrador.

Mis ojos siempre estaban en mi amado Romeo, pero lo cierto es que por más que se lo reprochaba, el jamás me daba la suficiente atención, la pelota parecía ser todo lo que le importaba y lo cierto es que el lugar que iba dejando vacío, lentamente lo iba ocupando su amigo, miradas que se cruzaban casi por casualidad, sonrisas cómplices, charlas pícaras casi sin tiempo, mas de una vez lo sorprendía con sus ojos clavados en mis curvas y lo cierto es que el empezaba a ser el centro de atención para mi vida, casi sin darme cuenta el deseo de pecar me había abordado, tal vez por despecho hacia Romeo, tal vez porque solo me atraía como hombre, lo cierto es que fuese por lo que fuese estaba cayendo en una encrucijada difícil de salir.

La barrera que no debimos pasar la pasamos una noche de primavera, Romeo y yo habíamos ido a bailar, se había escapado de la concentración, cosa que tenía totalmente prohibida, pero era una buena oportunidad para reacomodar nuestras fichas, al ritmo de la música el bebió y bebió sin parar, copa tras copa hasta estar bastante ebrio, como pudimos volvimos a la pensión, el ya había hablado con su amigo para que nos dejara el cuarto para tener intimidad, así que ya estaba excitada esperando el momento.
Al llegar, el se recostó sobre la cama, mientras yo me desnudé para él, dejando mis enormes senos al descubierto, solo con una cola less hilo dental que había comprado para la ocasión, pero al ir a su lado lo sorprendería profundamente dormido, boca abajo, roncando.
Por más que lo sacudí no reaccionó, solo me recosté a su lado, tapándome con la sábana hasta el cuello.

Media hora después las primeras gotas de la luz del amanecer entraban por la ventana, yo no podía dormir y las lágrimas mezcla de bronca, impotencia y resignación brotaban por mi rostro.
En eso sentí la llave en la cerradura de la puerta, sutilmente, casi sin hacer ruido, adiviné que Facundo estaba llegando, dando por hecho que nosotros habíamos terminado con lo nuestro, casi en un instinto animal tiré las sábanas hacia abajo, hasta mis rodillas, quedando de lado hacia donde el entraría, apuntando mi culo y mi espalda desnuda hacia ese lado.

El efecto fue el esperado, mas cuando giré mi rostro hacia él y vio mis pecas enjuagadas en lágrimas, se desnudó rápidamente y sigilosamente se coló a mis espaldas, su piel se pegó a la mía al punto de correr un escalofrío por mi cuerpo, olía bien, besó mi cuello, su verga estaba dura y yo refregaba mi trasero en ella, me sentía húmeda y los ronquidos de Romeo me impulsaban a no parar.
Sus besos llenaban mi nuca, y me susurraba cosas hermosas al oído, su brazo derecho había pasado bajo mío y lo sentía acariciar mis pechos, cerré los ojos solo para sentirlo, estaba lista para él, solo que el demoraba el momento…
Mi propia mano ya estaba acariciando mi clítoris mientras él seguía jugando en la puerta de mi concha, solo la tela de mi tanga impedía la penetración y esto me estaba poniendo loca.

Al fin su mano libre se deslizó por mi trasero, entre mis nalgas, hasta que dos dedos ingresaron a mi hueco, casi exploto, el jugó solo unos segundos hasta que el fin sentí su hermosa carne penetrándome, fue muy loco, el casi no tenía lugar para moverse por lo que fui yo quien arqueaba mis caderas hacia atrás y hacia adelante, no podía evitar gemir, por lo que el llevo ahora su mano a mi boca, apretándola con firmeza, obligándome respirar con fuerza por la nariz, exhalando e inhalando como una bestia, su otra mano apretaba mi pezón izquierdo y mis orgasmos me sacudían, mas cuando en un profundo empuje hacia atrás lo sentí hincharse y explotar dentro de mi concha, me moví acentuando la penetración mientras descargaba todo sus semen en mi interior y su boca descargaba todo su placer contenido en mi oído…

Fue un caballero, me dio un último beso y como vino se fue, para no comprometerme, pero me advirtió que esto era solo el comienzo.
Cerca del medio día los besos de Romeo en la nariz me despertaban, ahora él quería cogerme, pero yo lo aparté enojada de mi lado para ir la baño casi corriendo, la leche de Facundo había mojado toda mi tanga y chorreado por mis entrepiernas, tuve que lavarme para disimular.
Todo terminó en una discusión, pero él jamás sospechó que esa noche había nacido una relación clandestina…
Día a día nuestro secreto se hacía más y más excitante, cuando Romeo me cogía en mi mente lo tenía presente a Facu y se repetía una y otra vez esa noche de placer.
Quince días después tuvieron un partido amistoso, en las tribunas había bastante gente, parientes, amigos, hinchas, faltando veinte minutos Facundo vio la tarjeta roja dejando antes de tiempo la cancha.

Sin que nadie lo notara, me escabullí lentamente hasta colarme al vestuario, me dio vergüenza, pero no lo pude resistir y ahí estaba yo, enfundada en mi top y calza negras, observando en silencio el torso desnudo de Facu, sus músculos, sus pectorales, su ancha espalda, mojándome al ver el agua jabonosa correr por su cuerpo, lo deseaba.
El me descubrió y se alegró de verme, me dijo que estaba loca, que me iban a descubrir, pero mi atención fue a su bulto, al notar que su pija comenzaba a erguirse con solo mirarme, se mi hizo agua la boca, no pude resistirlo, lo tomé de la mano y lo hice sentar sobre una banqueta, mojado como estaba y me arrodillé a sus pies.
Tomé su miembro entre mis manos y comencé a besarlo, no podía resistirlo, su hermosa verga entre mis manos, caliente, dura, la pelé por completo dejando su cabeza expuesta, apoyé mi lengua sobre la parte inferior y la hice deslizar hacia adentro, asegurándome el contacto permanente entre ambas partes, una vez, otra y otra más, el solo repetía ‘bb estás loca…’. Seguía en mi juego, sin piedad, comiéndola toda, acariciando sus testículos…

De reojo noté que su mirada estaba perdida en el nacimiento de mis grandes globos por lo que saqué mi top dejándolos al descubierto, sus manos se posaron en ellos para luego meter su pene húmedo al medio.
El empezó a jugar y yo apreté mis tetas haciéndolo desaparecer al medio de ellas, la sensación era hermosa hasta que al final lo sacó con violencia, y me disparó a distancia, varios chorros de semen terminaron en mis pechos, yo reía satisfecha, pronto mis dulces pezones estaban acaramelados por al blanco líquido.
Los estiré hasta mi boca, el miraba extasiado como mi propia lengua jugaba en mis pezones llenos de su leche caliente.
Facundo notó que el tiempo había pasado y no podía exponerme a un escándalo, tomó su toallón y limpió mis pechos y mi rostro que ya estaba todo sucio, me dio un gran beso de lengua como agradeciéndome y me empujó para que me fuera…

Por lo bajo ya se hablaba de lo nuestro a pesar que ambos éramos muy reservados, solo el estúpido de Romeo parecía vivir en otro planeta ajeno a todo.
Nuestro tercer y último encuentro sucedería tiempo después, en una cena en el club, muchas personas, mucho bullicio, especial para trampas.
Mientras todo era fiesta, las miradas entre Facu y yo decían más de lo que cualquiera podía ver, yo había decidido darle un corte a la situación, no podía ser el objeto de pelea entre dos amigos, se tenía que terminar esta clandestinidad con Facundo, pero también iba a cortar con el inútil de Romeo, ya no disfrutaba cuando me cogía.
Esa noche me pareció el momento indicado, nos apartamos discretamente de la multitud, cada uno por su lado para encontrarnos en la lejanía, en un sector de camping, oscuro, donde nadie había.

Intenté hablar, pero Facu no me dejó, selló sus labios con los míos al tiempo que sus manos inquietas apretaban sutilmente la tela que cubría mis pechos, mis pezones se erizaron de inmediato, y noté que no podía negarme, solo le susurré al oído:

- Pará! Facundo, pará! Estoy saliendo de mis días… tengo un tampón… no podemos hacer nada…

Pero el siguió manoseándome y metiéndome manos por todos lados y la verdad es que yo no podía ni quería resistirme…
Me giró y me hizo acomodar apoyándome sobre una deforme rama de un árbol, me manera que mi cola quedó hacia su lado, levantó mi vestido, bajó mi bombacha y esperé intrigada, los chasquidos de unas nalgadas me excitaron, el pequeño dolor producido por sus palmas en mis cachetes avivaron mis llamas de mujer, lo deseaba pero mi entrada estaba clausurada.
Luego el me sostuvo y mi culito sintió un dedito húmedo acariciándolo, para luego tratar de forzarlo, me contraje por instinto y le reproché:

- Hey! dónde vas?
- Shhhh!!!! relájate…

No me pregunten porque lo dejé seguir, pero al primer dedo le siguió el segundo y ya para cuando quise acordarme el estaba parado a mis espaldas forzando mi esfínter con su duro miembro, al principio dolió, el me daba tiempo para que me fuera aflojando y acostumbrando, era raro, el dolor era placentero. A mis veintiún años me estaban sodomizando y perdía mi virginidad anal, el miedo pasó rápidamente y sentía un raro placer, una rara excitación no lo suficiente para llegar a un orgasmo pero era como si mi concha fuera estimulada desde afuera, mi anillito aún dolía un poco, pero trataba de contraerlo sobre su miembro que no dejaba de forzarlo…

Cuando me dio suficiente vino rápido por el otro lado, con su verga dura, enterrándola en lo profundo de mi boca, lo más adentro que pudo, mi placer era su placer, la sentí hincharse de repente explotando tan profundo que casi no sentí el gusto, solo un líquido viscoso que bajaba por mi garganta camino al estómago, y otro poco, y otro más, la falta de aire me hizo toser obligándome a retirarlo de mi boca…
Me besó dulcemente, me dijo que mi boca tenía sabor a él, eso me encantó. Me ayudó a acomodarme, estaba un tanto desalineada, agitada, con el maquillaje corrido y el culo dolorido, esa noche comprendería que no podría dejarlo.
Días después rompí con Romeo, ya tenía el pasaje y las maletas preparadas, a mi familia nunca les conté el verdadero motivo de mi retorno, y acá estoy, en la carretera, me pregunto que pesará por la cabeza de Facundo cuando se entere por terceros que nuestros secretos ya son cosas del pasado…



Si eres mayor de edad me gustaría saber tu opinión sobre este relato, escríbeme con título ‘AMOR CLANDESTINO’ a [email protected]

Otros relatos eroticos Confesiones

mi madre la puta de mis amigos1

Categoria: Confesiones
Mi Madre, a sus 42 años, es una hembra que está rebuena. Mi Padre, un pobre idiota. Así que una noche decidí darle marcha a ella con mis amigos, mientras mi padre miraba..........
Relato erótico enviado por domo54 el 12 de December de 2008 a las 11:35:56 - Relato porno leído 229417 veces

un negro para mi esposa

Categoria: Confesiones
UN NEGRO PARA MI ESPOSA.

DESPUES DE CAER EN LA RUTINA, CUANDO AFORTUNADAMENTE ME ENTERE DE LAS FANTASIAS DE MI ESPOSA, SUPE QUE NECESITABA UN NEGRO PARA NI ESPOSA
Relato erótico enviado por Anonymous el 30 de March de 2009 a las 23:47:21 - Relato porno leído 172735 veces

mis primas virgenes

Categoria: Confesiones
Nos encontrábamos mi mejor amigo Jhon y yo en una finca con toda su familia de el y la mía pasando las fiestas de Nuevo año
Relato erótico enviado por antonio el 27 de December de 2005 a las 12:20:37 - Relato porno leído 153512 veces

la nueva sirvienta

Categoria: Confesiones
Era un día normal, común y corriente, yo regresaba de la prepa, yo soy un chavo moreno, alto, con buen cuerpo, bien dotado y muy atrevido, no tengo novia y ese día fue uno de los mejores en mi vida
Relato erótico enviado por Anonymous el 29 de August de 2008 a las 13:06:42 - Relato porno leído 151101 veces

por el perreo comence

Categoria: Confesiones
Mi nombre es Alicia, y hasta no hace mucho mi familia, y yo desde luego vivíamos en un retirado pueblo, en el que apenas y nos enterábamos de las noticias, ya que ni tan siquiera llegaba la señal de la Tele. Por lo que cuando nos mudamos a la ciudad, lo que más me impresionó fue el baile del perreo
Relato erótico enviado por Narrador el 04 de June de 2012 a las 23:00:35 - Relato porno leído 107888 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'AMOR CLANDESTINO'
Si te ha gustado AMOR CLANDESTINO vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar AMOR CLANDESTINO. dulces.placeres te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Este relato no tiene comentarios

Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato AMOR CLANDESTINO.
Vota el relato el relato "AMOR CLANDESTINO" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 0
votos: 0

No puedes votar porque no estás registrado

Online porn video at mobile phone


relatos me cogio un taxista gordo y feo y me gustoMi hermana se hace la dormida y me la cojo bienWww.relatoporno.colejialaviolada.comrelatos eroticos mi esposo no sospecha que le pongo cuernosrelatos heroticos de viejos morbosos que les gusttas. jovencitasrelato gay casado deslechadotodorelato violada estando borracharelatos de erika garzadisfrutando ças clases pornoRelatos eroticos, mi madre fué violadarelatos un experto vergon me rompio el culo virgenRelato de una chica muy sexy pase culiando con mi sobrino todo el fin de semana culiamos por toda la casarelatos de papas quitandole su virginidad a sus hijas Leer sus relatosrelatos erotixos de mujeres con paramedicos soy travesti y me coje mi suegro relatorelatos eroticos. como seduje a mi preciosa madrnafotos en bombacha despus de cojersoy la puta del viejito director relatos pornowww.relatos perverti a mi hija menor insesto pornorelatos cortos hijo cojemequitandole los calzones ami mamarelatos wow es enorme yerno lindo pero soy tu suegrarelatos eroticos orurorelatos eroticos lola para no perder la virginidad me encularonrelatos xxx de casadas rescatadas preñadami hermana me exita con su licra pegada relato pornorelatos gay casado me invitan al saunaMisuegro meronpio elculome abuso de mi madre dormida por somníferos relatosRelato y confesiones hola me llamo daiana tengo 17 pantalon tangarelatos erpticos mi hermano todorelatos transexualespornorelato, a la chica le gusta sentarse en las piernasnena muy putita golosa relatos xxxdrogue.ami.suegra.para.follarmela.relatomadres con sus hijos eliterelatosRelatoseroticoSpadreShijaShermana chichona chantaje historiamiujer le gusta las guarrerias relatosatr mi novia es aguantada con vergas grandesque es cuando uno sue0Š9a que mi mejor amigo me besa los labiosmujeres de 18 a 0Å 9os es 0Å 9ado la pusa pornorelatos eroticos de maestras con rabos verdesMaduras cojendodurogratis con la suegra anal escat relatosrelatos pornos d inquilinasrelatos de urologos entre ellos porno-gay bebiendo su lechetenderos de cacheteros xxxver fotos de nujere cojelonarelatos eroticos de jefas maduras cachondas perdiendo el virgorelatos eróticos con los amigos de mí esposo exhibienrelatos eroticos Abriendoles el culo a mis nietesitasmi perro viola a su 0Å 9ada xxx fotoMaduras pulposas en calsasm cojieron.por apuesta relatosfoto porno brutal de mi cu0Š9adarelatos me coji a una viudarelatos eróticos de viejos asquerosos pansones istorcos de videos pongraficos desta semanarelatos eroticos esposa coje con mi hermano www nvideos.comviagra mi hermano relatosrelatos porno un negro con un vergón me rompió el c***Fotos eliterelatos abuelorelato de hermana culiando por despecho con el hermano con fotoRelatos porno maduro le gustas los nenitos gayrelatos de hombres vergones reventado culos sin misericordiarelatos eroticos lycra manoseoasi asi dame verga dame leche. Relatos eroticosrelato tres amigos se cojieeon a mi esposarelatos eroticos en publico exibidarelatos eroticos demi esposo es un borracho y coji con otrorelatos sexuales imaginando qúe soy prostitutarelatos eroticos ya basta no masss no massdescargar porno de llatelarelatos de las nalgas de manacuento erotico pene grueso desgarro vaginalrelatos porno papa rompeme la conchitarelatos erotico de viaje apretadod en un auto bus 100% realRelatos eroticos follando primita de 6 años dormidaEmpiname relatos