Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por avispon6315

Photo
Enviada por dicarlo17

Photo
Enviada por voyeurmidyuc


“Cornudo por Buey” Mi mujer cogida por mi mejor enemigo…. Parte I

Click to this video!
Relato enviado por : cvxxx el 30/03/2011. Lecturas: 30577

etiquetas relato “Cornudo por Buey” Mi mujer cogida por mi mejor enemigo…. Parte I Infidelidades .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
(Ellos cogían, mientras creían que yo dormía…)

Eran gritos memorables, sí, eran los gemidos de mi mujer… ¿Pero cómo era posible que gritara de esa manera…? Mi mujer, era su voz… y se escuchaba hasta la puerta de mi casa, donde yo acababa de llegar, el rechine de la cama… de mi cama… de la cama de mi esposa y yo, aquella que compré cuando nos casamos hace 10 años.



Relato
Eran gritos memorables, sí, eran los gemidos de mi mujer… ¿Pero cómo era posible que gritara de esa manera…? Mi mujer, era su voz… y se escuchaba hasta la puerta de mi casa, donde yo acababa de llegar, el rechine de la cama… de mi cama… de la cama de mi esposa y yo, aquella que compré cuando nos casamos hace 10 años.
Subí corriendo por las escaleras y me detuve en el umbral de mi recamara, la puerta estaba media abierta y los gritos se intensificaron aún más. Lo que vi a continuación me dejó petrificado, casi a punto del colapso.
Mi mujer estaba a cuatro patas arriba de nuestra cama mirando hacia la ventana, yo pude ver el perfil de su rostro sudoroso, desnuda, sus pechos voluptuosos y redondos, con sus pezones largos y oscuros (producto de amamantar a nuestro hijo durante tres años, ahora él tenía 4 años y no me explicaba dónde estaba) se sacudían de adelante hacia atrás, su cabello pelirrojo lo había sujetado en la nuca, y sus grandes caderas estaban siendo sujetadas por un par de manos largas…
Y él… Era Iván…. ¿¡Cómo era posible!? Mi mejor amigo se estaba cogiendo sin ningún tapujo a mi mujer… el tipo al que conocía desde que éramos niños… el que me había bajado a todas mis novias, el que siempre de niño me humillaba y se burlaba de mí por ser de menor estatura que él y un poco más rellenito… pero que aún así se decía ser mi mejor amigo… ¡El que ahora se cogía a mi mujer!
¡Se estaba cogiendo a mi mujer…! Una hermosa mujer de tez blanca, un poco rellenita, pero resaltándole sus enormes senos y unas nalgas de triunfo.
Ella tenía 33 años, y mi amigo y yo teníamos 35…
Iván (mujeriego, pero sin ningún compromiso) era alto, de tez morena pero bien dotado… y al referirme dotado, me refiero a todo, era instructor en un gimnasio, y su cuerpo era grande, con pectorales anchos como sus brazos, y yo a su lado parecía un pobre lagartijo. Era apuesto, claro, y mi mujer, mi bella pelirroja era preciosa también, sobre todo cuando su mirada coqueta, mostrando sus ojos color miel se posaba en cualquier sujeto.
Los veintiún centímetros de arma de Iván (el alguna vez, cuando me confesó que se había cogido a mi última novia, antes de mi mujer, me dijo que su verga le medía 21 cm) se clavaban en la concha de Sandra con una rapidez inimaginable… ninguno de los dos se percató de mi presencia, estaban ardiendo en pasión. Ni si quiera me miraron cuando Iván volteó a Sandra y la colocó de manera (misionera) y ambos comenzaron a besarse como un par de recién casados…
¿Qué diablos era toda esa escena? ¿Por qué no los descubría y despotricaba contra ellos? ¿Por qué esa fiebre que de pronto entró en mi pecho mientras ambos follaban salvajemente, no tenía nada que ver con coraje, sino con excitación? ¿Por qué de pronto mi pene se me puso duro?
Retrocedí en lugar de entrar, y me escondí detrás de la puerta… repentinamente con mi pene erecto, mientras yo me lo acariciaba por arriba del pantalón.
¬¬¬¬¬¬¬—Dame más, papi, dame más… ahhhhhh… siiii, papi, cógeme, cógeme—gritaba mi mujer sin inhibición.
—¡Pídemelo más, putita… suplícame que te siga bombeando, que te siga clavando mi pistola… perrita. ahhhh!
Las cogidas fueron aún más fuertes. Ambos comenzaron a gritar de placer y la cama rechinaba aún con más fuerza, y pese lo humillado que me sentía, a la vez no podía dejar de sentirme excitado.
—¿Dónde quieres mi leche caliente? —le preguntó Iván con voz casi ronca del placer—¿En tu cuevita?
—En mi boca, mi amor, sácate el condón y dámelo en mi boca, no vaya a quedar embarazada y …
Iván soltó una carcajada.
—Tu maridito se pondría contento si supiera que tendría otro hijo…jajajaj, claro, que éste sí llevaría mi sello.
Sandra rió también entre un par de gemidos. Iván se sacó su enorme verga de la vagina de mi esposa y luego quitándose el condón, Sandra se llevó la verga de su macho a la boca, saboreándola con la punta de la lengua cual si fuera un helado, Iván parecía que explotaría, tomó a Sandra de la cabeza y la convirtió en una sumisa mamadora.
—¡Dame tu leche papi, antes de que llegue Roberto!
—¡Jajajaja! No te preocupes por tu cabrón pelele, el muy imbécil debe de estar de limpia botas con su jefe… ya sabes, me contó que le pidió un aumento, (que para cumplir tus caprichitos) y el jefe le dijo que si quería más dinero, tenía que trabajar horas extras… apuesto a que el pendejo de mi “Amiguito” estará más horas fuera de tu casa, mamacita, pero no te apures, que mientras él trabaja, yo te cojo… ahhhh!!!!
Un chorro de líquido espeso golpeó el rostro de mi mujer al tiempo que Iván pegaba un grito ahogado…
—¡Chúpame el pito, puta, chúpamelo! ¡aaaah! ¡Mámameeee!
Desconcertado decidí bajar las escaleras y salir de mi casa… el aire fresco me golpeó… y yo seguía caliente, huyendo de mi propia casa como si yo fuera un ladrón… aunque la palabra cobarde se me hacía mejor definición…
Estuve dando vueltas por la manzana por diez minutos, hasta que sin más decidí volver a casa. Cuando entré, Iván estaba sentado en la sala vestido, y mi mujer recién llegaba de la cocina con un vaso de refresco. Llevaba puesto un pantalón de mezclilla y una blusa blanca muy ajustada. Cuando me vieron entrar ambos se miraron con complicidad y luego observándome sonrieron, Sandra asustada, pero Iván en tono burlón.
—Hola, mi amor, hola Iván—dije por fin.
Sandra se acercó a mí y me besó fugazmente, mientras Iván reía en lo bajo.
—No sabía que estabas aquí—mentí dirigiéndome a mi “amigo”
—Sí, pues la verdad es que vine a intentar arreglar un programa en la computadora de Sandra, ya sabes ¿no?
Era cínico. En mis narices evaluó a mi mujer de arriba a bajo, como si la volviera a desear. Yo fingí no darme cuenta.
—Sí, claro. Eh, y ¿Beto? —pregunté.
—Iván lo llevó a casa de su hermana, ya vez que el sobrino de Iván es muy amiguito de Beto—respondió mi mujer tartamudeando.
Sandra se comportó como si nada hubiera pasado.
Iván se despidió estrechándome su mano y luego me dijo…
—¿Sabes? Todavía falta que le “meta” algo más al aparato de tú mujer, ¿verdad Sandra?
Mi mujer había empalidecido mientras Iván volvía a reír con ironía…
—Espero no te moleste, mi buen Roberto.
—Claro que no—le dije finalmente sintiendo un dolor de estómago—, esta es tu casa y puedes venir cuantas veces quieras. Métele lo que haga falta—dije mirando a mi mujer, en tono frío mientras yo me sentía calentar por dentro.
Iván rió de nuevo.
—Claro. Tú despreocúpate. Sandra nunca se ha quejado—y esta vez se carcajeó—, al contrario, entre más le meto y le meto y le recontra meto (programas) —aclaró con cinismo, como si yo no supiera a lo que él se refería—, ella con mucha más alegría grita…. Diciéndome lo bien que lo hago.
—Debiste de ser informático—dije con sarcasmo.
—Sí. claro—respondió frunciendo el ceño—, me voy. Nos vemos luego, “Sandrita”
En ese instante me giré rumbo al control remoto, total, ya me había despedido, sin embargo, por el reflejo del televisor plasma, vi que a mi espalda Iván besaba a mi mujer con pasión, y luego girándose a mí, me levantaba el tercer dedo de la mano derecha como diciéndome (donde te quepa, cornudo) y se fue.

Al anochecer, Sandra me ofreció el tradicional licuado para dormir bien, y poder despertar perfecto, y la verdad es que funcionaba, todas las mañanas me levantaba con mucha energía.
Cuando Sandra salió a ver si nuestro hijo estaba durmiendo, no pude evitar ir al baño de la recamara y revisar el estante de la basura, allí debería de haber una prueba… ¿Aunque para qué me serviría si no iba a ser capaz de nada? En un testereo se me volteó el vaso con el liquido, al inodoro, y es que estaba tan nervioso que ya no sabía qué mas hacer. Corrí otra vez a la recamara y me acosté dejando el vaso allí, vacío.
—¿Ya te lo Bebiste amor? —me preguntó mi mujer con sorpresa, y luego me besó diciendo que me amaba, ya que últimamente yo llegaba bastante cansado como para poder hacer el amor con ella…
Y ahora entendía porque a ella, ya no le importaba que le metiera mis 16 cm de pene.
No podía dormir, y para acabarla no me había bebido el dichoso licuado para el sueño…. Maldición.
Sin embargo algo extraño me despertó de entre mi sueño…
Sandra se había levantado de mi cama y se había dirigido al baño… decidí no moverme, así duró ella como diez minutos allí dentro, y yo fingí que dormía, hasta que por fin salió, y entre la oscuridad se acercó a mí (olía precioso) y me movió… yo no respondí.
Entonces ella salió de mi recamara y yo me decidí a salir detrás de ella…
¡Traía puesto un sexy babydoll color rojo! Lo distinguí entre la oscuridad y la escasa luz que se proyectaba en la cocina, me escondí arriba de la escalera, donde permanecía oscuro, ella jamás me lograría ver, aunque yo a ella sí…
Los tacones altos rojos también me hicieron ver a una completa prostituta… sexy… hermosa….
Entonces ella fue corriendo hasta la puerta de mi casa y …
¡Ohhh! Iván llegó…
En cuanto éste entró y cerró la puerta, ella se abalanzó a él y comenzaron a besarse mientras él le sobaba las nalgas, gimiendo y agasajándose… como dos locos enamorados.
—¡Rico culo, mami! —dijo él.
—¿Te gusta papi? ‘¡es tuyo…! Cómelo.
Siguieron besándose en el vestíbulo mientras ella gemía…
—¡Estas buenísima! Aaaaah… ¿Y qué? ¿No te dijo nada Roberto porque me encontró en tu casa luego de haberte cogido?
Ella rió.
—¡No! Y ni se imagina que su mejor amigo me coge todas las noches mientras él duerme, y en el día, mientras él trabaja… ¡Y tú y yo nos divertimos juntos mi amor! ¡Te amo…!
—Siii, yo también chiquita… ¡¿Así que siguen funcionando las pastillas disolventes que siempre le damos para que duerma?!
Ambos se carcajearon.
Me sentí el más imbécil del mundo… ¿ellos me dormían? ¿el licuado que Sandra me daba? ¿pero cómo era posible tanto descaro?
—Pues, ven, vamos a ver, no vaya hacer que se despierte—le sugirió ella.
En ese instante me metí corriendo y fingí que dormía.
Escuché que llegaban a la recamara mientras se acariciaban y se decían porquería y media.
Escuchaba lengüetazos, más gemidos, hasta que Sandra le susurró.
—Espera, mi amor, deja ver que Roberto duerma…
Pero al parecer a Iván poco le importaba la sugerencia de Sandra, porque siguieron los gemidos, y yo por un momento tuve ganas de abrir los ojos, aunque finalmente me contuve, de pronto ella se acercaba a mí., me habló y me sacudió, pero yo seguí intacto.
Iván se carcajeó.
—¡Pobre pendejo! —dijo él.
—A veces me da lastima—dijo Sandra, casi al mismo tiempo que pestañeando, vi que ambos se besaban otra vez…
—¿Lastima? —dijo Iván acariciándole las nalgas mientras se las apachurraba y bramaba—¿Por esa cosa que está en tu cama? Jajajaja. A poco no te da morbo ser mi amante… que tú le seas infiel a este puto cornudo…
Ya sabes, él nos mantiene a los dos, simplificando todo, por eso no te has divorciado de él y te has venido conmigo, vamos chiquita, no seas miedosa… así disfrutamos siempre tú y yo…
—¿Y si alguna vez se entera? —dijo Sandra mientras Iván le metía el dedo por la vagina y ella emitía un gritillo.
La pequeña lamparita de noche me permitía observar con un poco de claridad. Ambos se acariciaban a un costado de mi cama.
—¡No se va a enterar! Es un buey cornudo, chiquita… y si así fuera, pues no te preocupes, tu querido marido siempre me ha tenido miedo, él ya sabe que a todas sus novias las he cogido, y eso siempre me hizo sentir más hombre… me encantaba humillarlo, y si él supiera lo cornudo que es, no me quedaría más remedio que romperle la cara a golpes, hasta que acepte ser un pobre sumiso que acate nuestras ordenes… él pagarnos por cogernos tú y yo…
—¡Por eso me encantas, mi amor… ¡Me fascinas y me excitas cuando hablas así!
Algo raro sentía en mi pecho,,, no estaba molesto ni asustado, sino.,… excitado… ¿Por qué?
Mientras se acariciaban él decía.
—¿Y sabes qué? Soy capaz de ahorita despertarlo y decirle todo… sería mejor que fuera nuestro esclavo y nos tenga a los dos como reyes…
—¿Y que le dirías eh, traviesito?
—Pues empezaría por contarle que antes de tu boda con él, yo te abrí el hoyo primero, y que somos amantes desde que ambos eran novios… y que… mmm, todas nuestras cochinaditas que hemos hecho a su espalda, las veces que lo hemos emborrachado para coger en paz, las veces que yo he estado aquí, y mientras él se baña tu y yo nos divertimos juntos…. o cuando lo tiré “accidentalmente “de la moto—rompió en carcajadas—, ¿te acuerdas? Tu marido se torció la pierna, y mientras él gritaba de dolor en el hospital, tú gritabas como perra en celo de placer en esta cama mientras yo te metía mi pito, ¿verdad mami…?
—¡Eres perverso…!—lo apremió ella mientras le sacaba la camisa y le chupaba el cuello y el abdomen…
—¡¿Dices que desde entonces le cuesta trabajo que se le pare su miseria de verga? ! —preguntó él.
—Sí— dijo ella gimiendo. Iván seguía jugando con su dedo dentro de la vagina de Sandra—, yo lo noté… ya no son iguales sus erecciones… ¿estarás contento no, diablillo?
Él se volvió a carcajear.
—Jajajaja. Me alegro, así ya tienes una excusa más para ponerle los cuernos… aunque de todos modos con esa pequeña cosa ¿qué placer puede darte? ¿a que nunca sentiste con él lo mismo que conmigo? ¡Mi pito si te clava mi amor…! Y la de tu puto cornudo no sirve para nada, es un pinche perro…
Riendo burlándose de mí, y luego le dijo:
—O como hoy por ejemplo… ¿Le gustó la sopa de arroz? —rompió en carcajadas Iván una vez más— jajajaja ¿Sabrá que en todas las comidas que tú haces él traga de mis mecos y mis orines?
Jajajajaja.
Se desnudaron mientras mi pene casi reventaba de lo excitado que estaba…
—Mientras tanto cojamos rico… aquí, junto a él, en la camita…
Cerraron la puerta y se lazaron contra la cama y cogieron como salvajes… y en cada envestida él gritaba…
—¡Puto, cornudo…! ¡Mira como me la hecho en tus narices perro de mierda!
Y ella…
—¡Métemela! ¡Mas, más cabronzote! Méteme esa verga grande y jugosa… y échame tus mecos en mi concha… quiero un hijo tuyo, y que mi perro esposo lo mantenga como si fuera de él…
Gritos, gemidos, de vez en cuando sentía que Iván me golpeaba la cara con su verga mientras Sandra reía, luego sentí cómo me pusieron boca abajo e Iván colocaba a Sandra encima de mi espalda cogiendo como perros en celo arriba de mí…
—¡Qué pastillas tan más efectivas! —gritó Iván entre sus embestidas—, ni modo… eres cornudo por buey…
Y se burlaron de mí…
Cogieron por mucho rato, al parecer se bañaron juntos y continuaron manteniendo relaciones sexuales allí en la tina del baño… se escuchaban sus jueguitos, gritos, chupeteos, palabras como “Cógeme” “Papi” “Mássss” “toma perrita” “Chúpamela…” “Ahhh”
Esa noche fue la más larga de mi vida, y a pesar de todo, la más excitante…
No fue la última…
Continuará…. (Ahora soy el perro y esclavo de mi mujer y de su amante)

Otros relatos eroticos Infidelidades

mi compadre me dejo embarazada

Categoria: Infidelidades
Ambos iniciamos a besarnos con toda pasión, con aun más pasión que la primera vez, mientras nos besamos Armando comenzó a tocarme mi zona intima debajo la falda de mi vestido y como consecuencia a esto de inmediato me moje toda, ¡Quiero hacerte el amor! Me dijo suavemente al oído, -Lo sé y también quiero- le conteste.
Relato erótico enviado por putita golosa el 29 de August de 2010 a las 23:31:22 - Relato porno leído 356578 veces

todo por mi hijo

Categoria: Infidelidades
Una madre es capaz de todo por sus hijos, aunque eso conlleve serle infiel a su marido.
Relato erótico enviado por Anonymous el 12 de July de 2009 a las 22:03:27 - Relato porno leído 281532 veces

como me cogi a mi suegra 6

Categoria: Infidelidades
Después de cogermela en secreto, mi mujer me propuso a mi suegra:
Relato erótico enviado por Investigador el 14 de February de 2006 a las 09:24:31 - Relato porno leído 226567 veces
Me coji a Sol la mujer de mi primo, ella tiene 33 años y yo 22, por fin hice realidad mi sueño de follarla en mi propia casa.
Relato erótico enviado por Anonymous el 20 de September de 2012 a las 00:19:51 - Relato porno leído 207198 veces

putas casadas

Categoria: Infidelidades
Relato casi en su totalidad real que demuestra que toda mujer casada es una puta sumisa en potencia
Relato erótico enviado por morboso sadico el 29 de July de 2009 a las 18:09:16 - Relato porno leído 203973 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato '“Cornudo por Buey” Mi mujer cogida por mi mejor enemigo…. Parte I'
Si te ha gustado “Cornudo por Buey” Mi mujer cogida por mi mejor enemigo…. Parte I vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar “Cornudo por Buey” Mi mujer cogida por mi mejor enemigo…. Parte I. cvxxx te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
patrickchise (7 de April de 2011 a las 06:46) dice: opino lo mismo, dejala no seas tarado y ps la puedes demandar ehh y asi no le das dinro y t kdas kn tu hijo, haber si asi el idiota ese sigue kn ella

Anonimo (31 de March de 2011 a las 17:42) dice: mejor atalos a los dos y consiguete un perro q los viole por cagones

caballero1541 (30 de March de 2011 a las 17:10) dice: no mammeeeees que pendejo eres una cosa es que te exitesy otra eso que te hacen no tiene nombre partele su madere a lps dos

renzo69 (30 de March de 2011 a las 14:36) dice: por mas caliente que pongas no lo permitas

TIM_DRAKE11 (30 de March de 2011 a las 06:53) dice: ESPERO QUE AL FINAL MATES A ESE PAR, NO MAMES UNA COSA ES PONERTE LOS CUERNOS Y OTRA COSA MUY DISTINTA ES QUE TE TENGAN ASI MANDALA A LA CHINGADA PERO A BALAZOS O A NAVAJAZOS, EXCITADO ESTAS POR ESO? MIS BOLAS SON LAS EXCITADAS NO SEAS PUÑAL WEY... POR CIERTO MUY BUEN RELATO

el chapito (3 de April de 2011 a las 13:23) dice: eres un pendejo ....... aunque los mates.......

morfeoleono1 (21 de April de 2011 a las 05:36) dice: matalos

cvxxx (11 de April de 2011 a las 20:29) dice: jejejeje Relato chido no?


Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato “Cornudo por Buey” Mi mujer cogida por mi mejor enemigo…. Parte I.
Vota el relato el relato "“Cornudo por Buey” Mi mujer cogida por mi mejor enemigo…. Parte I" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 5
votos: 1

No puedes votar porque no estás registrado

Online porn video at mobile phone


telatos eroticos soy unq mujer nalgona con nalgas enormes y soy infiel cuando mi espso seva de viaje y me gusta hacer ganbangRelato erotico completo de la saga gabriela una adorable mujer casadarelatos drogadictos masculinos entre ellos porno-gay bebiendo su lefaVideo de sexo cachonda mastúrbandose mamadera de clitorís relato entre tio y sobrinarelatis eeoticos con la gorda de mi abuela enfermaViuda sola.Consu consolador relatos eroticosho papa me vuelves loca follame relatos porno de incestorelatos eroticos de madres cojiendo con hijo i la hija eschucha gemidosporno relatos. a mi esposa chantajean por andarrelatos cachondos de gordas de tetas y culo inmensos sodomizadasescuchar relato de travesti pornorelatos eroticos vi como le destrosaban el culo a mi hija narraciones de mujeres q an culiado con ni0Š9os xxx relatos eroticos cholitasXxx espiando a mi hijito relatosrelato mi cunado y su tremenda vergotaperdi la virginidad en una casa abandonada relatos pornoRelatos gays el culito de eladiorelato apuesta perdida dejar q me follenporno sexy madre y el mendigo con gran pollarelatos eroticos gratis sras en oscuro lluviahistorias porno mi marido me encontro enculasa por un viejote relato es la continuaci¨®n de " Cuando tu hermano se hace un hombre"relato erotico la puta del contadorCOGIEND MI CUNADITA,CHIBOLITA,RELATOSrelatos porno d hermano q se cojen a sus hermanas enfiestandolarelatos eroticis de perdi mi virginidadhilo dental amarillo relato eroticome metieron la verga en el transporte publico relatotranxesuales gimen mientras chupan negras vegaEl negrito sobrino de mi esposo relatos xxxme cogio el tenderorelatos de novatocornudo xxxrelato de alguna madre bien puta que le guste emputecer yhacer coger a su hijame cogieron tan duro que me vine muchas veces relato de una infielpenetrme despacito que soy virgen le pedi ami esposa borracha que se dejara cojer por mis amigosvideos porno de "me estas matando hijo de puta"relatos eroticos me equivoque de cuartorelato erótico No señor me duelerelatos de sexo con gordas maduras y pendejoscuento erotico de chicas despechada venezolanarelatos porno de mi amigita del cole quiere tomarse mi semen .relatos eroticos de como me cojieron los presosrelatos de novatocornudo xxxrelatos eroticos se masturban mirandomerelatos eroticos porno por el culo con mi tia y madre nancyvideos culo aviertoy lindorelatos eroticos me encanta tragar semenSandy hizo reventar la verga de su tiorelatos eroticos de esposas ganaderosrelatos sexuales de lesbianas mucamas y patronasbuscador de relatps eroticos mi vecino me rompio el culorelatos eroticos de mi compañera del cole quiere probar mi semen .porno relatos mi maridito es un boludocache:mnc9oiX-eewJ:eqdo.ru/relatos-eroticos/medicos-y-enfermeras/30 mi papá quiere embarazame relatós eroticosrelato erotico la puta del contadorbuscador de relatos eroticos el almacen del pueblosexo entre tio y sobrina en lugares publicos-relatos eroticosmujeres de 18 a 0Å 9os es 0Å 9ado la pusa pornorelatosa mi marido pijudo le gusta oler tangasRelatos eroticos de leggins negrosrelatos eroticos de mujeres de lo que sienten cuando les chupan los pezones y maman las tetasrelatos de culos virgenes destrozados por vergonesrelatos eroticos don pablo el albañilrelatos eroticos de maduras ninfomanas estrenandose el culofotos el marido prostituye asu esposa relatossancho erotikosrelatos esposa puritana ve el pollon descomunal del sobrino y no puede resistirsevirgen eliterelatominimacho insaciable relatos de madurasrelatos vile a mi hija con vestidito de licrarelatos dedesvirguerelatos la putarelatos ay papi cojan me todos tu mi tio y mi hermano con esas gigantes vergasencuentro inesperado relato eroticorelatos porno mi mamá me deja con el tenderorelato mi.novia drogadarelatos el amigo de mi esposo me dio u. cojidonporno relatos. a mi esposa chantajean por andarzoofilia perro de gran verga me agarro a la fuerzaHistorias porno me coji a la enfermera en el pasillo del hospitalrelatos soy casada y quiero que mi perro me coharelatos de esposas imfieles con un negro relatos eroticosmi esposo sissy buscador de relatoschupame la concha papahttp://googleweblight.com/?lite_url=http://eqdo.ru/relatos-de/ni%25C3%25B1a-gordita&ei=Encgf0pp&lc=en-IN&s=1&m=677&host=www.google.co.in&f=1&gl=in&q=Relatos+porno.+Nina+golozaa&ts=1501950451&sig=ALNZjWlNs59zlb66jvUyKg7Iva85RWRpVArelatos eroticos con mascarasrelatos eróticos don ramón y la mujer casada sumida 2relatos eroticos los favores sexuales def mi hijitarelatos eroticos no podìa embarazarmepornos relatos de mi esposa vorachita de rojorelatos reales cuando podamos cojemos yo y. mi hermanaRelato don bralio me rompio la colita