Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por cuentoscalientes

Photo
Enviada por galigul

Photo
Enviada por cuentoscalientes


La mesa del taller de Don Braulio

Click to this video!
Relato enviado por : Anonymous el 07/08/2009. Lecturas: 64521

etiquetas relato La mesa del taller de Don Braulio .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
"Lo que no sabia en ese momento era que justamente ahí me iban a abrir de gambas para hacerme el culo".


Relato
Mi nombre es Tamara "Tammy" y les voy a relatar lo que me sucedió en mi barrio, tengo 19 años. Resulta que a dos casas de donde vivo hay un taller en donde trabaja un hombre. Su nombre es Don Braulio y es un hombre grande, fornido y morocho, tendria unos 45 años. La verdad me calienta mucho cuando lo veo. Bueno, el taller esta en una esquina donde esta tambien la parada del colectivo, el cual siempre tomo para ir a la facultad. Estoy en segundo año de Educación Fisica y esa carrera me "obliga" a ir todos los dias en ropa muy sugestiva. Todos los dias para ir a la facultad me visto con calzas muy ajustadas, sin ninguna arruguita en la lycra, como una segunda piel, pues asi me gusta. En la parte de arriba si no hace mucho frio, alguna remera ajustada que me marcan bien mi delantera. Bueno, hablando del año pasado todas las tardes salia de mi casa con esta ropita y mi mochila algunas veces y llegaba a la parada. La puerta enorme del taller justo daba hacia la parada y hacia mi presencia por lo cual mientras Don Braulio trabajaba, creo que algo de metales, junto a otro compañero de seguro me observaba de arriba abajo, en especial mi colita al estar de espaldas. Hablando de eso, mi cola es mi mas preciado orgullo, para mi y "otros" es lo mas lindo que tengo. Yo nunca volteaba para ver si me observaban. Me gustaba esa sensación y el misterio. Yo solo imaginaba que si lo hacian y con eso me era suficiente.
Bueno, resulta que hablando con una amiga del barrio que vivia una cuadra mas alla de una u otra cosa le comente sobre el taller y me dijo que ese tal Braulio era peligroso, que habia estado en prision, etc. Pero lo que mas me llamo la atención fue que Nadia me dijo un apodo que muy pocos sabian. Le decian "Abre Culos". Wooooww, y yo que se lo habia estado mostrando descaradamente embutido en mis calzas ajustadas. Ese comentario de mi amiga me dejo perpleja y con algo de miedo. Pero algo me hacia seguir con este "jueguito", la intriga, la calentura y el morbo me taladraban la cabeza. Ademas Don Braulio me gustaba y la decisión fue que debia seguir, ver hasta donde llegaria todo esto. Es mas, estaba pensando en hacer algunas pequeñas provocaciones pues la suma de ese apodo mas mi perfecta colita y las calzas no eran pura coincidencia, me entienden, era el destino, ¿no creen?.
Pues asi empezo, recuerdo que algunos dias mientras esperaba el colectivo, siempre de espaldas al taller, me inclinaba hacia delante sin flexionar las rodillas, sacando la colita hacia fuera disimulando atarme los cordones de las zapatillas o acomodarme las polainas que estan muy de moda hoy. Otra cosa por ejemplo era hacerme la distraida y tocarme los muslos o la cola deslizandola sobre la suave tela de lycra. Todo esto siempre sin voltear, imaginando como me estaria observando Don Braulio y tal vez su compañero.
Asi fue pasando algunos dias hasta que llego el dia de lo sucedido. Recuerdo que ese dia, un Martes, las clases se harian un poco mas tarde, casi al anochecer ya que habia que tomar examen a algunos y no me acuerdo mas porque. La vestimenta que use fue una remera ajustada creo que de lycra y sobre esta un buzo deportivo tambien algo apretadito y cortito. Una tanga bastante chiquita, casi cola less y sobre esta unas calzas largas de color azul algo brillante muy ajustadas, demasiado, parecia como una segunda piel. En los tobillos para estar a la moda me calce un par de polainas hasta media pantorrilla color blanco y finalmente mis zapatillas blancas casi nuevas. Me mire al espejo un tiempo largo, me gustaba como me veia, todo apretadito a mi cuerpo, sin dejar nada a la imaginación. Finalmente tome mi bolso y a las 18:00 hs sali hacia la parada. Al pasar vi que aun el taller estaba abierto pero no se veia a nadie. Estaba esperando el colectivo que no venia mas cuando siento que el taller se empezaba a cerrar, la cortina principal estaba bajando. Se estaba haciendo tarde, una persona que tambien esperaba se marcho. Estaba sola y eran casi las 18:45 hs. Una vez la cortina bajada aparecio Don Braulio saliendo de una puerta trasera al lado del taller. Lo mire a los ojos mientras se acercaba, el me miro tambien pero al rato fijo sus ojos a mi entrepierna. Desvie la mirada hacia delante y note que estaba al lado mio. Estabamos en silencio mientras esperabamos, pues creo que el tambien, el colectivo. Senti que se alejo hacia atrás un poco mientras yo estaba algo nerviosa. Se me vino a la cabeza todo eso que me dijo mi amiga, lo de que estuvo preso, su fuerte apodo, ademas que me impresiono el tamaño de su fisico.
Me sentia totalmente observada, de segura tenia su vista fija en mi trasero.
-No viene mas el bondi ¿no?. De repente hablo, de seguro a mi, era la unica ahí. Me puse nerviosa. Tartamudie un poco devolviendole una respuesta. –Si, bastante.
Que me pasaba, parecia una nena de 13, inexperta y asustada. Se dio cuenta de eso y me dijo con esa voz ronca y gruesa –Me parece, no estoy seguro, que hoy habia paro de colectivos, veni que averiguamos por telefono. Te juro que me quede de piedra, queria que yo lo siguiera adentro de su taller, me quede pensando, me decia a mi misma que era una estupida si lo seguia pero algo en mi lo contradecia. Y fue mas fuerte, lo segui mientras tomaba sus llaves y abria la puerta de al lado del taller. Yo sabia que habia paro pero pense que era dentro de dos dias. Mientras abria me decia que tenia un amigo colectivero de la linea que tomo yo y que lo iba a llamar para averiguar. Entro primero y me dijo que pasara, que lo siguiera, ibamos por un pasillo largo.
Entramos al taller, era bastante amplio llenos de cosas y algo mugriento pues era de esperar. El nerviosismo se habia apoderado de mi, era esa sensación entre el miedo y la intriga de la situación. El se fue hacia una parte visible y tomo un telefono. Me di la vuelta y me quede mirando el lugar, habia una amplia mesa de trabajo que empece a observar, era una mesa improvisada con un duro tablón de madera como base y de unos cuatro cajones robustos como patas, sobre la misma habian bastante herramientas de todo tipo, lo que no sabia en ese momento era que justamente ahí me iba a abrir de gambas para hacerme el culo. Estaba mi vista fija en esa mesa, era la mesa en donde trabajaba Don Braulio que se veia desde afuera, la mesa en donde hacia sus cosas mientras me miraba cuando esperaba el colectivo. De repente senti que me tomó de un brazo tirando mi bolso y me jaló quedandonos frente a frente, mientras me miraba fijamente a los ojos. Me acaricio con ternura una mejilla y luego el cabello pero de repente me dio la vuelta quedando de espaldas a el, me rodio con sus brazos por la cintura y me apretó contra él tratando de levantarme un poco como empujándome hacia donde estaba la mesa, me asuste y comencé a lagrimear y suplicar, al llegar a la mesa dejo de empujarme, se quedo parado allí sujetándome de mi cintura y aprisionando fuertemente mi trasero contra su pelvis, yo podía sentir claramente el bulto de su miembro en mi cola, después de unos momentos me soltó, empezó a mirarme de arriba abajo y sonriendo lujuriosamente me dijo: ‘Escuchame nena vos ya sabes porque estas aca asi que vas a tener que portarte muy bien conmigo y obedecerme en todo, tu solo déjate llevar que yo me encargo de lo demás’. Pense en que me habia metido, pero me calme y me dispuse a hacer lo que queria.
Tomó una silla y se sentó tras de mí de modo que mi culito quedaba frente a él, comenzó a acariciar mis piernas sobre las calzas, al ver que yo no decía nada subió sus manos y acarició mis nalgas, las apretó y las estrujó, como vio que yo no oponía la menor resistencia se levantó y empezó a frotarme su pene que ya se encontraba erecto contra mi trasero, entonces bajó sus manos para acariciarme las piernas y las subió a mi entrepierna, me empezo a pajear con sus dedos sobre la lycra mientras mis primeros gemidos se hacian presente y mis piernas se abrian solo un poco mas. Entonces me dijo: ‘ ¡Vaya!, te esta gustando no puta, pues empeza a disfrutarlo porque a vos te tengo preparado algo muy especial ¿sabes?. Su mano volvio atrás y empezo a acariciarme el contorno de mi cola mientras me decia –Perfecto, es perfecto, debes tener el culo tan estrecho como el de un maricon ¿no es asi?, pues eso lo vamos a arreglar. -Ya te estaras imaginando lo que te espera ¿no es cierto?, voy a romperte el culo y a convertirte en toda una puta’. Me quede perpleja por todo lo que me estaba diciendo pero igual lo queria, queria que continuara y recorde su apodo, realmente iba a dar credito al mismo.
Mi silencio sepulcral lo motivo asi que me tomo de la cabeza y me inclinó sobre la mesa y lo ajustada de mis calzas dejaba ver la marca de mi tanga, lo cual seguramente lo excitó aun más, de nuevo frotó su pene contra mi trasero, se aflojó el cinto, bajo sus pantalones y siguió frotándome con su enorme miembro que aun guardaba en sus calzoncillos, entonces se arrodilló tras de mí y acariciando mis nalgas bajo mis calzas hasta el final de mis nalgas y corrio aun costado mi tanga con rudeza, yo estaba totalmente estupefacta pues no podía creer lo -que me estaba pasando, de pronto sentí su rostro en mi cola besándome las nalgas, me las abrió y empezó a besarme el culito, lo chupo, lo lamió, lo succionó, pasaba su lengua y la metía en mi pequeño orificio, yo jadeaba y gemía inevitablemente, sentí mi cara muy caliente, que me ardía de excitación, todo me daba vueltas, nunca me habían dado ¡tan ríca! comida de culo.
Entonces se levantó e hizo que cambiáramos de posición, ahora yo me encontraba
sentada frente a él con su pene en mi cara, un animalón enorme y moreno, grande, grueso, venoso y con el glande completamente hinchado de excitación, me tomó de la nuca jalándome los cabellos y comenzó a frotarme su miembro entre mis labios, su piel era suave, brillante y caliente, ésa sensación no me disgusto para nada, adiviné lo que quería que hiciera y abrí mi boca, él lo introdujo un poco, al sentirlo entre mis labios me gusto mucho la sensación e instintivamente empecé a chuparlo, al ver que yo misma se lo mamaba voluntariamente dejó de jalarme el cabello y de pronto ya no podía parar, se lo mamaba ávidamente aunque no cabía por completo en mi boca, después de hacerme que se lo chupara por un buen rato me retiró y volvió a inclinarme sobre la mesa, ésta vez ensalivo mi culo para lubricarlo, ya estaba dispuesta a recibir el tremendo ataque pues acababa de probar el tamaño de su miembro y me preguntaba si todo eso podía entrar en mi pequeño culo, pero ¡como lo deseaba!, ya no me importaba nada, solo quería sentir esa tremenda pija penetrando mi hermoso culito.
Sentí su enorme pene a la entrada de mi ano, me tenía empinada frente a él con mis piernas algo abiertas, mis calzas a medio bajar y mi cola bien paradita, entonces me dijo: ‘Ahora sí puta, te voy a romper el culo como tu querías ó acaso crees que no te había visto ya provocandome ahí afuera mostrandome el orto, pues ahora si vas a sentir una verdadera pija dentro, te advierto que esto te va a doler pero también te va a gustar y después hasta me pedirás que no te la saque’, entonces comenzó a abrirse paso entre mis nalgas; ¡WOOOOW!, ¡ERA ENOOORME!, sentí que me partiría en dos, movía mi cabeza incontrolablemente mientras le suplicaba: ¡NO! ¡NO!, ¡MEJOR NO!, ¡POR FAVOR, MEJOR NO!, traté de zafarme echándome para delante pero fue inútil, él me sujetaba por los hombros y me aprisionaba fuertemente contra la mesa, mientras seguía empujándomelo con fuerza, creí que me desmayaría, al ver que no estaba dispuesto a soltarme le suplicaba; ¡DESPACITO POR FAVOR!, ¡ME DUELE!, ¡DESPACITO, DON BRAULIO POR FAVOR, PORQUE ME DUELE MUCHO! ¡POR FAVOR!, DON BRAULIO ¡POR FAVOOOR!, pero él seguía metiendomelo poco a poco y no se detuvo hasta que lo introdujo completamente dentro de mí, grite y llore y varias lagrimas rodaron por mis mejillas, él me regañó y me dijo que no gritara porque podían escucharnos y yo me mordí los labios para no gritar pues el dolor que sentía era muy intenso, pero a pesar de todo él tenía razón, ya no quería que me la sacara.
De pronto empezó a sacarlo y sentí un poco de alivio, pero de nuevo lo introdujo con fuerza, siguió repitiendo ése movimiento haciéndolo cada vez mas rápido, así continuó bombeándome hasta que el dolor fue cediendo y poco a poco comencé a disfrutarlo, después de violarme por un buen rato, el hombre ya lograba que yo me arqueara de placer, parecía una gatita en celo retorciéndome de gusto con su verga dentro de mí, pues nunca había experimentado ésa sensación tan intensa entre el dolor y el placer con tanta excitación, tanta pasión, tanto sexo y entonces él se estremeció y pude sentir que se venía dentro de mí, estaba chorreándome toda su leche caliente dentro de mí, ¡que ricura, que delicia!, en ése momento me sentí completamente invadida, poseída y sometida por un hombre que me estaba cogiendo en su propio taller, mi culo habia sido estrenado y desvirgado por Don Braulio alias el "Abre Culos". Ni se imaginan que situación toda esta, un morbo y un placer indescriptible.
Y asi Continuó cogiendome durante un largo rato, al tiempo que yo seguía convulsionada con ésa dulce mezcla de placer y dolor. Claro que después de aguantar largamente tan violentas embestidas, ya sentía dolor en mi pequeño culo, sin embargo él era implacable conmigo. Cuando intentaba soltarme ó hacia algún gesto de dolor o se me escapa algún grito, me apretaba mas fuerte y me decía; ‘Quieta nena, querías probar la pija por atras ¿no es así?, Pues seguirás comiendo verga hasta que me harte, que te voy a seguir abriendo el culo ¿sabes?’ y al tiempo que me la empujaba con fuerza me decía; ‘Come verga, vamos, cómetela toda grandísima putita’, y así continuó cogiendome y eyaculando dentro de mí, no recuerdo cuantas veces.
Cuando al fin quedo satisfecho, se salió de mí, se subió los pantalones y después de darme una fuerte nalgada, me dijo; ‘Pues ahora sí nena, ya eres toda una mujer y además tienes un culito ¡delicioso!, eres muy dulce y te has portado como una nena buena, ya se notaba que eras toda una puta. Desde ahora tu culo me pertenece, para que te lo coja cada vez que yo quiera, aunque ya verás que tu solita regresarás a pedirme pija todos los días y yo estaré aquí esperándote para cogerte a diario perrita. Se retiró hacia otro cuarto y me dejó allí tendida sobre la mesa, donde permanecí por varios minutos, realmente estaba exhausta y completamente llena de leche, incluso podía sentir como escurría entre mis nalgas y corría por mis piernas, me toque el culito y pude sentir que aún lo tenía muy abierto.
Me reincorpore y me vesti rapidamente saliendo por la puerta del costado.
Llegue caminando a mi casa con gran dificultad, fui al baño para darme una ducha y al quitarme la ropa note que mi bombacha estaba muy manchada con semen y sangre, me espante un poco, pero después pensé que era lógico después de la revolcada que me acababa de meter ‘Don Braulio’ para desvirginarme el culito. Ésa noche sufrí de fiebre, incluso al día siguiente mi mamá pensó que estaba enferma, tardé varios días para recuperarme, sin embargo en todos esos días no pude apartar de mi mente lo sucedido.
Imaginaba una y otra vez la escena; empinada sobre la mesa del taller, con mis calzas abajo, mi tanga de lado y Don Braulio tras de mí, con su enorme verga penetrándome violentamente. Como deseaba volver a sentir ése enorme palo dentro de mí, era cierto lo que él me había dicho, yo misma quería regresar y pedirle que por favor me cogiera otra vez. Me excitaba mucho la idea de volver a tener su miembro en mi boca, pero ésta vez no pensaba conformarme solo con chuparselo, quería mamarsela hasta que se chorreara en mi boca y saborear su semen escurriendo entre mis labios. Pero sobre todo quería volver a tener ésa tremenda verga dentro de mí, ¡tan grande, tan gruesa, tan dura y tan deliciosa!, ¡ésa verga me había vuelto loca!
Paso una semana, cuando volví a encontrarme con Don Braulio en la parada del colectivo, yo andaba con mi ropa habitual para ir a la facu, zapatillas deportivas, calzas y remera con buzo. Cuando lo vi en el taller no supe como reaccionaría pero él me saludo desde adentro sonriendo, como si nada hubiera sucedido, salio afuera, se acerco y paso su brazo por encima de mi hombro e intercambiamos saludos; ‘Hola Tammy como estás?’, yo le respondí que estaba bien, ‘Que bueno que estés bien, la verdad estaba un poco preocupado porque no te veía desde hace varios días’ y bajando la voz me dijo; ‘ Espero no haberte lastimado’, yo me quedé helada al oír esas palabras, no estaba fingiendo nada, me estaba hablando abiertamente de lo que había ocurrido entre nosotros, le respondí un poco nerviosa; ‘No Don Braulio, no me lastimo mucho, no se preocupe estoy muy bien, gracias por preguntar’, se quedo un ratito callado y luego de mirarme de arriba abajo, me dijo que le daba mucho gusto saber que estaba bien y acariciando mi mejilla en forma paternal se inclinó para despedirse dándome un beso en la mejilla y me susurró; ‘Espero que te haya gustado lo que hicimos, te espero cuando vuelvas en la tarde, mira que te voy a estar esperando, no faltes nena’, y al retirarse me guiñó un ojo, yo no pude evitar sonrojarme, agaché la cabeza avergonzada y mirándolo de reojo le sonreí pícaramente mientras le respondía; ‘Sí Don Braulio, gracias, aqui estaré’.
Luego llego el colectivo y me fui a la Facu, estaba totalmente emocionada, no lo podía creer, el hombre me estaba citando para cogerme otra vez, eso significaba que yo le gustaba y me quería de su puta, ¡wow! Me sentí muy halagada y muy excitada al saber que a ése señor, que era todo un hombre, de seguro me iba a sodomizar otra vez. Pero que me pasaba, estaba actuando como una chiquilina sin experiencia. Estuve toda la clase en la facu distraida, no podia apartar de mi mente lo que de seguro iba a suceder con Don Braulio. Asi que antes de llegar a destino llame a mi mamá por celular diciendole que no me esperara, que me iba a quedar mas tiempo en la facu. Una vez baje del bondi, cruce la calle y me dirigi a la puerta trasera del taller de ‘Don Braulio’, que estaba cerrado. Recuerdo la vestimenta que traia puesta, un buzo gris con capucha, una de mis remeras preferidas rosada ajustada, unas calzas de lycra que eran nuevas en ese momento, recuerdo que eran negras con un azul a los costados y mi otro par de zapatillas blancas, unas botitas converse all star. Asi que me dispuse a entrar por donde lo hicimos antes, fui por el pasillo y vi que la puerta estaba entre abierta y se veía luz, entré y allí estaba él tomándose una cerveza mientras me esperaba, cuando me vio entrar sonrió y acercándose me dijo; ‘como estas Tammy?’, me abrazó y acariciándome la cola me dijo; ‘Sabía que volverías nena, te gustó mucho mi verga, verdad?, estoy seguro que te fascinó’, entonces me giró, empezó a acariciarme las piernas por sobre mis calzas para luego seguir con mis muslos, frotándome su pene en mi trasero me dijo; ‘Mira nada más como me pones, me tienes la pija bien parada, ahora tendrás que comértela hasta que me saques toda la leche, así que prepárate putita, porque te voy a coger toda la noche’.
Me mantuvo un tiempito ahi acariciándome la cola y metiendo sus dedos entre mis nalgas para frotarme el culito por sobre la lycra, al mismo tiempo me besaba el cuello, mordisqueaba mi oreja, me besaba en la boca, la recorría con su lengua y chupaba la mía, me mordisqueaba los labios y yo solo cerraba mis ojos y me dejaba hacer todo lo que él quisiera, pues me excitaba muchísimo.
Me llevó hacia su mesa de trabajo y me recostó boca abajo levantando mi colita, se arrodilló y empezó a besarme las nalgas dándome pequeños mordiscos, jaló mis calzas hacia abajo y corrio mi tanga de lado para besarme el culito, lo lamía y
lo chupaba con fervor, introducía su lengua en mi orificio jugueteando con él y arrancándome gemidos de placer. Después se levantó, se soltó los pantalones y de sus calzoncillos liberó su miembro completamente erecto, me tomó de la cintura, me hizo abrir un poco las piernas y apuntó contra mi entrada su enorme bestia hambrienta de culo y de un solo golpe me la enterró ¡completita!, grité dolorosamente aferrándome a la mesa, pero nunca intente zafarme. Para silenciarme se inclinó y me tapo la boca con su mano, empezó a mecerse lentamente haciéndome el mete-saca y susurrándome al oído; ‘Ya nena, ya no
llores puta, es que me gusta mucho tu culito, me pone como loco y no me puedo controlar, ¡tu culo es mio! Y me encanta que seas tan puta, para meter mi pija en tu hermoso culo’, la forma en que me hablaba me excitaba mucho y me hacia sentir totalmente dominada.
Poco a poco fue acelerando hasta llevarme a un ritmo verdaderamente delirante,
cada embestida de su miembro la recibía hasta adentro de mí y podía sentir sus huevos chocando contra mis nalgas, instintivamente fui apretando mi culito en fuertes contracciones, eso lo enloqueció, el hombre gemía de placer mientras
me bombeaba a más no poder, a mí me tenía jadeando y con mi respiración muy
agitada, de pronto empezó a estremecerse, se estaba corriendo dentro de mí, me
estaba chorreando toda su leche mientras exclamaba; ‘Así, así nena, que lindo, sigue moviendo tu culito, así mami, apriétame con tu culito y sácame toda la leche, te lo voy a llenar de lechita caliente mamita, ahh, ahh, que culo tenes puta y como te la comes’.
Cuando terminó se salio de mi y me tomo del cabello para arrodillarme frente a él, tomé su enorme pene entre mis manos y lo metí en mi boca, no quería desperdiciar ni una gota de su semen y se la chupe dulcemente hasta dejársela completamente limpia. El sentir su espeso semen en mi boca me gusto mucho, su sabor me pareció deliciosamente salado y único, entre tanto él me decía; ‘Vaya que te gusta la pija putita, sos una puta golosa’. Después se acercó una silla para descansar un momento, le dio unos sorbos a su cerveza y me convido un poco, me dijo que me saque los pantalones, refiriendose a mis calzas y luego me colocó sobre él con mis piernas abiertas, me arrancó la tanga diciéndome que la conservaría como recuerdo y cogiéndome de mis nalgas me sentó sobre su miembro que ya tenía una nueva erección, yo rodie su cuello con mis brazos y comencé a encajarme lentamente en ésa gran estaca, hasta que nuevamente ¡ me la comí toda¡
Me tomo de la cintura y comenzó a subirme y bajarme lentamente, yo aún estaba
muy excitada y lo disfrutaba como loca, entonces me agarró de las nalgas y al bajarme me las abría para meterme su verga tan adentro como pudiera y cuando me levantaba las apretaba con fuerza aprisionando su enorme miembro, eso lo
excitó muchísimo y pronto me estaba dando de sentadas en su verga ¡frenéticamente¡Se volvió a correr dentro de mí con abundancia y los dos quedamos totalmente batidos de semen.
Continuó cogiendome toda la tarde y noche y en todas las posiciones que se le ocurrieron, me cogió cuanto quiso hasta que los dos quedamos exhaustos y claro hasta que volvió a dejarme el culito enrojecido, dolorido y palpitante, solo me cogio por el culo, solo por el culo ¡pero como me encantaba lo que me hacía ése hombre!. ¿Continuara?
Me gustaria recibir comentarios sobre lo que me sucedió y sus opiniones sobre porque me sucedió esto y de quien fue la "culpa". [email protected]

Otros relatos eroticos putas

me tocaba el culo y me morreaba, mientras yo miraba a mi novio, estaba rodeada por tres hombres manoseándome, pellizcándome, seis manos y tres bocas me buscaban ansiosos...mientras ponía cara de cachonda, aun mas de lo que estaba, mientras miraba a mi novio, abriendo mi boquita y jadeando
Relato erótico enviado por culona69 el 20 de September de 2012 a las 00:19:31 - Relato porno leído 126419 veces
Hola me llamo lupita y como lo dice el titulo soy una madura cachonda y muy puta, me encanta el sexo, me gusta que me traten como a una verdadera puta, me encnta que me la metan por el culo y me coman todo mi trasero.
Relato erótico enviado por madura cachonda el 11 de September de 2013 a las 01:05:30 - Relato porno leído 120664 veces
Que se puede decir me gusta ser puta.
Relato erótico enviado por Anonymous el 08 de May de 2006 a las 21:16:20 - Relato porno leído 69890 veces
"Lo que no sabia en ese momento era que justamente ahí me iban a abrir de gambas para hacerme el culo".
Relato erótico enviado por Anonymous el 07 de August de 2009 a las 23:09:45 - Relato porno leído 64522 veces
Hola chicos este es mi primer relato, espero les guste, soy puta de un bar, soy fichera pero ya tomada me dan tremenda cogidas, soy casada mi marido a publicado algunos relatos de mi, y me encanto esto de los relatos, y mi marido me enseño, y voy a publicarlo,
Relato erótico enviado por zorraputita el 03 de August de 2014 a las 11:46:02 - Relato porno leído 45069 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'La mesa del taller de Don Braulio'
Si te ha gustado La mesa del taller de Don Braulio vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar La mesa del taller de Don Braulio. te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
djinn (23 de February de 2013 a las 20:04) dice: Ufff que puta eres. Siguete gozando a Braulio

Ana Mireya (2 de December de 2013 a las 20:46) dice: Me encanto, y me trajo gratos recuerdos. Gracias.

tiriloncito (13 de August de 2009 a las 20:20) dice: una mujer provocativa, un hombre que le hace honor a su apodo, es una combinacion exitante y peligrosa que solo bastaron las circustancias para que las cosas se dieran de una manera espontanea. tu relato es buenisimo, quien fuera don braulio mamacita!. saludos.

Pablo01 (11 de August de 2009 a las 04:21) dice: muy exitante relato la nena provocativa recibe merecido.

grillourbe (10 de September de 2011 a las 19:28) dice: Excelente relato!


Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato La mesa del taller de Don Braulio.
Vota el relato el relato "La mesa del taller de Don Braulio" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 4.962962962963
votos: 54

No puedes votar porque no estás registrado

Online porn video at mobile phone


relatos porno gratis apoyando ortos en el busrelatos calientes de como me manosearon en boliches y discosrelatos eroticoa de casadas en juegos de asar de ebrias e infielesrelatos erotico de cojeme rico sexo conmi hermanorelatos porno jovencitas,vecinas,iglesiasrelatos de sexo con fotos familia incesuosa 04Relatos: La Retrasada Culonasaciame argentina xxxmi abuelo me hiso mujercito parte2relatos gay mi cu0Š9ado me lo metio durmiendo sexo gayme dijo hazme el amor cabronRelatos de como desvirgue del culo a mi profe y a su hijaa mi marido le gusta mi concha con olor relatosrrelatos doble penetracion complaci a mi esposo xxxrelato mefollan rn el metrorelatos eroticos a mi mujer le andan dando vergaTortura ombligo esclava todorelatosMujere tirado perro graderelto de incesto mi papà me metio su enorme pollarelatos de madres infieles y dominantesrelatos de me coji a recien.casadame desvirgo mi. primo jerorelatoseroticoslagorda de mi tiarelato erotico mi harem de nenitasrelatos eroticos ya basta no masss no massme cojieron embarazada videoscache:pvNiHeDwfL8J:eqdo.ru/relatos-de/espiando-a-mi-tia www.madre relata como le enseño su hijo la vergarelatos humillacion pene pequeñodescubro a mi hijo tiene una verga burroRelatos calientes de mi vecino vergon me hace eyacularrelatos eroticos calzoncitos mojados xxxgratis hijo abreme el culo y sacame la cagada relatosmama hilo dental. relatocita beme xxxmi tio me cojio ayay sacala. relatos pornowww hija relata q espía a su madre con su amanteno le entra la berga ygrita cuento eroticoVer hueco del culos como hacer para dilatar y entre un pepinono pense que me dejaria follar relatorelatos eroticosde pendejas con viejos feosque rico cojes bebe asi asi dame massculo a pijazos elirelatosvideos madre relatos.reales donde la madre se calienta de tal forma qe simula estar dormida par que joven la coga muy ricok rica su vergota don relatole pedi a mi esposa que se emborrachan para cogerla entre varioscuentos eroticos el semental de la familia 11relatos de cholitas desvirgadasrelatos de novatocornudo xxxle pedi ami esposa borracha que se dejara cojer por mis amigosrelatos ereticos de mi hermanita le gusta depilarse la conchitarelatos esposa puritana ve el pollon descomunal del sobrino y no puede resistirserelato suergro enborracha a su nuera para cojela en su noche de bodaaaa siii compadre penetrame mi concha relatos etoticos. el de la tienda acosa ami hijarelatos eroticos la sobrina de mi esposa en bikini transparente en nuestra piscina y sele ven los pelos de la panochadescargar historias eroticas de pajero mirando ojete de vecinito en calzascon la comadre viuda relatome gustan las vergas cabezonas y gruesas relatosRelatodesexoanalporno relatos. a mi esposa chantajean por andarrelatos anales incesstuososhistorias.relatos.de.dame.mas.duro.sexo.duro.trios.gayrelatos 2017 de desvirgue a mi madre el culo y la conchaabiertas de piernas en bikini cabadasrelatos porno desvirginando a mi ahijada indigenarelatos de incesto madres bailando emputecidasrelato de sexo me cogi a mi maestra y me decia si culeameRelatos pornos con imagenes animadas el amigo de mi papa me chupa la cuca ricorelatos de vecinitas buscan que las enculente relato es la continuaci¨®n de " Cuando tu hermano se hace un hombre"relatos calientes de como me manosearon en boliches y discoshttp://googleweblight.com/?lite_url=http://eqdo.ru/relatos-de/fantasias-cumplidas-con-mama&ei=EOpZF60r&lc=es-419&s=1&m=616&host=www.google.co.ve&f=1&gl=ve&q=Ver++video++porno++de+esposa++rubia++cunpliendo++la++fantacia++del++esposo++con++tres++negro++cuentos++erocticos.+Com&ts=1485894267&sig=AF9Nedky2tvKHyaD5zqquDZ7vCzIU9LLyQhttp://googleweblight.com/?lite_url=http://eqdo.ru/relatos/eroticos/ficha/feo-vergon-me-hace-cornudo-13810.html&ei=P1JzcUVa&lc=es-419&s=1&m=692&host=www.google.co.ve&f=1&gl=ve&q=Me+cogi+al+abuelo+de+mmi+esposo++relatos&ts=1506889890&sig=ANTY_L3_gLtLib7NHGN9MDirzBbaCN7DhA