Categorias

Relatos Eróticos

Ultimas fotos

Photo
Enviada por alienproject

Photo
Enviada por alienproject

Photo
Enviada por KyoKus


El negro y su amigo


Click to Download this video!
Relato enviado por : barcelona el 08/02/2006. Lecturas: 6772

etiquetas relato El negro y su amigo .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
Hola amigos, en primer lugar me presentaré aunque los nombres que daré son ficticios evidentemente. Mi nombre es Laura, tengo 26 años y me gusta el sexo a rabiar. Soy de estatura más bien alta pues


Relato
Hola amigos, en primer lugar me presentaré aunque los nombres que daré son ficticios evidentemente. Mi nombre es Laura, tengo 26 años y me gusta el sexo a rabiar. Soy de estatura más bien alta pues llegaré al 1.76 cm, vivo en Ibiza, mi cabello es lacio y de color rubio, me llega a la altura del cuello, mis labios son carnosos y bastante provocativos, sé que a más de un tío lo pongo a tope sólo pasándome la lengua por los labios para humedecerlos. Mis pechos son de tamaño mediano pues tengo una talla 95, pero lo que más destaca en ellos son sus enormes pezones de color amoratado y que se me erizan sólo con sentir la brisa del aire sobre ellos. Por último mis nalgas son voluminosas y duras y a los hombres les vuelve locos sólo de imaginarlas entre sus piernas. Tras presentarme iré al relato que os quiero contar sin más preámbulos.

Había llegado a aquella playa nudista de la costa sobre las 10 de la mañana. La verdad es que hacía un día magnífico para relajarse y tomar el sol en aquella playa que a aquellas horas todavía presentaba un aspecto un tanto solitario. Así pues, me tumbé encima de la toalla tras haberme despojado de la poca ropa que llevaba y me puse mis gafas de sol negras para que el sol no me molestase. Me quedé dormida al poco rato, no sé cuánto tiempo debía llevar dormida, el caso es que desperté y abrí los ojos viendo bajo los rayos solares una imagen que me impactó.

Paseando junto a la orilla del mar ví a dos hombres fuertes y musculosos de unos 35 años. Debo confesaros que siempre me han gustado los hombres de unos 40 años, debe ser por el morbo que me producen. Siempre deseé tener uno entre las piernas, las nalgas o bien entre mis labios. En fin, volveré a los dos hombres de la orilla para describiros cómo eran: uno era de cabello castaño recogido en una coleta, mediría sobre 1.80, era musculoso, tenía un torso que me gustó, debía machacarse mucho en el gimnasio. El compañero era aún mejor si eso era posible. Era un negro de cerca de dos metros, con el cuerpo sudoroso por el calor del sol, es decir, un auténtico dios de ébano al que, en el momento de verle, deseé tenerle dentro de mí.

El muchacho blanco llevaba un tanga de color gris que le marcaba todo el contorno de sus nalgas sin un solo vello mientras el negro portaba uno de color blanco que contrastaba con su piel de color caoba. Al pasar por delante de mí les llamé con un silbido y el muchacho negro se acercó hacía mí. Al estar a mi lado le pedí si tenía fuego. Ya sé que es una táctica bastante usada pero parece que funcionó pues el hombre se colocó ante mí sonriendo y ofreciéndome fuego. Nos presentamos los tres y no pude evitar dirigir mi mirada hacia sus entrepiernas imaginando lo que esconderían bajo los tangas. Los hombres se percataron de mis miradas y, por su parte, también empezaron a observar mis pechos desafiantes cuyos pezones apuntaban directamente hacia el cielo.

Con las miradas estaba todo dicho, así pues el negro me dijo si íbamos tras unas rocas que estaríamos más tranquilos. Yo sabía lo que aquello quería decir pero precisamente era lo que llevaba un rato deseando así pues le alargué mi mano para que me ayudase a levantar.

Al llegar tras las rocas, el negro empezó a abrazarme por delante al tiempo que su amigo lo hacía por detrás. La lengua del negro se introdujo en mi boca cruzándose con la mía. Me estaba derritiendo con esos dos hombres. Noté sobre mi pubis el bulto insistente del macho y no pude más que arrodillarme ante él y empecé a lamer el aparato sobre la tela del tanga. La verdad es que una de las cosas que más me gusta hacer cuando me encuentro entre las piernas de un hombre es lamer la protuberancia de su polla teniendo el slip o como en este caso, el tanga sobre ella. Es una situación que me pone a mil y sé que a ellos los pone igual.

Debido a mis lametones sobre su tanga noté como el miembro masculino empezó a tomar unas dimensiones increíbles. Menuda tranca tenía el negro!!! Jamás ví cosa igual. Mediría al menos 22 cm y sería toda para mí. Por fin no pude aguantar más la tentación de ese hombre y bajé de golpe su tanga a través de sus muslos con lo cual su poderoso ariete saltó hacia mi boca como un resorte. La tragué como una loca, mientras su compañero acariciaba mis nalgas dirigiéndose a mi agujero anal. Me hizo un beso negro que me hizo ver las estrellas.

Seguí chupando aquella verga entre mis labios y con mi lengua acariciaba suavemente su glande que era de color morado oscuro. Con mis lamidas el pene marcaba unas venas en todo su esplendor, estaba bombeando sangre sin parar. Me agarró mi melena con sus manos y empezó a machacarme la garganta con su cabeza. Parecía mentira pero me la comía toda a pesar de su longitud y su grosor. De pronto se produjo la explosión dentro de mi boca, una catarata de semen inundó mi boca y tragué todo lo que pude de aquel hombre.

Descansamos unos momentos de aquella corrida y gracias a su amigo y nuevamente a mis labios conseguimos calentarnos ambos de nuevo. No sabía lo que me esperaba como fin de fiesta pero debo deciros que me encantó. El amigo de mi amante de color se colocó tumbado en la arena con su polla dirigida hacia arriba, me invitó a montarme sobre él y a cabalgarle a lo cual accedí gustosa. La verdad es que también se merecía probar mis encantos. Me clavé sobre su verga la cual me llenó por completo. Gemí con furia y desenfreno.

Empecé a trotar sobre él como una auténtica amazona sintiendo todo su músculo dentro de mí. De pronto el negro empezó a acariciarme el agujero posterior con sus labios y su lengua. Imaginé lo que ello significaba y le dije que nunca había sido sodomizada por ningún hombre ante lo cual sonrió y me dijo que me tranquilizara y que me dejara hacer, que me haría ver el cielo. Yo no las tenía todas conmigo ante el tamaño colosal de esa polla pero poco a poco y gracias a la cabalgada sobre el otro chico me fui dejando llevar y relajando. Además la lengua del negro me estaba volviendo loca perdida, era la mejor lengua que había sentido nunca.

Tras humedecerme el ano con su lengua y después de introducirme dos y hasta tres dedos para abrírmelo bien se dispuso a montarme a caballo. El chico de mi vagina se quedó quieto por unos instantes esperando la penetración de su compañero. Y de repente noté la cabeza del macho en mi entrada posterior. Aguanté la respiración y sentí como mi cuerpo se abrasaba ante un intruso excesivamente poderoso. Dios!!! Aquel macho me estaba destrozando por dentro con ese falo enorme y lloré sin poder aguantar tanto dolor. Se introdujo hasta el fondo de mi ser. Por fin lo había conseguido: el sueño de mi vida, ser penetrada por dos tíos a la vez. La verdad es que el dolor era enorme pero cuando el chico de abajo inició su movimiento dentro de mí y después se le unió su compañero creí ver realmente el cielo en todo su esplendor. Sentí como se unían las dos vergas dentro de mí y empezaban a darme un placer único que jamás había sentido antes.

Le dije al negro que me montara cada vez con más fuerza que deseaba sentirlo dentro de mi ano descargando. El negro asintió y fue adquiriendo cada vez mayor velocidad dentro de mi cuerpo, notaba chocar los testículos de ambos hombres en mi vagina y en mi ano. La locura cada vez era mayor y acabé diciéndoles que se corriesen dentro de mí. Explotamos los tres y sentí como se corrían ambos en mi interior lanzando toda su descarga. Gritábamos como locos y la verdad es que nos costó sobre un cuarto de hora recuperar de nuevo el resuello. Había sido el mejor polvo de mi vida, os lo puedo jurar.

Tras recuperarnos nos intercambiamos nuestros respectivos teléfonos móviles pues a aquellos hombres no los podía dejar escapar tan fácilmente. Deseaba ardientemente tener una futura relación con los dos nuevamente o bien por separado.

Si alguien quiere escribirme para explicarme su opinión sobre el relato espero vuestros emails en: [email protected]

relatos eroticos | Relatoseroticos

Otros relatos eroticos
:: Mapa del sitio
:: Relatos gay
Otros contenidos
::
::
::
:: Relatos pornograficos
:: Relatos eroticos gratis

Otros relatos eroticos Orgias

EL ESPOSO DE LETICIA ESTABA FUERA DE LA CIUDAD LO QUE APROVECHAMOS PARA FORNICARLA TODA AQUELLA NOCHE, LE DIMOS POR ELCULO BAÑANDOLE EL ROSTRO DE ESPERMA.
Relato erótico enviado por Anonymous el 28 de October de 2008 a las 00:14:11 - Relato porno leído 81917 veces
Varios compañeros de mi hijo me dieron polla a base de bien.
Relato erótico enviado por Atila25 el 28 de October de 2005 a las 11:39:15 - Relato porno leído 68299 veces

ama de casa

Categoria: Orgias
De ama de casa a puta
Relato erótico enviado por Anonymous el 12 de December de 2009 a las 00:28:12 - Relato porno leído 65834 veces
UN GRUPO DE ALUMNOS SE FOLLAN A MI MUJER HASTA QUE QUEDA EXHAUSTA DE CANSANCIO Y PLACER
Relato erótico enviado por Anonymous el 30 de January de 2009 a las 23:17:53 - Relato porno leído 58577 veces

enseÑando una leccion

Categoria: Orgias
Tras descubrir que mi hijo era un cerdo que fantaseaba con relatos sobre madres folladas ante sus hijos, yo me folle a 4 tipos ante el para q viera q no era algo tan divertido, al menos para el claro esta.
Relato erótico enviado por Anonymous el 23 de February de 2012 a las 23:55:45 - Relato porno leído 48787 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'El negro y su amigo'
Si te ha gustado El negro y su amigo vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar El negro y su amigo. barcelona te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Este relato no tiene comentarios

Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato El negro y su amigo.
Vota el relato el relato "El negro y su amigo" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 5
votos: 1

No puedes votar porque no estás registrado

Online porn video at mobile phone


un accidente afortunado relato eroticorelatos xxx pre0Š9ada a los 12Relatos pornos vale nina mas precozrelatos eroticos esposa consentidas triowww rvideo.comRelatos gay pinzas electricasesther y el negro mis relatos xxxrelatos eroticos peruanas de la sierrarelatos de sexosexo entre padre e hijamegusta follarme las nalgas de mi comadre q anda bien nesesitada de bergavagabundos se follan a mi mama relatoCuentos eroticos follando sobrinitas pequeña dormida de 6 añosmi tio me desvirgo cuando iba en la secundaria relatorelato cojien a mi esposa en la via publicaRelatos Voyeur espiando baÑos en el mercadorelatos eroticos de mujeres casadas que tienen relaciones con hombres que no sonsus maridos.relatos de novatocornudo xxxwww.sexorelato me coji a mi secretariaRelato porno soy la esclaba de mi yernoMi relato 2 mi papá me enseñó a matubarme y me desvirgorelatos eroticos espiando a mi mujer con la empleada lesbianarelato gay con el chamaco culonsito relatos mi hermana invalidabuscador de relatos de liguerosrelatos eroticos con nombre de miguelfue a darme el abraso y termine follando a la suegra madura xxxEl profesor y sus alumnitas en la selva parte 2minimacho insaciable relatos de madurasChicas beso la boca se conje conchas karinarelatos eroticos mi abuelo me dijo que follara con mi abuelaRelatos Voyeur espiando baÑos en el mercadorelato y fotos eroticas mi abuela me dice acuestate aquirelatos porno paulina una tierna prostitutaAmo el culo de mi hermana Rosita videorelatos eroticos de mujeres punteadas en la salaporno cholitas de ayquilerelato de zoofilia lamida alos trece por mi cachorrorelatos eroticos de vampirosrelato madre e hijas nacidas para putearwww.sexorelato me coji a mi secretariala fantasia de mi esposa confesionesrelato erotico compre chicas en subastaporno0Š9oranchantaje a mi esposa por andar en los bares 2cuñada caderona mojada relatowww.sexorelato mi esposa quiere probar sexo analsola en casa metiendome un plátano por la vaginaRelatos xxx trio con un enano vergónpantaletas y toallas femeninas relato crossdresserrelatos gay me cojio un flaco gay pijudorelato cogeme como a una puta yernorelatos eroticos a mi novia del cole le gusta que le mame las teticasrelatos lesbicos seduje a mi hijarelatos eroticos, las piernotas y el culazo de mi madre la hacen ver muy sexyle pedi a mi esposa que se emborrachan para cogerla entre variospor el culo papi relatos eroticosrelatos travesti mi primo me quiso penetrarse hace la dormida para que la follerelatos gay un viejito nalgonTop relatos maduras muy velludos de su vaginahistoria de apoyadas a colegialasputa carcelaria sado relatosRelatos my cunada me dijo qe yo la culiara por primera vezrelatos eroticos gay su pichitamadura tormenta pornorelatosPartiendole la concha ami hermana relatos ay papi estoy follando con toda la familia puras vergas enormesrelato jovencitas bolivia pornorelatos eróticos borracha cornubuscador de relatos de liguerosMi prima vani y yo relatos fetichismospadre de familias pasadolos un ve relatos porno