Categorias

Relatos Eróticos

Ultimas fotos

Photo
Enviada por alienproject

Photo
Enviada por alienproject

Photo
Enviada por KyoKus


Engañé a mi mujer con mi vecina


Recaredo Rey Relato enviado por : Recaredo Rey el 16/12/2011. Lecturas: 6699

etiquetas relato Engañé a mi mujer con mi vecina Infidelidades .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
Por hacerle un favor a mi vecina no pude resistirme y terminé engañando a mi mujer.


Relato

Me llamo Jorge, tengo 34 años y llevo cinco felizmente casado con una hermosa mujer de 30, muy atractiva y con la que practico sexo a diario ya que ambos somos muy fogosos y nos excitamos fácilmente. Siempre le había sido fiel, hasta que el pasado verano alquilaron el chalet de al lado. Nuestros jardines están bien separados por un muro y un seto, pero desde las plantas superiores se logra una perfecta visibilidad.

Un sábado que mi mujer había salido de compras con una amiga, me asomé a la terraza del dormitorio para disfrutar del excelente paisaje. Una preciosa chica de unos veintitantos años apareció en el jardín con un bikini muy reducido para darse un baño en la piscina y tomar el sol. No podía apartar la vista de ese cuerpo tan espectacular: unas piernas largas y delgadas, un culito respingón, un vientre liso, una cintura de ensueño, unos pechos levantados y de tamaño normal, una cara guapísima y un pelo moreno y largo. Pensando que no la estaba viendo nadie se quitó la parte de arriba, dejando ver unas areolas perfectas y unos pezones hinchaditos y sonrosados. La sorpresa fue que también se quitó la parte de abajo, con lo que pude contemplar su espectacular coño, muy cuidado, con unos pelitos por encima de la raja y unos labios vaginales abiertos que asomaban fuera impúdicamente, haciendo su desnudez mucho más excitante. Se tiró de cabeza a la piscina, nadó unos minutos y salió del agua para echarse boca arriba en una tumbona a tomar el sol. Se puso crema bronceadora en la mano y la extendió por su tentador cuerpo. Era muy excitante ver cómo se masajeaba las tetas, las piernas y el coño, donde se tocaba de forma especial, casi masturbándose. A todo esto el pene me había crecido y pugnaba por salirse de mi bóxer, que junto con una camiseta era toda mi indumentaria. Me moví un poco para ponerme en una posición más cómoda e hice un pequeño ruido, que con la paz y el silencio que reinaba en el lugar llegó a los oídos de la chica, quien rápidamente miró hacia donde yo estaba. Creí que se iba a enojar conmigo, pero se incorporó y me saludó con total normalidad.

- ¡Hola, vecino!

- ¡Hola, vecina! -le contesté un poco azorado-. Tomando un poco el sol y un bañito, ¿no?

- Pues sí, hemos alquilado el chalet por un mes y quiero aprovechar para ponerme morenita.

- ¿Con quién estás?

- Con mi novio, pero ha salido a comprar unas revistas. Suele tardar cuando sale... y necesito ayuda. ¿Podrías venir a ponerme un poco de bronceador en la espalda?

- No podía negarme por educación, pero al mismo tiempo quería contemplar de cerca aquel cuerpazo, y no tenía nada malo ayudarla a ponerse crema.

No tardé ni un minuto en llamar a su puerta. Me abrió enseguida y allí estaba la chica, completamente desnuda y especialmente deseable con la crema bronceadora extendida. Me dijo que se llamaba Raquel y nos dimos dos besos. Instintivamente la agarré suavemente por la cintura y ya no solté mi mano. Ella me agarró también y así nos fuimos al jardín.

-¿Por qué no te quitas la camiseta, Jorge? Así tomas el sol tú también.

Me la quité y me quedé con el bóxer, pero estaba muy excitado y se me notaba el pene erecto.

- Tu polla también quiere tomar el sol, Jorge, jajaja -rio mientras señalaba mi paquete-. Además, has manchado un poco.

En efecto, con la excitación se me habían escapado unas gotas de líquido seminal, así que le dije que si no le importaba me quitaba el boxer. A ella le pareció bien y dejé mi verga a la vista, completamente dura y con gotitas en la punta. Raquel se tumbó boca abajo y me pidió que le extendiera bien la crema por todas partes. Empecé por la espalda y los hombros, luego seguí por los pies y subí por las piernas, preciosas y suaves. Estaba tan excitado que pensé que iba a tener una pequeña eyaculación, pero por no pasar vergüenza aguanté. Como no le tocaba el culo, ella misma me lo pidió:

- No te olvides el culito, que luego se me pone rojo y va a parecer que me han dado unos azotes.

Fue increíble masajear aquel trasero tan perfecto. Delicadamente extendía la crema por sus ricas nalgas y yo, osadamente, se las separaba para llegar hasta su orificio anal. Ella se dejaba y yo seguía cada vez más hasta que disimuladante llegué a introducirle la punta de mi dedo índice.

- ¡Uuummmm! ¡Qué rico, Jorge! ¡Qué bien lo estás haciendo! ¡Me estás poniendo cachonda!

Yo seguía masajeando ese culito tan apetitoso, y gracias a la crema y a que poco a poco iba dilatando su agujerito, le metí el dedo índice completamente y después de varias pasadas el índice y el corazón juntos. Me atreví también a bajar la mano un poco y encontrarme con su apetitoso coño, con los labios vaginales humedecidos por la excitación y abiertos como si desearan una penetración. Como no decía nada, solo gemía de gusto, acaricié sin disimulo toda su vulva, desde el pubis con su perfecto rasurado hasta el clítoris, pasando por los labios externos e internos. Raquel se abría de piernas y levantaba un poco el trasero para que yo pudiera llegar mejor e invitándome a explorar sus riquísimas intimidades. Hábilmente, le introducía dos mis dedos en la vagina al tiempo que le frotaba el clítoris con mi dedo pulgar. Tras una serie de contorsiones por su parte, terminó eyaculando, expulsando un líquido que llenó su toalla y toda mi mano.

- ¿Por qué no te corres tú también, Jorge? ¡Métemela!

Esa petición me excitó de tal manera que estuve a punto de expulsar toda la leche en ese mismo momento, pero conseguí retenerla y, poniendo a Raquel a cuatro patas, le introduje la verga en su chumino. En ese momento no pensaba que su novio o mi mujer pudieran regresar a casa y pillarnos en pleno polvo, o que algún vecino, sobre todo alertado por los fuertes gemidos de ella, pudiese asomarse a alguna terraza o ventana y presenciar tan caliente espectáculo. Tenía la razón nublada, solo pensaba con mi rabo, tieso y a punto de descargar un montón de leche caliente en aquel suculento chochito. La cabalgué durante un buen rato. Acostumbrado a practicar el coito con mi mujer, sabía aguantar la eyaculación para que ella siguiera disfrutando. Pero ella no era mi mujer, era mi vecina Raquel, y no podía aguantar más la expulsión del semen, tal era el picor tan descomunal que tenía. Me corrí dando gritos como un cerdo degollado, y ella volvió a tener otro brutal orgasmo que también la hizo gritar de puro placer.

Apenas nos pudimos recuperar, me limpié la polla con su toalla y me puse el bóxer y la camiseta. Ella se quedó acostada en la tumbona con el semen saliéndole al exterior del coño, tal era la cantidad de leche con que la obsequié.

- Gracias por echarme las cremas, vecino, la bronceadora... y la otra. Cuando quieras repetimos.

- Me despedí de ella besando apasionadamente su boca, mientras restregámanos nuestras lenguas. Le dije que sí, que me gustaría repetir, lo que no me imaginaba era lo que iba a ocurrir unos minutos después y esa misma noche... (Continuará).


Otros relatos eroticos Infidelidades

mi compadre me dejo embarazada

Categoria: Infidelidades
Ambos iniciamos a besarnos con toda pasión, con aun más pasión que la primera vez, mientras nos besamos Armando comenzó a tocarme mi zona intima debajo la falda de mi vestido y como consecuencia a esto de inmediato me moje toda, ¡Quiero hacerte el amor! Me dijo suavemente al oído, -Lo sé y también quiero- le conteste.
Relato erótico enviado por putita golosa el 29 de August de 2010 a las 23:31:22 - Relato porno leído 368972 veces

todo por mi hijo

Categoria: Infidelidades
Una madre es capaz de todo por sus hijos, aunque eso conlleve serle infiel a su marido.
Relato erótico enviado por Anonymous el 12 de July de 2009 a las 22:03:27 - Relato porno leído 290843 veces

como me cogi a mi suegra 6

Categoria: Infidelidades
Después de cogermela en secreto, mi mujer me propuso a mi suegra:
Relato erótico enviado por Investigador el 14 de February de 2006 a las 09:24:31 - Relato porno leído 232743 veces
Me coji a Sol la mujer de mi primo, ella tiene 33 años y yo 22, por fin hice realidad mi sueño de follarla en mi propia casa.
Relato erótico enviado por Anonymous el 20 de September de 2012 a las 00:19:51 - Relato porno leído 213571 veces

putas casadas

Categoria: Infidelidades
Relato casi en su totalidad real que demuestra que toda mujer casada es una puta sumisa en potencia
Relato erótico enviado por morboso sadico el 29 de July de 2009 a las 18:09:16 - Relato porno leído 211060 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'Engañé a mi mujer con mi vecina'
Si te ha gustado Engañé a mi mujer con mi vecina vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar Engañé a mi mujer con mi vecina. Recaredo Rey te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Este relato no tiene comentarios

Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato Engañé a mi mujer con mi vecina.
Vota el relato el relato "Engañé a mi mujer con mi vecina" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 4
votos: 1

No puedes votar porque no estás registrado

Online porn video at mobile phone


sere la medre de mis hermanitos sexorelatosrelatos salvajes de como me cojio mi padrino duro y rico a los 21relatos eróticos nos isieron firmar un contratochantajean a mi esposa por andar de bares relato pornorelato erotico nos escondemos en la bañerarelatos eroticos le gusta mirar bultosRelatos sólo la puntita mamibuscador de relatos eroticos Cristina eliterelatosxxxrelato erticos a corta edaEn la bodega de la tienda follo relatosrelato culie ami hermana veronica"la amante cordobesa" todorelatosrelatos eróticos como ginecólogo desvigan jovencitas relato erotico me fajaronRelatos gays el trolito culonrelatos eróticos una niña putita de 12 años buscadorrelatos "alicia 25" vergainsestoesposarelatos xxx pequeña veritoRelatos soy hombre y me converti en la marica de un vergon activomi amigo no quiere pero igual m lo cojo xxxgayperro con una bergota enorme mela meterelatos exoticos de enfermerasrelato gay como caí en.la trampa y me follaron. gaydesflore alumna impúberRelatos de orguías familiar buscador de relatos eroticos yerno dame vergarelatos droticos y empalamientorelatos cachondos culeame!!!cachame!! dame pinga mas mas xxx LA MEJORES,RELATOS EROTICOS DE MI PERROrelatos pornos desvigando a vecinitas pobresDescargar video porno por el culo a las vecina me entra cocinavanrelatos excitantes sexo anal y oral ahh que ricoo dame mas chupalo masme cogio tendero casado relato gayrelatos eróticos de cogiendo con madre e hija en elite relatosguichito porno relatorelatos erotico memorias de un joven insaciableme violaron edecan relatorelatos eroticos infiel con el mineroporno apedrisbuscador de relatos eroticos a merced de los loboscomo ba0Š9arse con vino blanco para el dolor de cabesahistoria lactansia videos porno2018Cojeme ahh ha putarelatos eroticos medesquintaronrelatos eróticos de aposte el culo con mi yerno y perdirelatos calientes madre biuda caliente dise metemela perono ledigas anadielambetadas de lesbianas xxxmi esposo vestido de sexi colegiala elirelatosgerarda puta.comwww.gemidoseroticosrelatos.comrelatos eróticos vendedoras de caramelos 4relato viuda vergonRelatos gays el culito de eladioporno movimientos de caderas votando espermrelatos de incesto aggg papi xxx historias reales depravadas y muy ardientescojelona llora y grita relatoXxx relatos gey maduro m reventorelatos incesto padrino ahijadaRelaтoѕ xxxrelato que mi me embarace de mi hermanoporno de poillitas cojindo por el culochicas lindas de todo nari 0Å 9o en facebookrelatos eroticosdeniñasrelato desvirge a mi vecina ciegarelatos porno mi esposa le decia hazme cagarrelato apuesta perdida dejar q me follenrelatos eroticos de viudas maduras cachondas estrenandose el culorelatos sintabugayrelatos eroticos con mi profesor gordo y feo xxx