Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por MiguelLaraH

Photo
Enviada por galigul

Photo
Enviada por galigul


El dueño de mi mujer

Click to this video!
Relato enviado por : vicioso el 21/06/2004. Lecturas: 10672

etiquetas relato El dueño de mi mujer .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
Mi mujer Sandra era trabajadora y servicial, prematura mujer de campo...


Relato
El dueño de mi mujer



Mi mujer se llama Sandra. Hace tres años que estamos casados. La conocí en una fiesta de pueblo. Vivía en un hermoso valle del Norte.

Era chica de aldea. Ayudaba a sus padres a mantener sus bastantes vacas. Era una chica inocente. Me gustó todo de ella, su cabello rubio y liso, dejado sobre su espalda como una ola de luz. Sus enormes tetas y su ancho culo. Pero sobre todo lo educada y reservada que era. Pasados los años sólo puedo decir que soy el auténtico dueño de ella. Siempre acaba haciendo lo que deseo. Desde el primer dia que me la follé hice de ella mi puta en al cama y mi servil criada en casa. El dia que la desvirgué me habia calentado mucho fijándome en las impresionantes tetonas de su madre. No pude evitarlo. Era mi suegra pero me habia puesto como un cañón.

Comencé a pensar en como se dejaría montar esa gordita cada noche. Mi suegro bebía mucho y cada vez que llegaba a casa la tiraba encima de cama y se la follaba como un cerdo. Según comentario de su propia hija, mi mujer.

Agradecí cuando me solicitó ayuda Sandra, ya que asi dejaría de calentarme a lo tonto. Tenía que ayudarla a bajar unas pacas de hierba hasta la cuadra.

Llegamos a la cuadra y le metí mano.- Aquí no, puede bajar mi madre-

Eso lejos de incomodarme todavía me hizo más perseverante. La hice caer entre unas pacas y busqué con mi mano sus bragas. Le aparté sus faldas de mujer mucho más mayor y busqué sus bragas.

Me sorprendí al palparla. La muy cerda llevaba bragas de mujer mayor. Me excitó pensar que serían de su madre. Sandrita se dejó hacer. Se dejó meter mano por todos lados. Dejaba entrever unos suspiros muy contenidos, como respiraciones fuertes pero muy continuadas. No me dijo ‘para’ ni una sola vez. Allí en plena cuadra, sobre el pajar la desvirgué y me la tiré. Mis embestidas aceleraban y ya desde hacia rato la tenía cogida con una mano de su cuello y la otra restregándose con furia por sus tetas. Diosss, me corría en el coño desvirgado de Sandra. Perdí el control y le di una bofetada. Sandrá lejos de quejarse, emitió ahora si un gemidito de niña mimosa. Le di otro, y otro hasta que terminé de gotear mi última gota de leche en su coño.
Aquel dia marcó un antes y un después en nuestra relación. Aquel dia me quedó grabado el hecho de que ella se habia corrido como absoluta perra en el momento en que empecé a darle bofetadas.

Desde entonces siempre he disfrutado de esa aldeana como he querido. La he follado por todos lados y en todos lados. La muy putita se corre enseguida si le propinas dos bofetadas bién fuertes.

Aún asi, la monotonía del matrimonio hizo aparición y ya me la follaba de rutina muchas veces. Me encantaba emborracharme y llegar a casa todo babeante. Despertarla con brusquedad rompiéndole el camisón y sus bragas de vieja, su sujetador de mujer mayor y meterle mi tranca bién al fondo, bién fuerte, con el mismo desprecio que su padre se folla a su madre.

-Así, puerca, gime como una puta, asi... como tu gorda madre... todas las mujeres de esta familia sois unas putas. Y la que más tu hermana pequeña. Asiiii, gime, sólo sirves para esto, Sandra, sólo para que te monte y me saques la leche.

Así me corría en su coño pueblerino. Con desprecio.

No, no bastaba. Quería algo más. Algo más fuerte. Pero por mucho que pensaba no me decidía por nada.

Así pasaron los dias y ya en Verano tocó celebrar su patrón. Allí en su parroquia organizan unas bellas fiestas en pleno campo, en el recinto de la iglesia local.

Fuimos a medianoche, un poco más tarde de lo normal pues no cejé en mi empeño hasta tirármela en la cocina de su casa. Terminado el acto bajamos a la fiesta y aparqué el coche en la parte atrás de la iglesia, en la zona más obscura del recinto.

-No le harán algo al estar aquí en la obscuridad?- Preguntó Sandrita

-No, no creo, no hay casi gente-

Yo ya no deseaba hablar con Sandra, sólo quería tomarme unas copas y charlar con alguien hasta el regreso.

Eso hice, pero no demasiado tiempo, pues casi no había nadie.

Decidimos irnos a eso de las dos de la madrugada.

Casi llegando adonde teniamos aparcado el coche me di cuenta de que no habia pagado la última ronda. –Toma, Sandra, vete primero que voy a pagar esta última ronda, venga enseguida, vale?-

-Como veas... pero no tardes-

Pagada la deuda retorné pronto, pues habia visto desde la fiesta merodear a tres chicos por esa zona.

A unos cinco o seis metros del coche me detuve sorprendido. Mi mujer estaba sentada dentro del coche y apoyados en la ventanilla estaban los tres chicos, con claros rasgos de estar ligando con ella.

Ella sonreía nerviosa, pues no sabía ni defenderse verbalmente. Me vió y su cara se iluminó. Ninguno de los chicos se habia percatado de mi presencia y tras hacerle un gesto a Sandra me arrimé hacia el lado contrario del coche, justo detrás un gran roble.

Sandra miró con auténtica vergüenza pero también con total obediencia. Se escuchó abrir la puerta y uno de los chicos miró desconcertado a sus compañeros y sin pensarlo dos veces entró en el asiento donde estaba Sandra reclinando el asiento. Lo dejó a la distancia justa para que yo pudiese ver su cara y valorar su obediencia. El chico repitó varias miradas complices a sus amigos y con enorme sonrisa de felicidad hizó el ademán de quitarse la polla y la montó. Se la metió de un golpe el muy cabrón. Pude ver el gesto de Sandra cuando notó la polla en su vagina. Cambió el gesto y soltó un leve quejido.

-Que buena está la muy estúpida- Repetía ya con la polla cargada en la mano uno de los chicos que miraba desde afuera del coche. El otro, el más joven, no debía de haber cumplido los trece años, sin embargo tenía una polla gorda y enorme. LA agitaba mientras su tercer amigo bombeaba ya corriéndose dentro de mi mujer Sandra.

-Que puta es esta tia...- Masculló mientras se vaciaba dentro de mi yegua.

El chico salió veloz y se terminó de vestir afuera, mientras entraba el segundo de ellos. Sujetó a Sandra por el pelo y empezó a darle unos cachetes en la cara. Eso puso toda caliente a la boba de Sandra. Se corrió como una vulgar perra con aquel hijo de puta. El muchacho, al darse cuenta no pudo evitar echarle toda la leche a mi mujer. Sorprendiéndome el chico le escupió en plena cara a Sandra y después la obligó a lamerle la mano hasta secar el escupitajo.

Casi no habia salido del coche cuando el más jovencito ya estaba dentro. Se entregó a lamerle las tetonas, que se veían blancas impregnándola de ese aire de mujer analfabeta y vulgar que poseía Sandrita. El chiquillo estaba ansioso por echarle un polvo y se la endiñó con fuerza. Sandra regaló el gemido más alargado al jovencito. El primero que se la folló volvía a menear su polla con fuerza y cogiendo a mi mujer del pelo por laventanilla la retorció hasta hacerle daño y en una postura retorcida le empjó la polla adentro de la boca de Sandrita. Esta se la mamó aún doliéndose de su espalda y su cuello. –Te gustan jovencitos, eh, puta de mierda... Si puedes ser su madre, asuquerosa de mierda...-

Sin duda pensaban que tenía unos treinta años y ni siquiera habia cumplido los 25. El jovencito empezó a quejarse como un niño que era y se vació en el coño de Sandrita, que ya estaba corriéndose de nuevo. Al darse cuenta, los dos de afuera aceleraron sus pajas y entre esclamaciones insultantes se corrieron en la boca de Sandra. Se turnaron hasta que le llenaron la boca de leche.

-Eh, tios, vámonos...-Se apresuró decir el que pareció ser el cabecilla.

Antes se giró y le soltó una ostia a mi mujer.

-Cómete esa leche y lárgate, estúpida!-

Estaba muy excitado y no pude evitarlo. Monté a Sandra y le eché un polvo en ese mismo asiento. Me volví loco completamente. LA morreé a pesar del sabor de su saliva a la leche de los asaltantes y me corrí dentro de ella esta vez besándola apasionadamente. Sandra se habia corrido de nuevo y suspiraba toda entregada debajo de mi cuerpo, debajo del hombre que sin duda era El dueño de mi mujer.

Otros relatos eroticos Intercambios

... Que afortunado eres, Andrea esta buenísima, tiene un culote que provoca metérselo...
Relato erótico enviado por Anonymous el 02 de April de 2013 a las 00:00:40 - Relato porno leído 205690 veces
mmmmm mi vecino me hizo suya y me fascino su verga
Relato erótico enviado por gueritacoketas el 25 de November de 2008 a las 10:08:01 - Relato porno leído 174191 veces

intercambio con mi compadre

Categoria: Intercambios
como empezamos a exitarnos tanto mi esposa como yo con los compadres y como terminamos
Relato erótico enviado por Anonymous el 06 de December de 2008 a las 00:17:48 - Relato porno leído 116918 veces

la puta de mi comadre y mi esposa

Categoria: Intercambios
yo le metia la verga en el culo una otra ves mientras ella le mamaba la verga ami compadre como una puta desesperada por momentos ella dejaba de mamarle la verga ami compadre por que el ya estaba a punto de venirse para luego mamarle el queso humedo y rojo de mi esposa
Relato erótico enviado por Anonymous el 24 de February de 2010 a las 00:07:43 - Relato porno leído 106721 veces

perfidia e incesto

Categoria: Intercambios
En una playa paradisíaca dos hermanos se hacen pasar por swingers.
Relato erótico enviado por Anonymous el 24 de April de 2006 a las 18:52:49 - Relato porno leído 74704 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'El dueño de mi mujer'
Si te ha gustado El dueño de mi mujer vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar El dueño de mi mujer. vicioso te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
indefinido (31 de October de 2013 a las 21:49) dice: Me encantop el relato y las palabras conque esta expresado


Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato El dueño de mi mujer.
Vota el relato el relato "El dueño de mi mujer" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 1
votos: 1

No puedes votar porque no estás registrado

Online porn video at mobile phone


Reltos porno cn gemidosnuera parida amamanta suegro y cojenen leggis con mama . relatos xxxuna adorable mujer casada es follada en su propia cama por ese viejo mecanico relatos eroticosRelatos pornos de ninitas chiquitas que ricas son las colegialesLo mejor en historias calientes mi vecina de la tienda insatisfecharelatos gay llevo a mi hijita con el tenderoporque estas mojada mujer relato pornorelatos xxx.encontre a mi mujer con otro y me diborcieme desvirgo en una iglesia relatoLa Mujer Más Fiel Del Mundo 2 relatos eroticosRelats desvirgado en la carcel perurelato cogeme como a una puta tiorelatos eróticos cachifa después de la fiestalactando y me la faje relatosrelatos erotico para mojarlectura erotica porno hijastra prima morenarelatode suegros borachos follando con nuerasmi cu#ado viene a casa relatosme enamore de mi hijastra eroticasecretos lesbicos incestososrelatos eroticosJovenes y calienteswwwrelato tuve sexo con el jefe de mi esposo.comXxx espiando en el baño a mi hija relatosincestos reles que de verdad pasaron en el mundorelatos mi novio me hace hasta orinarme de las cogidasvideo de porno con mi suegra ricas blanka y formaditas con rico cuerpoRelatoporno mi suegra se mete en mi cama y yo me muevo como si la follaraHistorias...me puse un camison para exitar a mi hijorelatos de vecinitas buscan que las enculenbuscador de relatos eroticos entre tias y sobrinos de doce añosrelatos no consentido vecino Diannarelatos mi madre atada calzando sandaliaslamiendote toda relatosrelatos realice un trio con mi marido y me gusto el pene del otromi primito pequeñito en mi casa relatosrelatos eroticos haciendose la dificilcachorrita yurirelatos eroticos esposa consentida trio www nvideos.comoliendo calzones demadura relatosrelatos pornos decuñadas analRelatos lliro my tia cuando le mety la verga por el culo virgenrelatos mi tia mariarelatos mi tia mariani~as porno ense~andoles a coger relatosrelatos eroticos alumna profesor casadorelatos eroticos mujeres con la cuca peluda sudada y ediondarelatos eroticos inexperta en infidelidadesrelatos cachondos conmi hermana 2amigosyo y mi hijo jugando luchitas relato eroticorelatos de sexo con fotos familia incesuosa 04relatos zoofilia - mi papá adoptó todos los perrosrelatos eroticos la vendedora de caramelos ivrelatos eroticosinfidelidades con obrerosmis 4 alumnas segunda parteMe coji a mi tia por aberse emborrachadofollando desenfrenado con camioneropartos eroticosRelatos de amas de casas insatisfechaschantajean a mi esposa por andar de bares relato pornorelatps eeoticos sandy la culoncita iso reventar la polla de su tiorelatos pornos me garche a la putita de mi compradre amigo parientela espisa del vecino me dejo estrenarle la colita relatoschimpancé mi esposa relatosuegra le abri el culo borracha eroticose cojen ami esposarelatos con fotosrelato mi hijastro m chantajeauna bella normal mujer y su tio 7relatos anales incesstuosos con imagenes a hijatrasVer relatos eroticos de le rompi el culo a una señora madura muy decenterelatos por inocente un payaso me desvirgovideos madre relatos.reales donde la madre se calienta de tal forma qe simula estar dormida par que joven la coga muy ricoinocencia perdida colegialas de primariase la chupeami sobrinoReltos porno cn gemidosrelatos porno al tendero le gusta mi culocuento mi historia cuando el hijo de padrasto me espiorelatos eróticos tú y tú mamá ahora son mis putas