Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por cuentoscalientes

Photo
Enviada por galigul

Photo
Enviada por cuentoscalientes


El joven macarrilla, me seduce y termina llevándome a su casa. 3ª parte.


Relato enviado por : danisampedro91 el 31/01/2018. Lecturas: 235

etiquetas relato El joven macarrilla, me seduce y termina llevándome a su casa. 3ª parte. Gay .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
Cuando llegamos a Santa Cruz; es un pueblecito de la costa coruñesa, que no debe estar a más de 10 Km. de La Coruña, tiene un Castillo (castillo de Santa Cruz) y dicha parroquia, pertenece al ayuntamiento de Oleiros; pues nada más llegar, nos llevó a su casa, donde dejó la bolsa que traía, comimos algo, y antes de irnos de fiesta, llevó al perro que tenía, y que tan efusivamente nos había saludado cuando entramos en la casa; era un Labrador blanco; a dar una vuelta y luego dejarle agua y comida, mientras nosotros nos íbamos de fiesta por el pueblecito.


Relato
Cuando llegamos a Santa Cruz; es un pueblecito de la costa coruñesa, que no debe estar a más de 10 Km. de La Coruña, tiene un Castillo (castillo de Santa Cruz) y dicha parroquia, pertenece al ayuntamiento de Oleiros; pues nada más llegar, nos llevó a su casa, donde dejó la bolsa que traía, comimos algo, y antes de irnos de fiesta, llevó al perro que tenía, y que tan efusivamente nos había saludado cuando entramos en la casa; era un Labrador blanco; a dar una vuelta y luego dejarle agua y comida, mientras nosotros nos íbamos de fiesta por el pueblecito.




Lo llevó; o mejor dicho nos llevó; a un parque natural que hay en Santa Cruz, y que llega hasta la playa de Bastiagueiro. En dicho parque, es una zona donde hay cruising, o cancaneo, después de ciertas horas. Vamos cuando la gente que va a pasear o tomar el sol, se va marchando; por lo que pude ver, y lo que nos enseñó el viejo, mientras paseábamos al perro, hay sitios para hacer de todo; de hecho, se hacen, e hicimos.



Después de haber dado un buen paseo al perro, habiendo visto prácticamente todo el parque; viendo lugares estupendos para ser follado, y por lo poco que pude observar, allí había movimiento de gente en busca de aventuras con tal fin; nos fuimos a casa del viejo, la cual no quedaba lejos, ya que estaba pegada a dicho parque, donde se quedó el perro; por cierto que era bastante juguetón, y al parecer le había caído bien, porque no me dejó en paz durante todo el paseo que habíamos dado. Una de las veces en que el perro me estaba lamiendo, el joven macarrilla, soltó el comentario, de que estaba tan bueno, que hasta al perro le gustaba, y que, seguro que deseaba montarme, y hacerme su perrita.



Fuimos tomar algo hasta un pueblecito vecino, que se llama Sada; donde hay muy buen ambiente; para al final terminar en la discoteca de Santa Cruz.

Ya serían sobre las 2 de la madrugada, cuando entramos en la discoteca. Estaba a tope de gente; era prácticamente toda gente jovencita como yo.

Después de pedir las consumiciones, y haber conseguido una mesa, me fui a la pista a bailar.

Estuve buen rato bailando y bebiendo, ya que de vez en cuando iba por la consumición, a la mesa y beber. El que no se separaba de mi, era el joven macarrilla, que no me dejaba ni un instante.

El que apenas se había movido, fue el viejo, que salvo en 2 ocasiones que al menos yo le había visto, se había levantado, y en ambas, había ido a los aseos, o al menos eso pensé.

Cuando volví a la mesa ya cansado, estaba el viejo hablando con un jovencito. Era más joven que yo, y no estaba nada mal; era bastante guapito. Nos sentamos echando mano a nuestros cubalibres para beber, cuando el viejo llamó al joven macarrilla, hablándole al oído, le comentó algo, levantándose luego el viejo y el jovencito, y marchar juntos.

Va a un recado; me dijo el joven macarrilla; luego nos vemos en el parque donde estuvimos con el perro, allí nos espera, en media hora.

Ya eran más de las 4 de la madrugada, y aquello estaba empezando a ir quedando con menos gente.
Cuando nosotros salimos, no antes de haber bebido otras consumiciones, después de que se hubiera marchado el viejo, ya eran casi las 5 de la madrugada. Fuimos en dirección a la casa del viejo, pero adentrándonos en el parque.

El joven macarrilla, iba metiéndome mano; cada poco se paraba y me morreaba. Ya estábamos dentro del parque, cuando nos paramos a encender un cigarrillo, y fumarlo mientras estábamos sentados en un banco desde donde se podía ver La Coruña.

Mientras estábamos allí sentados fumando, me contó que el viejo, había venido al parque a follar con el jovencito aquel. Que estaba en uno de los parajes que habíamos visto por la noche. Que le diera media hora de tiempo, luego que me llevara con él, y nos reuniéramos allí.

Tiramos el cigarrillo, emprendiendo de nuevo el camino por el parque. Cuando estábamos llegando a uno de los parajes que habíamos visto por la noche, se escuchaban unos jadeos, que provenían de unos matorrales altos, donde al entrar por una abertura que tenía, se accedía a un claro que había, el cual quedaba rodeado por aquellos matorrales. Aquel era un lugar perfecto para follar; de hecho, estaba lleno de condones, y papeles utilizados después de las folladas que allí se llevaban a cabo.

Cuando accedimos al pequeño claro que quedaba entre aquellos matorrales, la visión que tuvimos fue de campeonato.

Allí se encontraba el viejo de pie, sin los pantalones, con aquella tremenda polla, ensartada en la boca del jovencito, que desnudo como dios lo trajo al mundo, se hallaba a cuatro patas, y siendo montado por el perro del viejo.


¡Dios! se me puso la polla tiesa al momento, al ver aquel cuadro.

Al jovencito se le veía una cara de felicidad, y de estar gozando a tope. Tenía un tremendo pollón ensartado en la boca, y en el culo, a un perro follándolo, y seguro que con un buen rabo.

Aquella visión, tan morbosa, y caliente, además de ponerme la polla tiesa como un burro, hizo que mi excitación, subiera por las nubes ¡dios! hasta el culo me palpitaba.

Por supuesto que al joven macarrilla, le pasaba como me pasaba a mí, y no se hizo de rogar, empezó a morrearme sin quitar la vista de aquel espectáculo que nos estaban brindando.

Empezó a desabotonarme la camisa, luego me desabrochó el cinturón, para cuando lo desabrochó, sacarme la camisa, junto a la cazadora, dejando que cayeran al suelo.

Empezó a morderme los pezones, mientras yo le iba desabrochando su cinturón, luego le iba bajando su pantalón y slip, dejando que saliera la larga verga que tenía, y que ya se mostraba con todo su poderío.

Me mordió las tetillas y pecho, para luego hacer lo mismo con el cuello, mientras me iba desabrochando el cinturón, desabotonarme el pantalón, e irlo bajando, junto al slip.

Ya tenía el pantalón y slip en los tobillos, cuando se agachó para sacarse sus zapatos, haciendo lo mismo con los míos. De esta manera, terminamos de sacarnos el pantalón y slip, dejándolos allí tirados.

Primero me comió por todo el cuerpo, para agacharse y meter mi polla en su boca, a la vez que me acariciaba los huevos, y con la otra mano, me iba metiendo un dedo en mi culito.

Ahora se escuchaba al jovencito gemir, dando pequeños grititos ¡aaaaaaaaahhhhhhh! mmmmmmm, se le escuchaba, mientras su lengua le iba lamiendo los huevos al viejo, y seguía siendo montado por el perro labrador.

El joven macarrilla que me estaba mamando mi polla mientras me metía un dedo en el culito, se levantó, me metió su lengua en mi boca, mientras ahora con sus manos apoyadas sobre mis hombros, me empujaba hacia abajo, para que le mamase yo la polla.

Cuando abrí la boca, metiendo aquella larga verga, noté que en su glande ya tenía unas gotas de semen. Seguro que aquel espectáculo, lo tenía supercaliente.


No dejó que se la chupase ni 2 minutos, cuando me levantó con sus brazos, a la vez que decía; ay putito, quiero follarte ya, quiero darte por el culo, que estoy que reviento.

Me dio la vuelta, pidiéndome que me agachara, y me pusiera a cuatro patas, igual que el jovencito, que estaba siendo montado por el perro, mientras le lamía los huevos y polla al viejo.

Me hizo arrimar hasta ellos, quedando mi cabeza junto a la cabeza del jovencito, y la polla del viejo. Se puso de rodillas detrás de mí y sin más miramientos, me enterró su larga polla en mi culito; ¡aaaaaaaaaahhhhhh! grité cuando me enterró aquella larga polla en mi culito.

En ese momento, el viejo con su mano agarraba su polla, dirigiéndola a mi boca, mientras el otro jovencito, le lamía los huevos con su lengua.

Saqué mi lengua, empezando a darle lametadas a su glande, alternando con pequeñas chupadas a su cabeza.

Así putitos, así, gozar de vuestros machos, que os van a llenar de leche esos culitos viciosos que tenéis.

El jovencito, echaba su lengua junto a la mía, y a la vez que lamíamos aquel pollón, lamía mi lengua y labios.

Así así, decía el viejo, lameros la cara, y morrearos, putitos, saborearos con las lenguas, mientras os llenamos de leche.

El jovencito aquel, había metido mi lengua en su boca, y me la sorbía con desesperación, cuando de repente, abrió la boca, a la vez que suspiraba de placer. El perro había terminado de montarlo, y ahora le estaba lamiendo el culo con su lengua.

El viejo se estaba meneando la polla con su mano, delante de nuestras caras, mientras al jovencito, el perro ahora le lamía el culo con su lengua, y a mi me estaba dando por el culo, mi joven macarrilla, con su larga polla, y no paraba de dar gritos de placer.

Abrir esa boquita putitos, que os voy a soltar mi leche. Los dos, con la cara pegada el uno junto al otro, abrimos la boca, esperando que nos regara de leche, aquel tremendo pollón, que teníamos frente a nosotros.

¡oooooooooooohhhhhhhhhh! gimió el viejo, a la vez que nos llenaba la cara y boca con su esperma. Estaba eyaculando, y nos estaba dejando la cara llena de semen, y alguna gota que nos había caído en la boca.

El jovencito terminó de chuparle el resto de semen que le había quedado en la polla al viejo, y luego continuó lamiendo mi cara, haciéndole yo lo mismo, lamiéndole todo el semen, que el viejo le había echado por su cara.

Después de haberme lamido la cara, y besado, y saboreada mi lengua y boca, el jovencito aquel, agarrándome la cara, se fue incorporando, y mientras me seguía dando por el culo mi joven macarrilla, me arrimó su polla a mi boca, para que se la chupara.

Cosa que no le hice esperar, ya que abrí la boca y me tragué aquella polla jovencita, saboreándola, mientras me estaban dando por el culo.

No tardó ni 20 segundos, en empezar a correrse el jovencito, llenándome la boca con su semen, mientras me agarraba la cabeza con sus manos, y gemía de placer ¡oooooooohhhhhhh! me corro, me corro.

Tragué todo el semen que me soltó en mi boquita, y mientras seguía con aquella jovencita polla en mi boca, mi joven macarrilla que me estaba dando por el culo, explotaba dentro de mi culo, soltando alaridos de placer, y llenando mi culito de leche.

Ya me vengo, ya ya ¡aaaaaaaaahhhhhh! me corro, me corro. Ay que gusto, que culito más calentito, putito.

Aún no me había sacado la polla del culo, mi joven macarrilla, cuando el jovencito aquel, se tumbó en el césped, y llevando su cabeza a mi polla, se metió mi pollita en su boca. Nada más notar su lengua y cálida boca en mi polla, me corrí en ella ¡oooooooooohhhhh! mmmmmmm ¡ooooooohhhhh! gemía yo, mientras me estaba corriendo en aquella boquita caliente.

El jovencito, con una de sus manos, apretaba mis pelotas, como queriendo exprimirlas, para que soltasen toda la leche que en ellas había.

Quedamos allí tumbados unos minutos, mientras nos reponíamos, nos íbamos acariciando, y morreando con lujuria y pasión. Nos besábamos, a la vez que, con nuestras manos, nos acariciábamos la polla y sobábamos los huevos.

Poco a poco, nos fuimos vistiendo, para una vez vestidos, marcharnos de allí a casa del viejo.

Cuando entramos en la casa del viejo, ya iban dar las 7 de la mañana; ya casi estaba amaneciendo.

Fuimos para la cocina, donde tomamos un café que hizo el viejo, y después de fumar un par de cigarrillos, nos fuimos a dormir. Yo fui con mi joven macarrilla, y el jovencito se fue con el viejo para su cama; el único que se quedó solo, fue el perro labrador, que se quedó solo en la caseta que tenía en el patio; pero seguro que feliz y satisfecho, después de la montada que le dio al jovencito aquel.

Fin de la 3ª parte.


Otros relatos eroticos Gay

mi padre borracho

Categoria: Gay
Abuse de mi padre borracho … ese día estábamos solos y no pude resistir ver ese cuerpo desnudo que solo pedía ser poseído .
Relato erótico enviado por super8 el 30 de June de 2010 a las 23:10:32 - Relato porno leído 217621 veces

me desvirgo mi primo

Categoria: Gay
Me desvirgó mi primo y amigo del alma
Relato erótico enviado por jorgegu el 01 de February de 2009 a las 19:00:00 - Relato porno leído 188249 veces
CON LA EXCUSA DE RODAR UNA PELICULA PORNO, ME ABRIERON EL ANO EN CANAL, AUNQUE ....... .
Relato erótico enviado por Anonymous el 04 de June de 2008 a las 00:00:00 - Relato porno leído 125932 veces

una desvirgada gay

Categoria: Gay
Entramos al cuarto y empezó todo, él me tomó por detrás y empezó a tocar mis nalgas y me susurraba cosas al oído: ¡eres una puta q aprenderá de mí!, ¡eres mi perra! Y yo se lo confirmaba le dije q seria su perra, el me volteo y quedamos frente a frente, y acercó su boca a la mía, pero mas q besarme su lengua paseaba por mi boca.
Relato erótico enviado por Putitacachonda el 29 de December de 2009 a las 23:34:17 - Relato porno leído 102550 veces

violaciones iii

Categoria: Gay
Aventuras en Paris
Jesús y Pablo marcharon a Paris para poder vender el video. Dejaron a sus tres amigos en una casa que habían alquilado en un pueblo muy pequeño en Huesca. Los dos habían quedado con Pierre, un ejecutivo muy interesado en esta clase de material.
Relato erótico enviado por mena55 el 24 de August de 2008 a las 13:55:00 - Relato porno leído 81567 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'El joven macarrilla, me seduce y termina llevándome a su casa. 3ª parte.'
Si te ha gustado El joven macarrilla, me seduce y termina llevándome a su casa. 3ª parte. vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar El joven macarrilla, me seduce y termina llevándome a su casa. 3ª parte.. danisampedro91 te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Este relato no tiene comentarios

Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato El joven macarrilla, me seduce y termina llevándome a su casa. 3ª parte..
Vota el relato el relato "El joven macarrilla, me seduce y termina llevándome a su casa. 3ª parte." o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 0
votos: 0

No puedes votar porque no estás registrado

Online porn video at mobile phone


Relatos esposas cuentan infelidadbombachas mojadas de cholitasmi compadre vergon me desquinto el culo y me saco mierda relato pornorelatos eroticos super calientes de mujeres infieles cunckold 2017relato erotico gay azote torturarelato erótico de cómo fui emputeciendo a mi esposa para hiciera un trío estando borracharelatos pornos desvigando a vecinitas pobresrelatos pornos me ayudo a cagaradolecentes eroticosfotos relatos me cojieron en un funeral cuento erotico de vecino espiando x ventana a vecinito gay en calzarelatos xxx de hijas cogiendo con papá AAAAAH SIIIIIII SOOY TU PUTA DAME MASrelatos porn la vendedora de caramelosrelato erotico de anal de lizet de 15relatos Sólo la puntita por favorrelato cogeme como a una puta tiobuscador de relatos de liguerosrelato erotico de guillermina con luisRELATOS PORNO EN LA DUCHA CON MI SOBRINITA DE 6AÑITOSrelatos erpticoss la mama de mo mejpr amigorelatos porno free sobre torturas empalamientorelatos FOLLADA ayyyyy nooooorelato culie a mi sobrino chicorelatos eróticos de aposte el culo con mi yerno y perdirelatos mi tia mariarelatos eroticos de marimachosCaderona cogelona relato xxxmi prima kim 5.5Relatos: sobrino besame el culo.relatos eroticos solo basta por favor ya es muchoWww.relatoporno.laviolaron.comwwwrelato tuve sexo con el jefe de mi esposo.comrelatos ereticos de mi hermanita le gusta depilarse la conchitaCuando tu hermano se hace un hombre relatorelatos eróticos mi papi chupo mi cóncha.no dejes de cojerme meteme toda la vergarelatos ereticos de mi primita le gusta que le meta el dedo en el anitorelatos cachondos anonimos riquisimosEL DIARIO DE PEDRITO TAPIA CAPITULO 10video porno relato casada adolecente culona folla con amigo del marido vergonrelatos de colegialas violadas en en colegio del bañorelatos mama puta por nesecidad economicarelato mi tia mi esclavarelato erotico la arrendatariaRelato erótico Tacones altos con plataforma negro de charolle rebientan el culo por puta relatos eroticosrelatos gays marroquies guarrosA mi prima le esta saliendo vello pubico relatos pornorelatos de incesto madres bailando emputecidasRelatos calientesrelatos eróticos señora casada embarazada por el sementalrelato porno todos le chupamos la leche materna a mi hijaembarcada mama arrecha penxxx relatos lamis hijos follan cuentos eroticos :corrompi a mi sobrinita rompiendole el culocomo fui transvestido por las sirvientas. relato travestirelatos mamandó a mi hijovideos de incesto lesbico mi suegra me depilarelato porno nuevo 2018 de mi suegro me foya mientras duelmoRelatos de sexo tatiana secundaria rebeldesel viejo tito me folla rrelatos heroticos de tios oyendo jemir asus esposas sobrinosrelatos eroticos incestotodorelatos.com perverti amiesposaprima cuenta su relato cuando la follo su primo cuando iban a un bolicheelektrik 36ru relatos suegra cachondarelatos caseros de desvirgadasA mi sobrina le esta saliendo vello pubicorelatos pornoRelAtoseroticoshijasrelatos eroticos esposa me cuenta com se la coje mi vecino trio www nvideos.comvideos porno de casadas desesperadas relatosRelatos desviegadas anales mamas con hijosel jefe de mi esposo me manoseo recatadas relatos eroticosel padrote me desvirgorelato erótico padre y suhijitaChupeton en la cabeza boca chupa traga leche relato pornoRelato erotico mi esposa aprende ecuestrerelatos de sexo con fotos familia incesuosa 04RelAtoseroticoshijasrelatos eróticos violaciones bestiales por el culorelato mefollan rn el metrorelatos pornos de ancianos y viagrasrelatos eroticos gay dice ay sacala tio me cagare viendo desvirgar a noraba0Š9ada en semen xxxconfeciones candentes seduciendo a mi hijo asta hacer el amor[email protected]relatos eroticos follando con los amigos de mi hijo en el gimnasio