Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por MiguelLaraH

Photo
Enviada por galigul

Photo
Enviada por galigul


DESFILANDO LENCERÍA PARA JORGE Y ALGO MAS

Click to this video!
Relato enviado por : Anonymous el 12/10/2015. Lecturas: 5273

etiquetas relato DESFILANDO LENCERÍA PARA JORGE Y ALGO MAS Gay .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
Jorge era el novio de mi tía Natalia. Nunca imaginé que iba a desfilar frente a él con lencería erótica y que me iba hacer suyo.


Relato
DESFILANDO CON LENCERÍA PARA JORGE Y ALGO MÁS
Había terminado el verano y tenía que regresar a la escuela, eso implicaba dejar la casa de campo para volver a la Ciudad. Esas vacaciones fueron muy intensas y significaron el camino sin retorno de mi sexualidad. Perdí mi virginidad de manera muy bizarra, con tres hombres a la vez, sentí en un instante la brutalidad instintiva que genera el deseo. Podría pensarse que fui ultrajado, que tres adultos torpes y depravados, abusaron de un adolescente de 15 años; pero no, yo lo quería, lo ansiaba, lo busqué deliberadamente y fue lo que esperaba. Gocé, gemí, grité hasta lloré de placer. Luego febrero me brindó la oportunidad de sentirme pleno con un hombre, me entregué a Mario totalmente, fui suyo por un mes, pude besarlo, acariciarlo, sentirlo dentro de mí, beber su simiente, fui su gata, perra, puta, zorra, hembra, fui todo lo que él quiso que fuera. Pero había llegado el final, por lo menos ya no iba a poder disfrutarlo con la frecuencia con que nos encontramos en ese mes. Los cuarenta kilómetros que separan el campo de mi familia con la Ciudad, la escuela y mis actividades extraescolares de danza y teatro, eran valla suficiente para que mis visitas a la chacra, fueran a lo sumo una vez al mes. Además mis idas debían coincidir con que Mario se encontrase en el lugar, ya que solo iba a poder viajar los fines de semana y él estaría la mayoría de las veces de franco, luego, se confirmarían mis tribulaciones, solo pudimos encontrarnos en tres oportunidades.
Pensaba que en la Ciudad me iba a aburrir, que desearía en todo momento estar con Mario, pues como todo joven inexperto, cree que su primer amor es para siempre. Con estas cavilaciones, transcurrió mi primer mes, pero no tuve tiempo de aburrirme, el inicio del cuarto año escolar fue algo novedoso, pues cambiaba de CBU a ciclo de especialización, había más materias que estudiar, eran otros los profesores y también algunos nuevos compañeros.
En septiembre, cumplió diecinueve años mi hermana Marisa, como siempre, mi madre organizó una gran fiesta, concurrieron muchos de nuestros parientes, entre ellos mi tía Natalia, la única que aun no se había casado. Hacía quince años que estaba de novia con Jorge, un solterón empedernido, noviazgo que prolongaría unos doce años más. Y cuando digo “novia” es con todas la letras, Tía Natalia vivía en su casa y Jorge en la de él.
El tenía cuarenta y cinco años, era alto, delgado, atlético, muy agradable, ameno, con mucho mundo y terriblemente seductor. Se dedicaba al comercio mayorista de lencería y medias femeninas de marca, con una amplia zona de alcance en toda la región, con muy buenos ingresos, por ende, gozaba de un holgado pasar económico. Su actividad la desarrollaba en un gran depósito y lo secundaban dos empleadas, una entraba a la mañana, hasta las 14 horas y luego por la tarde lo hacía la otra hasta las 20. Tenía tres muchachos viajantes que recorrían la zona, levantando los pedidos. Yo había estado varias veces en ese lugar, estaba todo muy ordenado y limpio, me fascinaba caminar entre la ropa y en especial estar en el salón donde se guardaban los muestrarios de las prendas, moría por probarlas.
Volviendo a la fiesta de Marisa, mi tía Natalia comenta que Adriana (la empleada de la tarde) estaba a punto de dar a luz, por lo que había pedido licencia de tres meses. En el transcurso de esa conversación, Jorge acota que estaba preocupado pues tenía que buscar una reemplazante y que tenía que ser de mucha confianza. Era muy obsesivo con su actividad y le gustaba que todo se hiciera como él lo dispone.
En un momento de la reunión, Jorge se me acerca y comienza a preguntarme sobre la escuela y mis actividades extraescolares, luego de darle algunos detalles el respecto me pregunta si no quería ocupar transitoriamente el puesto de Adriana; mi primera reacción fue recordarle de todas mis ocupaciones de la tarde, pero él me respondió que no habría problemas, que podía retirarme antes para ir a las clases de danza, teatro y educación física. Le dije que debía consultar a mi madre, respondiéndome que si me gustaba la idea de trabajar con él tres meses, se encargaría de hablar con ella. Le respondí que sí, me miró fijamente y poniendo su mano sobre mi hombro me dijo que era una buena decisión, para seguidamente deslizarla sobre mi cuello y acariciarme levemente la mejilla. Acto seguido se dirigió hasta donde estaba mi madre y le comentó su propuesta, a lo que ella respondió que si yo estaba de acuerdo que no tenía problemas.
Esa noche cuando terminó la fiesta, mi madre me volvió a preguntar si estaba seguro de querer trabajar con Jorge, reiterándole mi respuesta afirmativa.
Una semana después ingresaba a su comercio, rápidamente tuve que aprender las tareas de Adriana quien se quedó unos días para enseñarme, para luego dejarme a cargo. Como se trataba de un negocio de distribución mayorista, todo el trabajo se realizaba a puertas cerradas, pues los clientes hacían sus pedidos telefónicamente y si alguien quería ingresar era atendido primero por un portero con cámara y luego si era necesario se lo hacía pasar. Adriana antes de irse, me comentó que Jorge por la tarde pasaría a primera hora para darme instrucciones y más tarde a verificar que todo se haya hecho correctamente, por lo que me adelantó que iba a estar solo la mayor parte del tiempo. En los hechos eso casi nunca ocurrió, desde el primer día en que quedé al frente, él estuvo casi todas las tardes, controlaba lo que hacía y me ayudaba permanentemente.
En esto de ayudarme advertí que cada vez se ubicaba más cerca de mí, así mientras me explicaba algo ponía sus manos sobre mis hombros, luego las deslizabas fugazmente sobre mi espalda, aumentando la frecuencia de estos gestos, que poco a poco se iban convirtiendo en caricias mas prolongadas, a las que yo me entregaba mansamente. Me agradaba sentir sus manos sobre mis hombros y cuando me acariciaba la espalda, una corriente de calor inundaba mi cuerpo.
Lo que más me gustaba del trabajo era acomodar los muestrarios, controlar sus códigos y precios y luego colocarlos en la caja que retiraban los viajantes para exhibirles a los clientes. Manipular los conjuntos, bodys, camisones, baby doll, etc., sentir el satín, la seda, los encajes, me provocaban un enorme placer; Jorge seguramente advirtió esa circunstancia y me dejaba hacerlo, aunque demorase mucho más tiempo que el necesario para esa tarea. Un día llegó una nueva colección y se puso a controlarla junto a mí, en un momento, toma un baby doll de color rojo y lo presenta sobre mi torso, pidiéndome que me lo pruebe, que quería ver como quedaba puesto. Realmente no esperaba que me propusiera algo así y dudé un instante, pero sin decir palabra me saqué la remera que llevaba y me coloqué la prenda, dejándome el pantalón puesto. Me miró y haciéndome girar elogió como me quedaba y me pidió que me vistiera con los otros modelos, a lo que accedí, uno a uno, los fui probando, a medida que me sacaba y probaba otra prenda, me sentía pleno y mis gestos se volvieron más afeminados. Jorge por su parte, me elogiaba, hacía comentarios sobre la ropa, me la acomodaba, me llevaba frente al espejo y preguntaba que me parecía. Cuando me saqué el último vestido, Jorge adoptó una pose profesional, me dijo que la colección era estupenda y que seguramente iba a ser un éxito en las ventas.
Tres días después del modelaje, estando en el depósito, suena el teléfono, era Jorge, me dijo que tomara un taxi y fuera hasta su casa, que allí me iba a explicar. Salí inmediatamente, subí a un taxi, cuando llegué a su domicilio, el estaba esperándome, al abrir la puerta vi que tenía puesta una bata blanca, con solapas azules, sonaba música suave de fondo, la voz sensual de Diana KRALL envolvía al ambiente.
Ya en el interior de la vivienda, me comentó que había traído otra partida de lencería, que la tenía allí y volteó su vista hacia la mesa del comedor, allí pude observar que estaban los conjuntos. Me invitó a probarlos, agregando que esta vez lo hiciera con las tangas y colaless de cada juego, accedí encantado y en pocos minutos estaba mostrándole mi cola adornada con una tanga con encajes que hacía juego con un camisón corto. Jorge se dirigió a un rincón y de una caja, sacó unas sandalias con tacos aguja para que me las pusiera, diciéndome que quería ver como quedaba con la cola levantada.
Me preguntó si sabía maquillarme, contesté afirmativamente (siempre que podía usaba los cosméticos de mamá y Marisa), me señaló el baño, allí me encontré con un hermoso toilette y sobre su mesada todo lo necesario para maquillarme, pintura, rimmel, delineador, rouge, etc., desde ese lugar le grité que tuviera paciencia, respondiéndome “el tiempo que necesites hermosa” y esas palabras fueron música para mis oídos. Ya sabía cómo terminaría la tarde y el solo pensarlo me excitaba. Terminé de pintarme y salí, él estaba sentado en unos de los sillones del living, su mirada era libidinosa con una pisca de asombro, comenzó a decirme galanterías, “hermosa!!” “Bella!!” “Guau!!”, yo me sonrojaba pero estaba fascinado.
Era la primera vez que caminaba frente a un hombre, en camisón con encajes, tanga y tacos. Todo aumentaba mi excitación, el calor invadía mi cuerpo, ya solo deseaba a Jorge, quería sentirlo. Al exhibir el tercer modelo me pidió que me acercara hasta donde estaba sentado, al aproximarme comenzó a acariciarme la cola, lo hacía muy suavemente, deslizaba su mano sobre mis glúteos y luego bajaba por las piernas, me tomó de las manos y lentamente me hizo sentar a horcajadas sobre él, comenzó a besarme el cuello, sus manos apretaron mis nalgas rodeándome con sus brazos, empezó a morderme el lóbulo de la oreja, apoyó su pelvis contra la mía y sentí que estaba erecto, comencé a frotarme contra él, tomó mi rostro, me miró y besó apasionadamente, sus labios apretaban los míos, su lengua buscó mi lengua y se enredaron en nuestros jugos, desabroché los dos primeros botones de su camisa y besé su pecho, seguí desabrochando, deslizándome hacia abajo y con mi lengua llegué a su ombligo, el acariciaba mi cabeza y la apretaba contra su cuerpo, apoyé mis rodillas en el suelo, desprendí su cinturón, quité el broche del pantalón y bajé la cremallera, comencé a dar mordisquitos al pene que pujaba por salir de su bóxer, lo bajé, comencé a lamer lentamente la verga, descendí al escroto, puse los testículos dentro de mi boca, con la lengua los frotaba, eran grandes, Jorge daba fuertes suspiros, me decía “hermosa”, “divina”, “puta”, volví a su pene lo introduje en mi boca succionándolo fuertemente, haciendo un ruido seco y vacío cuando salía; Jorge me dijo que parara, que se iba a acabar, me hizo incorporar, me levantó en sus brazos y fuimos al dormitorio.
Caí en la cama, él se acostó a mi lado, lo besé y monté sobre él, tomé su pene, estaba duro como una roca, apunté mi cola hacia su miembro y lentamente la bajé, sentía como penetraba su verga en mi ano, comencé a hacer movimientos cortos ascendentes y descendentes, cada vez que descendía me lo introducía más, hasta tenerlo todo adentro, aumenté la intensidad de mis movimientos, me deslizaba hasta casi salir y bajaba cada vez con más fuerza, él por su parte movía su pelvis hacia arriba, hasta que llegamos a un ritmo frenético.
De pronto me tomó con sus dos mano y girándome, apoyó mi cuerpo sobre la cama, quedé boca abajo, desde atrás me tomó de la cintura y me obligó a ponerme en cuatro, me penetraba suavemente, entraba un poco y salía, cada vez más profundo, cuando estuvo todo adentro, comenzó a moverse cadenciosamente, una de sus manos apoyada en mi espalda la altura de la cintura y con la otra me tomaba del pelo, los movimientos fueron en aumento, pronto se convirtieron en topetazos, me gritaba “puta”, “sentí mi pija puta”, “te gusta la verga puta”, yo también gritaba, gemía de placer, le decía que era su perra, su puta, que hiciera lo que quiera conmigo, que me cogiera. En un momento venció mi resistencia y colapsé sobre el colchón, él siguió penetrándome, la fricción de mi pene contra la cama me hizo acabar, fue un orgasmo maravilloso y me derramé sobre las sábanas. Pronto lo escuché gritar a Jorge, sus manos me apretaban, daba gritos cortos y potentes, sentí el calor de su semen en mi interior, sus estertores se fueron apagando, hasta que qué su humanidad se desplomó sobre mí. Se quedó varios minutos encima mío, jadeaba y daba suspiros, era como que se hubiera quedado sin habla, yo estaba pleno, feliz y satisfecho.
Jorge se apartó a un costado, apoyé mi cabeza en su vientre, dormitamos un momento, luego comencé a limpiar su pene con mi lengua, advertí que volvía a poner erecto, lo seguí libando, me acomodé y lo chupé de mil maneras, hasta que el premio llegó, Jorge comenzó a gritar, me tomó de los pelos y sostenía mi cabeza en su pija, su semen invadió mi boca y él me ordenaba, trágalo puta, trágalo!!, por supuesto que fui muy obediente y tomé toda su simiente.
Mis encuentros con Jorge se prolongarán durante tres años, con muchas anécdotas las que contaré en las próximas publicaciones. Besos. Hori.






Otros relatos eroticos Gay

mi padre borracho

Categoria: Gay
Abuse de mi padre borracho … ese día estábamos solos y no pude resistir ver ese cuerpo desnudo que solo pedía ser poseído .
Relato erótico enviado por super8 el 30 de June de 2010 a las 23:10:32 - Relato porno leído 217489 veces

me desvirgo mi primo

Categoria: Gay
Me desvirgó mi primo y amigo del alma
Relato erótico enviado por jorgegu el 01 de February de 2009 a las 19:00:00 - Relato porno leído 188154 veces
CON LA EXCUSA DE RODAR UNA PELICULA PORNO, ME ABRIERON EL ANO EN CANAL, AUNQUE ....... .
Relato erótico enviado por Anonymous el 04 de June de 2008 a las 00:00:00 - Relato porno leído 125858 veces

una desvirgada gay

Categoria: Gay
Entramos al cuarto y empezó todo, él me tomó por detrás y empezó a tocar mis nalgas y me susurraba cosas al oído: ¡eres una puta q aprenderá de mí!, ¡eres mi perra! Y yo se lo confirmaba le dije q seria su perra, el me volteo y quedamos frente a frente, y acercó su boca a la mía, pero mas q besarme su lengua paseaba por mi boca.
Relato erótico enviado por Putitacachonda el 29 de December de 2009 a las 23:34:17 - Relato porno leído 102496 veces

violaciones iii

Categoria: Gay
Aventuras en Paris
Jesús y Pablo marcharon a Paris para poder vender el video. Dejaron a sus tres amigos en una casa que habían alquilado en un pueblo muy pequeño en Huesca. Los dos habían quedado con Pierre, un ejecutivo muy interesado en esta clase de material.
Relato erótico enviado por mena55 el 24 de August de 2008 a las 13:55:00 - Relato porno leído 81521 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'DESFILANDO LENCERÍA PARA JORGE Y ALGO MAS'
Si te ha gustado DESFILANDO LENCERÍA PARA JORGE Y ALGO MAS vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar DESFILANDO LENCERÍA PARA JORGE Y ALGO MAS. te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
jadoy (26 de October de 2015 a las 07:26) dice: Que ricos los nenes en lencería, es un placer muy grandes, darles verguita y lechita.

señoreduardo (12 de October de 2015 a las 21:06) dice: Excelente relato. Muy morboso y bien escrito.


Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato DESFILANDO LENCERÍA PARA JORGE Y ALGO MAS.
Vota el relato el relato "DESFILANDO LENCERÍA PARA JORGE Y ALGO MAS" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 0
votos: 0

No puedes votar porque no estás registrado

Online porn video at mobile phone


relato gay con el chamaco culonsito Relatosxxx la rubia y mecanicofollando ami profesora borracha relato heroticodice mi comadre que eresbun burro metemelarelato me desvirgo el padriano de la boda todo un sementamarinero y la nena d doce año relato pornoRelatos cojiendo a mamam por pllaserrelatos las bragas de mamarelatos eroticos sras nalgonas vestido fiestarelatos eroticos mama te gusta como te culeorelatos sexo madastras falta de vergadescargar videos xxx hermana perdoname pero te voy a cogerrelato.erotico.venezolanorelato hot mi hija inocente se metio una berga en su su culitoporno relatos gay . un macho estrena mi culito y me hace su putitarelatos eroticos mi esposo es paraliticocache:kkihKl-fT8YJ:eqdo.ru/relatos-de/polla-colgando- un estudiante me follo relatos eroticos recatadasrelato mi tia mi esclavarelatos ay papi soy tu hijita chiquita cojeme con tus 25 cm de vrrgarelato como cojerme a mi hermana alejandrarelatos eroticos demi esposo es un borracho y coji con otrorelatos de madres culonas y tet Reltos porno cn gemidosrelatos eroticos-amor filial misteriososmi tia orinando relatoconfesiones deseando a mi tio en vacacionesrelatos pornos por entrar en internet me violaronBer.relatos.eroticos.mecoji.amimama.en.lafiesta.de.miermanarelatos eroticos esposa mientra esposo no esta el compadre la atiendemorrita inocente desvirgada violada gritando por verga gigante relatosver relatos cogiendo a mi hijastra carolina de 22 años es virgenzoofilia perra en celo con doble penetracioonborrachos y borrachas telatos eroticosFotos de los hilos y micro tangas de mi suegrarelatos xxx de pueblos de puebla incesto conmi madreCasada le pone los cuernos a su marido con el jardinero relatos pornosrelatos me cogio un taxista gordo y feo y me gustoRelatos de mujeres lactando y sodomisadasrelatos eroticos arruine mi relacion de pareja por infielrelato gemidos de madrefisting a mujeres relatos y fotoshttp://googleweblight.com/?lite_url=http://eqdo.ru/relatos-de/pendejas-argentinas&ei=jEFeEcvR&lc=es-419&s=1&m=553&host=www.google.com.br&f=1&gl=br&q=Pendejo+me+rompiste+la+cola+relato&ts=1489229971&sig=AJsQQ1C8cdaLA73cMvZZxUMQSNu4HK2JIwSoy estéril relatos eróticosmi hijo con sindrome de down relato eroticosrelatos de pechos con brasiercache:p6P1NKmm9LgJ:eqdo.ru/relatos/eroticos/ficha/mi-padre-se-aprovecho-de-que-estaba-borracha-y-abuso-de-mi-y-me-gusto--con-fo-11592.html madre pegging relatosrelatos se folka a du hija drogadarelatos soy una mujer casada y seduje a mi sobrino para q me cojieta rico hasta por el culorelatos pornos embarace a mi hijarelatos gay el chiquillo nalgon y el viejorelatos eroticos evelin 15[email protected]relatos eroticos compadre te gusta lo que vesfiesta de mascaras filial con mi novia relatoslesbiana masajista de bombachita muchopor.norelatos de hija posa desnuda para exitar a papanuera parida amamanta suegro y cojengrandes y firmes tetas con pezones exquisitosseñora vestido entallado caderas piernotas relatosmujeraxilaspeludasrelatos pornos de mujeres casadas infieles con pendejos en argentinami padrastro tiene laberga enorme interrasial pornorelato mi patrona la viuda pornonenás d doce años enculada x viejo relatorelato de mamar papaya de la suegraesculco la ropa interior xxxMi hermana de 15 con pollerita relatosrelato erotico prostituyo a mi novia albawww relatos eroticos esa nenita de primaria me saco toda la leche.comvideo porno relato tio vergon folla ala sobrinita culona en el sofaRelatos eroticos: Mi mujer hace streptease en una discotecachora jugosa