Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por amarashi

Photo
Enviada por al3788

Photo
Enviada por al3788


HUMILLADA


Click to Download this video!
dulces.placeres Relato enviado por : dulces.placeres el 12/12/2016. Lecturas: 3435

etiquetas relato HUMILLADA Infidelidades .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
Entiendo que no hay nada más humillante y doloroso que la denuncia pública, el menos eso es lo que estoy sintiendo en estos momentos…


Relato
HUMILLADA


Entiendo que no hay nada más humillante y doloroso que la denuncia pública, el menos eso es lo que estoy sintiendo en estos momentos…

Hoy, como lo hago todas las mañanas, acompaño a mi hija de catorce años al colegio religioso que asiste desde pequeña, camino distendida, me acerco y me cruzo con algunos otros padres, me inquietan algunas miradas extrañas y comentarios que hacen por lo bajo al verme, como si algo sucediera. Llegamos la esquina y doblamos como de costumbre, entonces observo que habían colocado un enorme pasa calles, con grandes letras, de acera a acera, leo y siento helarse mi sangre, no puedo creerlo, estoy rodeada por mucha gente conocida, padres y personal del colegio con quienes converso todos los días, sus miradas acusadoras se clavan sobre mí, siento mucha vergüenza, me pongo colorada, solo miro al piso sin saber que hacer…

Era una mujer bastante popular en ese establecimiento, desde que mi pequeña Sofía ingresó como alumna yo formé parte de la cooperadora escolar y en especial destaco que hacía tres años que compartía las actividades con otra madre, Roxana, una mujer muy inteligente pero muy cáustica también, de un humor irónico en extremo con la cual terminamos siendo buenas amigas.
El problema fue que también terminé siendo amiga de Mariano, su esposo, un tipo de mi edad, alto, de buen físico, cabello crespo y ojos oscuros y penetrantes, un dulce que parecía ser muy atento y colaborador, siempre sonriente. Era un tipo con el que daba gusto dialogar, de esos que cuando surgen conflictos y nadie sabe cómo arreglarlos, siempre bajan las ansiedades y encuentran la punta del ovillo.

No me pregunten como terminé enredada con él porque no sabría que responder, mi marido es un buen tipo, trabaja como un burro, siempre fue muy buen padre y mentiría si dijera que me hizo faltar algo, hasta diría que me trató como a una reina, sexo nunca me hizo faltar, en resumen, un buen hombre que no merecía que le pusiera los cuernos.
Tampoco puedo decir que Mariano me acosaba, el parecía feliz con su matrimonio, con sus hijos, no era de esos tipos de doble vida que me seguían a escondidas de su esposa tratando de sacar ventaja, además él sabía que Roxana y yo éramos amigas.
Y yo tampoco lo provoqué, ni me regalé, ni me insinué a él, al menos jamás hice nada que recuerde en forma consciente.
Menos podría decir, del lugar, entorno religioso, con fuerte conceptos sobre la familia, la educación y sobre todo la religión.
Concluyo que solo se dio, una cosa fue llevando a otra, tal vez las rutinas del día a día nos llevaran a terminar enredados, solo atracción de sexos, entre hombre y mujer…

Así fue que esa mañana luego de dejar a Sofi en el colegio, Mariano me llevó de regreso a mi domicilio, mi esposo trabajaría todo el día, lo invité a pasar solo a discutir unos temas pendientes, pero una vez adentro, las cosas cambiaron, la atracción era mutua, nuestras miradas se cruzaron y los besos comenzaron, siguiendo los consejos de una vieja amiga hice un alto y le propuse un juego, que si bien le quitaría sorpresa al encuentro me evitaría tener que pasar por situaciones desagradables, éramos desconocidos y nuestros gustos podían no ser los mismos, así que le dije:

- Esperá, te propongo un juego
- Dale hermosa, me gustan los juegos…
- Corto veinte trozos de papel, escribo cosas que estaría dispuesta a hacer contigo…
- Suena interesante…
- Pero…. solo podrás escoger tres opciones, solo tres, deberás elegir con cuidado, una vez elegido no podrás cambiar, lo tomas ó lo dejas…

El me miró sonriente y desafiante a la vez, aceptó la consigna, así que rápidamente fuimos al grano, el reía cada vez que leía mis palabras, hizo una pre selección de cinco, dubitativamente dejó dos de lado, y luego me entregó los correspondientes según lo pactado.

Le devolví la primera y le dije que me esperara y no espiara, me llevaría unos minutos, ‘disfraz’, así que elegí algo que le hacía a mi marido por lo cual el no sospecharía, fui al baño y me desnudé dejando la ropa a un lado, me enjaboné la vagina y me depilé por completo, me peiné mi negra cabellera con raya la medio, haciéndome dos colitas, una a cada lado. Me puse un sostén ajustado y un pequeño culote que mi esposo me había regalado, como soy petisa pero muy pechugona y de grandes caderas, mis pechos parecían globos y mis nalgas parecieron comerse la tela, agregué unas medias de red, blancas, ajustándolas bien arriba de mis muslos y zapatos tacos altos del mismo color. Fui a la habitación de mi dulce hija, busqué entre sus cosas y me acomodé una de sus camisas del colegio, apenas pude abrocharme los botones de la cintura, pero el contorno no me dio a la altura de mis tetas, también, como pude agregué su corbatita roja y por último su pollera azul y tableada, el tema es que en mi cuerpo de mujer cubría poco y nada…

Entonces me presenté ante el que esperaba impaciente, con las rodillas juntas y los pies separados, en una intencional chuequera y con un dedo en mi boca, simulando una niña virgen e inocente

- Señor, soy fea… me va a pegar?

Si bien el quedó impresionado con mi figura, noté que no le gustó mucho mi actitud de ‘niña tonta’, sutilmente me hizo entender que él deseaba a una mujer, no a una nena así que desistí en mi actitud y me propuso pasar a la segunda tarjeta

‘Ataduras’ era la segunda, así que improvisando con algunas ropas y pañuelos procedí a complacerlo, en casa tenemos un par de cómodas sillas para ver películas, con generosos apoya brazos, sin dudar me hizo acomodar sobre uno, casi sentada con mi espalda me levantó las piernas y junto a mis brazos los ató fuertemente e los laterales, dejándome en posición ginecológica con las piernas abiertas, indefensa y a su merced, incómoda y excitada.
Acercó su boca a la mía, sentí su aliento, pasó su lengua por mis labios, pero no llegaba a besarme, cuando yo trataba de acercarme el simplemente se retiraba, me hacía desear, repitió la operación una y otra vez, deseaba a ese hombre, mi concha latía, mis pezones se endurecían y el hecho de no poder tocarme me enloquecía.

Al fin me besó profundamente metiendo su lengua hasta mi garganta, luego bajó y se acomodó entre mis pechos, solo usando su boca se enterró entre ellos, que parecían explotar, fue buscando mis pezones, esquivando las prendas que se interponían, como una carrera de obstáculos fue esquivando la corbata, la seda de la camisa y las transparencias del sostén, sabía cómo calentarme a fuego lento, mis botoncitos deseaban ser lamidos por él, y él hacía todo lentamente, sin apuro, así fue como disfrutó mis pechos, a medias, escondidos entre las prendas, mis pezones apenas fueron liberados.

Tomó distancia, se desnudó por completo, su hermosa verga erecta quedó ante mi vista, la deseaba, entonces Mariano fue hasta mi heladera y volvió con un frasco de mérmela de ciruela, mi favorita, pero no pude evitar protestar:

- No vale! Dije tres opciones, y ya desestimaste ’Alimentos’…
- Ja! Ja! Bueno hermosa, no veo la forma en que puedas impedirlo…

Mientras pronunciaba estas palabras, sin perder tiempo enterraba su verga dura dentro del frasco de mermelada para luego sacarla y meterla en mi boca, el desgraciado me hacía calentar, estaba atada e imposibilitada, así que él era quien decidía cada movimiento haciendo la penetración profunda ó tan leve que apenas podía llegar a su pija con la puntita de mi lengua, así fui saboreando se dulce carne entregada a su voluntad, hermosa exquisita, cada tanto volvía a meterla en el frasco para seguir endulzándome. Llegó el momento en que el dulce empezaba a empalagarme y caía por la comisura de mis labios, se lo hice saber como para que cambiara de actitud, y vaya si lo hizo…

Se agachó y con sus poderosas manos tiró de la tela de mi culote hasta destrozarlo, dejando mi concha pelada y expuesta, lo noté excitarse al verme toda depilada, volvió a la mermelada, para ahora solo dejarla caer en mi concha desnuda y en mis pechos, entre la ropa que tenía puesta, para luego alternar en pasar su carne caliente y dura por mis pezones y por mi clítoris, yo había cerrado los ojos para disfrutar, me sentía toda pegajosa, al fin pareció decidirse y me la metió toda hasta el fondo, dura, grande, caliente.
Su pija entraba y salía con furia de mi interior, estaba toda lubricada, sus labios chocaban contra los míos, lo sentía agitado, nuestras lenguas se entrecruzaban, cada tanto bajaba a mis tetas a mordisquear mis dulces pezoncitos que ya no resistían mas estimulación, del interior de mi concha salían profundos orgasmos, uno tras otro, interminables, me hacía gritar, era todo tan loco…

De repente la sacó y bajó con su boca a mi sexo, se acomodó entre mis piernas y sentí su lengua recorrerme, pasando por mis labios, por mi vagina, por mi ano, por mi clítoris, me hacía vibrar, se incorporó y volvió a rozar mis pezones con su verga, luego me cogió nuevamente, y otra vez a lamerme, armó una red estratégica atacándome por todos lados con distintas variantes, por todas partes, me sorprendía a cada minuto y me encantaba, hasta que finalmente se quedó entre mis piernas, apretando con ritmo, sin prisa pero sin pausa mi clítoris, para mí era todo nuevo porque a mi esposo no le gustaba practicarme sexo oral y estaba descubriendo que me había perdido de vivir hermosos placeres, hasta que tuve un hermoso orgasmo, terrible, que me hizo gritar sin quererlo, estaba agitada, transpirada, hasta mareada, el había conseguido su objetivo…

Entonces Mariano fue nuevamente hasta la heladera al volver con un pan de manteca en la mano exigió:

- Voy por mi última tarjeta!

Sonreí complaciente aprobando lo que había prometido, ‘sexo anal’ era la última jugada, mi cola estaba lista para él quien comenzó a untarme con el frío alimento, sentía que jugaba en mi trasero forzando a dilatarse, la manteca se iba calentando y derritiendo producto de mi propia temperatura, estaba lista, Mariano se acomodó y con un mínimo esfuerzo su pija entraba en mi culo, otra vez hasta el fondo, ahora lo sentía moverse en mi otro agujero, veía en su cara su satisfacción dibujada, me encantaba verlo gozar, gozar en mi interior, tomé el control incitándolo:

- Te gusta? mmmm!!! te gusta mi mmmm!!! culito? te gusta mmmm!!! rompérmelo todo? mmmm!!! mmmm!!!, dale! Llenámelo mmmm!!! de leche….

El se acababa, de pronto sacó su pija dura y como una manguera comenzó a escupir leche con una increíble fuerza ensuciando todo a su paso, desde mis pechos hasta la concha para terminar dándome un profundo beso.
Recuperamos la calma, soltó mis ataduras, mis extremidades estaban adormecidas, las prendas de mi hija todas manchadas, mi cuerpo hecho un desastre, con mezclas agridulces de mermelada, manteca y leche, pero la experiencia había valido la pena, me llevó un tiempo limpiar todo y recuperarme.

Todo pasa por mi mente en instantes, cómo pudo enterarse? Levanto la vista y vuelvo a leer incrédula:

BRENDA ‘PUTA’ PEÑALBA
TE GUSTO DARLE EL CULO A MI MARIDO?



Si eres mayor de edad me gustaría saber tu opinión sobre este relato, escríbeme con título ‘HUMILLADA’ a [email protected]

Otros relatos eroticos Infidelidades

mi compadre me dejo embarazada

Categoria: Infidelidades
Ambos iniciamos a besarnos con toda pasión, con aun más pasión que la primera vez, mientras nos besamos Armando comenzó a tocarme mi zona intima debajo la falda de mi vestido y como consecuencia a esto de inmediato me moje toda, ¡Quiero hacerte el amor! Me dijo suavemente al oído, -Lo sé y también quiero- le conteste.
Relato erótico enviado por putita golosa el 29 de August de 2010 a las 23:31:22 - Relato porno leído 363153 veces

todo por mi hijo

Categoria: Infidelidades
Una madre es capaz de todo por sus hijos, aunque eso conlleve serle infiel a su marido.
Relato erótico enviado por Anonymous el 12 de July de 2009 a las 22:03:27 - Relato porno leído 286538 veces

como me cogi a mi suegra 6

Categoria: Infidelidades
Después de cogermela en secreto, mi mujer me propuso a mi suegra:
Relato erótico enviado por Investigador el 14 de February de 2006 a las 09:24:31 - Relato porno leído 230100 veces
Me coji a Sol la mujer de mi primo, ella tiene 33 años y yo 22, por fin hice realidad mi sueño de follarla en mi propia casa.
Relato erótico enviado por Anonymous el 20 de September de 2012 a las 00:19:51 - Relato porno leído 210928 veces

putas casadas

Categoria: Infidelidades
Relato casi en su totalidad real que demuestra que toda mujer casada es una puta sumisa en potencia
Relato erótico enviado por morboso sadico el 29 de July de 2009 a las 18:09:16 - Relato porno leído 207543 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'HUMILLADA'
Si te ha gustado HUMILLADA vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar HUMILLADA. dulces.placeres te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Este relato no tiene comentarios

Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato HUMILLADA.
Vota el relato el relato "HUMILLADA" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 0
votos: 0

No puedes votar porque no estás registrado

Online porn video at mobile phone


relatos perverti a mi santa tiarelatos morder tetasrrelTo incesto con mamaxxx bragas ba 0Å 9adasrelato porno jugando a las coskillas con la hermanita de mi mujerrelatos infidelidad Raquel. ..el sobrino de mi maridoRelatos xxx llename el culo de mocos  calzon.com  relatos eroticos mecojieron barios amigos demi esposowww.concache:_55aCRHgeEwJ:eqdo.ru/relatos-de/el-camion-de-la-basura Relatos pornos chicas con licras y medias tobilerasmi tio me cojio ayay sacala. relatos pornoMe coji a mi tia por aberse emborrachadorelato me gustan los viejosrelatos eroticos seduje a la esposa del pastorM hijo me chantajea y me hace su esclava sexual relatosrelatoporno mi compadre se culeo ami mujer infielver relatos ingesto hermano menor medesvirga cuando dormimos ver buscador de relatos de coprofilia analvideos pornos de negros bájense la vagina de las mujeresrelatos eroticos no puedo ser infielrelatos pornos de mujeres casadas infieles con pendejos en argentinarelatos de sexo de jovencita follando con viejito gordo y feovideo de culo sacalo medules xxxVer relatos ingesto mi padrasto medesvirga mientras duermorelatos gay mi culo hambriento y deseosomadres gorda entregadora tetona[email protected]sexo entre hombre y señorita en lugares publicos-relatos eroticoste relato es la continuaci¨®n de " Cuando tu hermano se hace un hombre"enbarace la mujer de mi hermano relatoCathy y Rosita 5, relatos pornocache:BdsnCiWQHHgJ:eqdo.ru/relatos-de/2002 le jalo las chiches a mi hermana borrachareñatos de como cogimos com nuestros compadresxxx mujer en el establo se deja montar por potrillo zofiliaRelatos eroticos la esclava y juguete sexualme reventastes el culitorelatos eroticos primos y viejitos cojedoresRelatomeculiaron.pornoxxxrelatos contratorelato erotico mi suegro me ronpio el culo si conpasion a lo bestiavideo de deapasitorelatos porno de mi madre monica 16fisting a mujeres relatos y fotosvideos porno de mujeres que no quieren coger porque se espantan con tremenda vergotaRelatos reconciliacion con exesposorelámp eróticos pendeja d pollerita culiada a la fuerza a la salida d un boliche x desconocidorelatos eroticos:me cojo a mi hija valeria de 11 por messengerRelatos calientes chicos gays con mi sobrino bailarin inicioRelatoporno doctor culeeme por favorrelatos porno el ginecologo medesvirgo a 13la vecina me pilla co0Š9o a su ija fotos porno"sigue chupamela" relatosborracha mecojieron ricommmrelatos eroticos enmatamoros tamaulipasrelatos el diario de un joven salido 4mi mejor cogida con max . relatos erver relatos ingesto papá medesvirgarelatos d gorda petera de la escuelaentre a botar la basura y me la folle relatosel relato de sorayitawww.relatos eroticos padrasto manosea a su hijastrita de 9añitos.comhistorias xxx vaginas con semenRelatos eroticos maduro infiel con gorda cuarentonapornos relatos de mi esposa vorachita de rojorelatos eroticos como perverti a mi esposa capitulos l ll lll lv v vll vll vll lxRelato calientes le meto la verga a mi putita alumnaRelatos,de,ahijados,precoses,con,madrinasReltos porno cn gemidosrelatos eroticosnos veian