Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por rmgp67

Photo
Enviada por JSofi090

Photo
Enviada por dicarlo17


El inesperado carpintero ( CON fotos)

Click to this video!
bareta Relato enviado por : bareta el 20/05/2015. Lecturas: 7046

etiquetas relato El inesperado carpintero ( CON fotos) Familiares .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
Inesperadamente, tras follarme un carpintero, hacemos trio con mi hermana


Relato
El que mis padres regresaran a muy altas horas de la noche, a mi hermana Rocío de 17 años y a mí de 15, nos dejaba tras el regresar de la escuela, todas las tardes a solas, con lo que nos habíamos vuelto libertinas y desenfrenadas, ambas estábamos consientes que la otra, ya había abierto sus piernitas por lo menos un par de veces, por lo que no era difícil espiar a mi hermana, cachondeándose con su novio en la casa y dando lugar a que me pusiera caliente y ganosa. Un día, mientras yo dedeaba mi hinchado chochito y observando oculta cómo chupaban el de Rocío, esperando ver como se la parchaban, me desilusionó escucharla decir repentinamente:
-Mejor en otro lado, vaya a salir Alma y nos vea cogiendo.
Al cerrarse la puerta, mi cuerpo tembló y agité fervorosamente mi dedo, emitiendo libremente plácidos sollozos y dejando mi mano mojada con los fluidos de mi leve orgasmo, queriendo disfrutar más, me interrumpió el timbre de la puerta, molesta la abrí diciendo:
-¡Carajo Rocío, por qué no cargas tus pinches llav… eeees!
Frente a mí, estaba un musculoso hombre de 22 o 23 años, sorprendido por mi recepción, dejó en el suelo una caja con herramienta y dijo sonriente:
-¡Solo vengo a componer el barandal de la escalera!
Aún con excesiva calentura, le di la mano saludándolo y respondiendo:
-¡Ha sí!, mi papá dijo que iba a venir alguien a eso.
Al soltarme, miró el pegajoso néctar con el que estúpidamente lo había embarrado, sonrojada por mi tarugada, lo hice pasar y le mostré el desperfecto, no quería ni verlo al comenzar a trabajar, pero el temor de que se perdiera algo, me hizo sentar en un escalón a media escalera y observar displicentemente su labor, sin percatarme que mi corta falda permitía verme todo, por lo que dijo:
-¡Mira niña, si quieres seguir en lo que estabas, no te preocupes, no tardo mucho en la reparación!
Airadamente contesté:
-¡No soy una niña!, ¿Cuánto vas a tardarte?
Olisqueó su mano diciendo:
-¡Sí, es cierto!, no eres una niña, ¡Me consta por lo que me untaste!, y si fueras más grande, ¡Mucho, para seguir viéndote todo!
Inmediatamente estiré los pies sobre los escalones, hundí la falda entre mis muslos, ruborizada y viendo el bulto que se hacía en su bragueta, cuestioné:
-¿Qué veías?
Volvió a sonreír, me miró fijamente y respondió:
-Haber, me imagino que hace tres años que puse esta chingadera (señaló el barandal), me cogí a tu hermana, ¿Tienes una más grande, verdad?
Asombrada, afirmé con la cabeza y él continuó:
-Tú estás igual que ella, ¡Ganosa y buena!, ¿También quieres coger?
Sus palabras me sorprendieron, la idea de tener una verga adentro me entusiasmó y sin decir nada, encogí los pies, separé las rodillas, apoyando los codos en el siguiente escalón, eché la cabeza hacia atrás, cerré los ojos y me recosté en la escalera, sin verlo, sentí levantar mi falda y que sus manos recorrían suavemente mis muslos hasta mis nalgas, al notar que comenzaba a jalar los manchados calzones, me estremecí y levanté mi trasero para colaborar en su acción, apartó más mis piernas y teniendo completamente expuesto mi conejo, pasó lentamente su mano a lo largo de tamal, murmurando:
-¿Ya te aflojaron?
-¡Siiiii, yaaaaal, gemí sintiendo deliciosamente el mimo.
Sus dedos separaron la melena del tupido conejo y su boca se pegó a mi rajada ensalivándola sus labios jalonearon mi clítoris y su lengua picoteó mi chocho dilatándolo, yo estaba enardecida, y meneaba levemente el trasero, cuando deslizó su cuerpo sobre el mío estirando sus brazos junto a mi cabeza, el contacto de su endurecido pito en mi yoyo, me alarmó, lo sentí extrañamente gordo, pero no tuve oportunidad de oponerme, el primer empujón, me hizo abrir los ojos y exclamar:
-¡Aaaaaay gueeeeey, no chingues, está muy choncho!
Jugueteando en la entrada, para amoldarme a su grosor, dijo:
¿Te gusta?
Con la delicia que estaba sintiendo, gemí:
-¡Siiiiiiiiiiiiiiiiii, dámelo!
Sus pausados empujones, me obligaron a apretar los ojos y emitir leves –Auuuch, auuuuch, auuuch-, hasta que sus greñas se enredaron con las mías, indicando que me lo había hundido hasta el fondo, con la respiración agitada abrí los ojos, él observando mi afligida expresión, indicó:
-¡Ya te lo tragaste todo!, ¿quieres que lo saque?
-No, no, cógeme!
Con leves, alargadas y ricas fricciones, al iniciar su saca y mete, escuché:
-¿Así le gusta a la pequeña putita?
Sin hacer caso a todas sus palabras, sollocé:
-¡Sí, sí, así, así dámelo!
Al hacer sus raspones más enérgicos, lo abracé del cuello y mi boca buscó sus labios, en el vehemente beso, mi cuerpo vibró y con fuertes contracciones, me provocó un ahogado orgasmo, instantes después, se zafó y me giró, me acomodó en la escalera, con los brazos cruzados en un escalón, la cara en el siguiente y con mis piernas estiradas en otro, en una extraña y rara forma, me dejó de a cañoncito con todo el trasero expuesto. Aunque me agradó, me quedé pasmada cuando chupó mi culo, iba a objetar, pero bajó su rostro paladeando el salido néctar de mi biscocho, separó mis nalgas y acopló nuevamente su camote en mi ganoso chango, con dos embestidas, me lo volví a engullir todo, sus ataques me enajenaron hasta que plácidamente gemí:
-hay cabrón, haaaaay cabrón, me ven…, me ven…, gooooooooooooooooooooooo-, mi potente explosión interna, estimuló que él se estremeciera y sacara repentinamente su pájaro de mi vaina y recibí los fuertes y cálidos chorros de mocos sobre mis nalgas, dejé que terminara y me volvía a recostar en la escalera, contemplando su agitación y el colosal chorizo que me había metido, me enderecé un poco y alcancé a meterlo entre mis labios, sin dejarlo decaer, se lo mamé durante un rato, hasta que me llenó la boca de leche, luego me hizo parar frente a él varios escalones más arriba y desabrochando mi blusa, dijo:
-Lo único que me falta por chupar son tus chiches.
Me las chupó y oprimió unos minutos, luego, dándome un tierno beso en la boca, se puso a trabajar como si nada hubiera ocurrido, yo, levanté mis calzones, me los coloqué y me volví a sentar despatarrada en la escalera a observar su labor, agradeciendo mentalmente la fabulosa cogida.
Estaba juntando su herramienta, cuando entró Rocío, que asombrada, dijo:
-¿Tú eres el que venía a componer el pasamano?
-¡Sí!, ¿algún problema?
-¡No, no!, de haber sabido… ¡Alma, vete al cuarto!, espetó mi hermana.
Riendo, burlonamente le pregunté:
-¿Y tu novio?, ¡Que!, ¿Ya no te hizo nada?
-¡Dije que te subas al cuarto!, insistió.
-Huuuujule, ¡solo te dejó caliente tu “peor es nada” y quieres que este guey te dé lo mismo que hace….. ¿Cuántos años dijiste?
-¡Ya carajo!, me dijo Rocío, y dirigiéndose al tipo, continuó:
-¡Y tú!, ¿Qué milagro?
El hombre, descaradamente la abrazó, le dio un beso en la mejilla y algo susurró al oído, Rocío, animada dijo:
-¡Sí, pero deja llevar a mi hermana a su cuarto!
Rápidamente me paré y desde las escaleras farfullé:
-Ha chingá, ¡Me acaba de parchar a mí, tú le vas a abrir la patas y me quieres mandar a la recámara!, ¡Ni madres, me quedo!
Ante el sobresalto de mi hermana, el tipo me sonrió y mirando a Roció dijo pausadamente:
-¡Es cierto!, ¡pero si coges mientras te ve tu hermana vas a sentir más rico!
Desconcertada, Rocío no objetó cuando el hombre besó su boca, levantando su blusa y sostén, comenzando a acariciar sus descubiertas chiches, luego la llevó a la sala y la recostó en el sillón largo, yo ya no podía ver nada y baje las escaleras ágilmente, me paré en la sala sin que mi hermana lograra verme, él ya había desabrochado el pantalón y comenzado a bajar los jeans, cuando Rocío, sujetó sus manos diciendo:
-¡No, es que…, mi hermana…!
El hombre, sin hacer caso, terminó de quitar el pantalón de Rocío, descubriendo el minúsculo triángulo, de la tanga que escasamente cubría, su panocha, la acarició suavemente y dijo:
-¡Ves, andas fogosa y estás bien mojadita!
-No Abel, no quiero que Alma…
¡Bueno!, por lo menos ya sabía cómo se llamaba el tipo que me había bombeado y estaba a punto de follar con mi hermana, sonriendo, observé que con un pie en el sillón, Abel se bajaba la bragueta y sacaba el enorme chóstomo bien parado, mostrándoselo a Rocío, que ella rápidamente comenzó a mamar, mientras él acababa de retirar su ropa superior.
Con el espectáculo, yo ya me había calentado, ellos estaban completamente desvestidos, mi hermana con una pierna sobre el sillón y la otra colgando al suelo, Abel alejándose tras ensalivarle la concha, se irguió, nos miró a ambas y me dijo:
-¡Ven, quítate la ropa!
No me lo pidió dos veces, ante el estupor de Rocío, me paré junto a ellos encuerada, Abel levantó a mi hermana y nos hizo poner espalda con espalda, y deslizó sus manos por cada cuerpo desde el cuello hasta nuestra almeja, diciendo:
-¡Todo está igualito, la única diferencia son sus coños, uno greñudo y el otro pelón!, ¡pero ambos deliciosos!
Acostó a Rocío boca arriba en la alfombra, separó sus piernas y se acomodó entre ellas, un leve brinco de mi hermana, denotó que ya se la había metido y Abel se empezó a menear lentamente entre apacibles gemidos de ella, luego él me dijo:
-¡Híncate aquí y déjame chupar tus melones!
Me arrodillé sobre la cara de mi hermana, notando los suaves mordiscos de Abel sobre mis tetas, súbitamente, sentí que Rocío me mamaba el húmedo yoyo, enardecida por la deliciosa experiencia, vi que Abel se zafaba de Rocío, haciéndose a un lado, me inclinó sobre mi hermana, dejando su depilado sonrojado y empapado bombón ante mis ojos y se lo comencé a chupar, Abel observó nuestro filial 69, hasta que ambas nos corrimos, luego nos caomodó arrodilladas una al lado de la otra y nos hizo recargar la cara en la alfombra, con los dos traseros a su disposición, sus dedos nos provocaron deliciosos orgasmos, y mientras a mí me continuaba dedeando, se abrochó a Roció por el coño, hasta que los fuertes empujones la hicieron berrear con otro potente orgasmo, instantes después la soltó y acomodándose detrás de mí, me sujeto de las cintura y de un poderoso y certero empellón, abrió mi culo y solté un fuerte y lastimero aullido –Nooooooooooo, gueeeeeeeeeey, por ahí noooooooooooo-, pero ya me había inaugurado por atrás, Rocío al ver salir lágrimas de mis ojos, acarició mis cabellos y dijo:
-¿Por ahí nunca te…?
-¡Noooo, nuuuunca!, sollocé.
¡Tranquiiiiiila putita, ahora las dos lo han tenido en todos sus agujeros!, dijo Abel.
El dolor disminuyó sin desaparecer, instantes después, recibí una fuerte andanada de crema, que inesperadamente interrumpió, al sacar su longaniza y meterla también en el culo de Roció, que se la engulló tranquilamente, hasta dejarla completamente exprimida.
Boca abajo, agotada, adolorida y sin querer moverme, me percaté que Rocío estaba con los ojos cerrados hacia el techo, con piernas y brazos extendidos y que Abel, colocaba un cojín de la sala bajo su trasero, se montaba en ella y se la volvía a joder.
Completamente desguanzadas, vimos vestirse a Abel, reunir sus cosas y salir de casa, Rocío me miró tímidamente y cuestionó:
-¿De veras ya ye había parchado?
-Sí, me lo metió en las escaleras.
-¿En las escaleras?
-Ajá, y sentí delicioso.
-¿Se descargó en tu vagina?
-¡No!, hace rato sobre mi trasero, ahorita si se vació en mi culo. ¿A ti?
-Pues lo que le faltó dejarte atrás, lo dejó en mi asterisco, pero aguantó otra corrida y mira donde la soltó.
Me enderecé leve y trabajosamente, al verle el vientre y el ombligo lleno del espeso líquido, sonreí, diciendo
-¿Quieres que te lo quite?
-¡Ya vas!


Al llegar mis padres y revisar el barandal, mi padre dijo vagamente:
-¡Qué raro, no pasó a cobrar!, pero parece que hizo un buen trabajo, ¿no?
En cómplice mirada conmigo, Rocío dijo sonriente:
-Sí, para nuestro gusto ¡Excelente!

No sé si Roció volvió a ver a Abel, yo, jamás, pero la experiencia que nos hizo pasar, la repetimos varias veces, ya fuera solas o con alguno amigo de cualquiera de las dos.

Atención:
El día 14/05/2015 BARETA envió el relato “Mi resignación tuvo premio”, el cual está adjudicado a ANONYMOUS.
¡Qué pasooooooooooo!



Otros relatos eroticos Familiares

Hola a todos:
Les voy a contar esta historia de lo que me increíblemente me paso, fui seducido lentamente por mi hijastra de 9 años.
Relato erótico enviado por BIGDIK el 23 de May de 2005 a las 23:11:25 - Relato porno leído 535658 veces
Los juegos que jugamos......
Relato erótico enviado por BIGDIK el 25 de May de 2005 a las 12:34:09 - Relato porno leído 299739 veces

mi suegro me penetra

Categoria: Familiares
Aprovecho unas vacaciones de mis suegros para follarmelo.
Relato erótico enviado por Anonymous el 25 de July de 2005 a las 00:00:00 - Relato porno leído 236306 veces
Mi Abuelo me estreno y me hizo Mujercito……….
Relato erótico enviado por GERARDAPUTA el 21 de October de 2011 a las 22:28:26 - Relato porno leído 225931 veces
A partir de ese momento ya no pude ver a mi sobrino como tal, sino ya lo veía como un hombre que deseaba cogerme sin control, a cada oportunidad que mi sobrino tenia lo aprovechaba para ver mi cuerpo, esto era cuando me cambiaba, bañaba, entre muchos otros momentos que tenia para verme y lo más lascivo era que yo no hacía nada para evitar que me viera, al contrario cada vez que me bañaba dejaba la puerta abierta para que me viera y así en la ducha con la certeza que me estaba viendo yo hacía movimientos sensuales e incluso con el pretexto de lavarme mi zona intima yo me la tocaba con tanta sensualidad que sin duda sabia que él tenía su pene bien erecto desde donde estaba viéndome.
Relato erótico enviado por putita golosa el 27 de July de 2010 a las 23:14:27 - Relato porno leído 205609 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'El inesperado carpintero ( CON fotos)'
Si te ha gustado El inesperado carpintero ( CON fotos) vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar El inesperado carpintero ( CON fotos). bareta te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Este relato no tiene comentarios

Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato El inesperado carpintero ( CON fotos).
Vota el relato el relato "El inesperado carpintero ( CON fotos)" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 0
votos: 0

No puedes votar porque no estás registrado

Online porn video at mobile phone


lemeti asta las bolas ami pequeña chibolame cogio el dueño de casa relatos eroticosrelatosa mi marido pijudo le gusta oler tangaswww.sexorelato mi esposa me pone los cuernosrelato erotico de mi hermana yesi y yoeliterelatos bisexbuscador de relatps eroticos mi vecino me rompio el culorelatos porno cholitas bolivianas tabuque rica cojida me acomodo mi compadrerelatos porno de mi madre monica 16vendi a mi novia y la abotonaron relatos xxxrelatos zoofilicoa xzzrelato erotico de curanderohombres bergones asiendo eyacular mujetes fren de su maridose bajo la bragueta y sacó su verga relatosRelAtoseroticoshijasrelatos eroticos dominada por mi tia relatos porno de amor filial mira mami que caliente estoyxxx relatos follando con mi mama incesto en cochabambaesther y el negro mis relatos xxxrelatosde como se la follan ala borracha inconcientchica bonitas ense0Š9ando las bragasrelatos xxx de nueras haciendo pajas cubanasRelato de jobensita sin querer su perro la sorprendio y la cojionenitasllenasemenmujeres nicas en cachetero mojadosrelatos eroticosJovenes y calientesrelato eroti toma x puta aiiii pijudorelatoseroticos  relato de la mama de mi amigo madura de mi jefe con vestido corto mmm que rico me corro mmmxxx pillado oliendo bragas relatosrelatos inocente nena desvirgada por un santurronrelatos gay el negro manuel me desvirgohistorias xxx la seduccion de mi comadrerelato mi jefa mi esclava pornorelatos gay con abuelos en la selvarelatos las nalgas de mi cuñadarelato mamar verga mamar pito perrita cogelonacuentos erocticos de jovencitas ardida por pene granderelatos de sexo con cu#adasrelato porno mujer leda por el culo a su cu%ado a escondidaelirelato vecina con fotorelatos eroticos mmm mas metela en mi culito toda mmmm a mis 16 hija y padrerelatos peques desviqgadas incestoJovencitas en tanga de hilo dental con abertura entre las piernasrelato erotici de chaparrita nslgonarelaro de tia enpinada y cojiendo vien ricoRelatos eroticos de cristina y don tito...la kieres preñarmi vecinita de enfrente pendejita relatos eroticoshermana cocaina relato pornorelatos filial al verla en panty se me parohermana chichona chantaje historiami mejor cogida con max . relatos erle pedi a mi esposa que se emborrachan para cogerla entre variosrelatos eroticos amorfiliar padre ehporque estas mojada mujer relato pornomi hijo tiene una pija enorme quiero que me ls pomga por el vulo telatosrelatos el diario de un joven salido 4relatos heroticos sentada en su cararelato herotico la muchacha dela paleteriARelatos pornos con la esposa de mi coronel y su hijarelatos eroticos de mi sirvienta es untransexual muy jovencita y le metio el pene a mi esposorelatos mi hermano se tomo un viagraMi madre puta y mis amigos del equipo relatos eroticosbuscador,relatos,panzonarelatos eróticos feroz violación analLas calientes vivencias de las nietas de Doña Juanita tpdos los capítulosrelatos entre hermano con polla grande y madre en minifalda y hrelatos mujer desesperada perro vagabundos zoofiliarelatosxxx estoy bien chichona y nalgona relatos eroticos brujo curanderoXxx Relatos De Mi Prima Lorena Con Mi PrimoRELATOS VIEJOS CON POLLAS ENORME GRUESAS CABEZONASLe hicieron un gambang a mi esposa por inocente relatos eroticoscomo embaraze ami comadrechantajeada luego de ser vista follando relatos eroticosme cogio el dueño de casa relatos eroticosle rebientan el culo amy mama relatosrelatos eroticos dominada por mi tia como paga la viuda las deudas de su marido relatos pornorelatos ay papi quiero verga de toda la familiahistorias eroticas sadicas de mujeres torturadasrelatos pornos de mi vecino me cojio en una mata de mangoRelatos mi esposa esta amamantando y deja que mi hijo grande le mame los pehos xxxRelatos eroticos: Mi mujer hace un streptease en una discotecarelatos eroticos el viejo cogelonrelatos eroticos lesbicos fui al bolinche y la encontreSandy hizo reventar la verga de su tiorelatos eroticos tia en calzRelatos eroticos desvirgadas por albañilesRelatos eroticos de la psicologa y mi esposapitofasil xlxxrelato erótico No señor me duele