Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por avispon6315

Photo
Enviada por dicarlo17

Photo
Enviada por voyeurmidyuc


MI CIEGUITA


Click to Download this video!
Relato enviado por : Chokolateros el 20/01/2012. Lecturas: 9541

etiquetas relato MI CIEGUITA eroticos .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
Buscando el amor lo encontré una noche lluviosa en las afuera de un cementerio, lo que fue por caridad se transformo en un amor verdadero.-


Relato


Mi nombre es Nacho, soy un muchacho de 25 años, estoy bien dotado, soy algo fachero y con buena labia, no me da problemas el relacionarme con la chica que me guste. Un día que estaba lloviendo salgo del trabajo y debo caminar unas cinco cuadras para llegar donde dejo el auto, ya que lo dejo detrás de un cementerio donde hay libre estacionamiento y ante los grandes árboles, se mantiene a la sombra y algo fresco.
Ese día iba algo apurado ya que solo tenía una campera impermeable y a una cuadra de donde estaba el auto y a unos metros delante de mi veo que una chica tropieza y se cae, pero al caerse vi que no se movía y en ese instante corrí hacia ella para auxiliarla sin importarme la lluvia, llegue a ella que todavía estaba como atontada boca abajo, le pregunte como se sentía, si tenía algún dolor en lo que vi un bastón blanco, evidencia de que si no había visto la baldosa con la que había tropezado no era por ir apurada sino por ser ciega. Logre que se sentara preguntándole si necesitaba que llamara una ambulancia, pero se negó.
• Le agradezco, solo ayúdeme a pararme e indíqueme donde queda la parada del colectivo que va para el centro, con la caída me desoriente y no se para donde ir, en un día como hoy debo darle gracias al Señor que me estuviera usted detrás mío para ayudarme.
Le ayude a levantarse, recogí sus pertenencias esparcidas por el lugar, las coloque dentro del bolsón y al ponerme a su nivel, recién tome dimensión del pedazo de mujer que había socorrido. Era una chica con cara angelical lastimada con raspones, totalmente sucia y empapada, ya que al no poder ver, se le hacía imposible correr o apurar su marcha, tal vez al intentar apurar la marcha fue cuando su bastón no llego a detectar con lo que se tropezó, su caballera negra, media amorronada por el barro pero atreves de su blusa empapada se le notaban un par de tetas que hacían la delicia de ser observadas, no era tetona pero si tenía lo suyo coronado por unos pezones en punta que hasta se le marcaban sus aureolas, no muy oscuras pero si se las podía ver, sus pantalones blancos habían cambiado de tono y al estar mojados dejaban a la vista sus tributos, era un manjar para el más exquisito de los machos. Empezamos a caminar, pero se veía que le dolía mucho al pisar con su pie derecho, me detuve, me saque mi campera y la puse sobre sus hombros.
• Por favor, no te asuste de lo que voy a hacer ahora, no quiero que te lastimes más de la cuenta, te voy a alzar en mis brazos y te voy a llevar hasta donde esta mi auto, te acompaño hasta el hospital que te revisen porque veo dolor en tu cara al caminar, parece que te lastimaste tu pie derecho.
• No puedo permitirle que se tome ese trabajo, solo indíqueme donde se encuentra la parada del colectivo para liberarlo de mí.
Solo agarre bien su bolsón y ante sus negativas la cargué en el hombro y empecé a apurar el paso, no tanto por la lluvia sino por el peso que llevaba encima, esa cuadra me pareció interminable, al llegar donde tenía estacionado el auto.
• Bueno, llegamos, con cuidado que te voy a dejar parada frente al auto para que lo pueda abrir.
Al pisar con su pie derecho, pego un grito, menos mal que por el mal tiempo no había gente cerca ya que seguro habrían pensado que la estaba secuestrando. Le pedí su bolsón y lo deje en el asiento trasero y la ayude a sentarse de espalda al interior del auto luego tome su pierna izquierda la metí dentro y al hacer lo mismo un nuevo grito de dolor, cerré la puerta y corrí hacia mi lugar.
• Como veras, cada momento que pasa te duele más, por lo que es conveniente llevarte y que te revisen, tienes alguna obra social o vamos a un hospital.
• Tiene razón, ya casi no puedo apoyar el pie, pero no deseo hacerle perder más tiempo conmigo, cuando vea pasar un taxi lo para y me paso a él.
• De ninguna manera, en este momento estas como si estuvieras desnuda, tienes toda la ropa mojada y se ve perfectamente tus tributos, si te llega a tocar un tachero degenerado, vaya a saber que te puede hacer, ya que no lo verías y no lo podrías reconocer, por lo que te pido que confíes en mí. Me llamo Nacho y vos, mientras prendía el motor del auto.
• Le estoy muy agradecida por lo que está haciendo conmigo, vivía con mi madre que murió y vine a traerle flores, pero por lo visto, no le debe haber agradado mi visita ya que no me cuido dejándome caer.
• Tal vez cuido de ti, ya que estaba cerca y pude ayudarte, te comento que tengo 25 años y no soy un viejo para que me trates de usted, ahora estas corriendo con ventaja ya que sabes mi nombre pero cómo te llamas.
• Perdóname, no estoy muy acostumbrada a estas situaciones, ante mi estado me he convertido en una chica extrovertida y me da miedo de ser un poco más liberal ya que los hombres toman la señal equivocada y creen que estoy buscando una aventura, pero eres diferente, ya que como has dicho estoy como desnuda y lo único que has intentado es ayudarme y en ningún momento te has propasado, pero la que corre con desventaja soy yo, mis ojos son mis manos, dejarías que recorrieran tu cara para saber cómo eres en realidad.
Al permitírselo, les tome sus manos guiándolas hacia mi cara, se posaron dulcemente sobre mi frente y con sus dedos iban recorriendo milímetro a milímetro, paso a mi cabello todo mojado y luego paso por mis orejas para llegar a mis mejillas, es donde más tiempo se tomo ya que no solo las recorría sino que también se dedico a mis labios y nariz, lo hacía con una dulzura que solamente las personas que han perdido un sentido utilizan los otros a full, eran como caricias y me avergoncé un poco al tener una erección con solo su reconocimiento.
• Le puedo decir que eres un muchacho atractivo, joven, se te ve feliz y que no tienes preocupaciones, eres una persona dulce y seductora, pero le molestaría si me saco el zapato, parece ser que se me está inflamando el pie y ya no lo aguanto.
• Por supuesto que puedes, ahora te darás cuenta que es necesario ir al hospital o donde desees, cada minuto que pasa va a ser peor, y para colmo no tengo vendajes o hielo como para realizar los primeros auxilios, pero ya déjate de tonterías y tutéame que no se si estas enojada conmigo o si sos mi tía Clotilde que ante una travesura mía me trata de la misma manera como lo haces vos.
Bueno nos fuimos al hospital más cercano, la hice que me esperara dentro del auto, fui por un sillón de ruedas, y la traslade a la sala de guardia, le explique lo sucedido pero me hice pasar por su primo, ya que al ser un familiar me tendrían que tener en cuenta para los partes médicos y saber que estaba sucediendo, ella dirigió su bella cara hacia mí y se sonrió, aparentemente le agrado que me hiciera pasar por un familiar, la revisaron estando yo presente, le limpiaron la herida de la cara y me pidieron que le saque el zapato, medias y pantalones para que cuando viniera el traumatólogo de guardia no perdería tiempo.
• Bueno primito, quiero decirte que tu prima se llama Ivana, se encuentra algo confundida por el momento que está pasando, ya que me encuentro semi desnuda ante vos.
• No debes hacerte problema, cuando te encontré se veía más que ahora, solo puedo verte tus hermosas piernas, ya que la tanga ya la conocía sobre los pantalones húmedos que tenias puestos.
• Te das cuenta que eres todo un seductor, ya empiezas con palabras lindas hacia mí, espero que no quieras aprovecharte de la situación.
• Ahora que lo dices primita, perdí la oportunidad de pasarla bien cuando te encontré en el cementerio, pero justo te accidentaste y tuve que traerte hasta aquí para que te revise un buen profesional en lugar de invitarte a tomar algo.
En eso entra el médico, preguntándole que estaba ocurriendo a una niña tan linda, al verla sobre la camilla, vio lo inflamado que tenía su tobillo, al tocárselo pego un grito no de niña sino de mujer dolorida, antes de suministrarle ningún analgésico le pidió que se hiciera una placa de rayos en la zona afectada, al rato, ya en el consultorio vino el médico diciendo que no había quebradura, pero si un esguince, debería inmovilizar el tobillo, no apoyarlo para caminar por un par de días, se colocara hielo y tomara unos antiinflamatorios y analgésicos cada ocho horas. Nos fuimos y ya en el auto me agradeció todo y me pidió que la acercara a la casa, al llegar se quiso bajar para que siguiera mi camino.
• Mira Ivana, me encontré con una chiquilina maleducada que quería imponer su voluntad, te ayude y me ofrecí a acompañarte, y hasta que no te entregue a algún familiar, mi misión no terminara, o piensas que tu novio o pareja se va a enojar al verte recostada sobre mi hombro, además, quien llevara tus pertenencias.
• No debes hacerte problemas, no tengo novio y mucho menos pareja, vivo sola porque mi familia me sobreprotegían y no me dejaban tener vida propia, por lo que al morir mi abuela, ocupe su casa amueblándola a mi gusto para saber donde se encuentra cada cosa, de a poco se fueron retirando de mi vida hasta que me quede sin familia, de a poco me fui insertando en la sociedad, haciendo cursos y aprendiendo a como desenvolverme sin necesitar de nadie, conseguí trabajo y soy feliz a mi manera, pero hace un tiempo tras una agonía de varios meses muere mi madre y nadie me aviso para que pudiera despedirme de ella.
• No toda tu familia te abandono, tu madre me puso en tu camino y ahora tienes a tu primo que va a estar a tu lado hasta que puedas nuevamente valerte por tu misma.
• Mira, apenas te conozco y no puedo permitir que te quedes conmigo, una porque tienes tu vida, tú chica esperándote o alguna mascota que espera para ser alimentada, mientras entrabamos a la casa y le ayudaba a sentarse en un sillón.
• Yo tampoco te conocía, sin embargo me arriesgue a subirte a mi auto y que me estrangularas mientras pasabas tus manos sobre mi cuello, o me asfixiara mientras posabas tus manos sobre mi boca y nariz, pero confié en vos y no me hiciste ningún daño, continuo a tu lado respirando y hablando, por una vez en el día, reconsidera que sería apropiado que tu primo se quede con vos, que harías si ahora necesitas un vaso de agua o ir al baño, ni muletas tienes.
Tras discutir que si o que no me impuse diciéndolo que me quedaría pero que se quedara tranquila, ya que yo me quedaría en el sofá del living, ante no tener que responder me pidió que la acompañara al baño ya que se quería sacar su ropa mojada, darse un baño para refrescarse y colocarse ropa limpia. Me levante pero no para ayudarla a levantarse a lo que ella se sorprendió, fui a la cocina y traje dos bolsa de basura, volví a ella, acerque una silla tome su pierna lastimada y la puse sobre la silla.
• Me puedes decir que estás haciendo, te pedí que me acompañaras al baño y me acomodas como para que descanse, no entiendo tu manera de ser, yo ciega y vos sordo.
• Primita, si te vas a bañar, te vas a mojar y te olvidas que tienes un vendaje colocado para inmovilizarte el tobillo, no puedes mojarlo, por lo que fui por un par de bolsas para que no se moje y te puedas bañar tranquila.
• Sabes que me estás haciendo sentir miedo, no estaba acostumbrada a que me mimen y estén pendientes como lo haces vos, pero cuando ya pueda valerme por mi sola perderé estas atenciones, por favor no me malcríes mas, lo que ahora me hace sentir bien, mañana me dañara.
Por un lado, tenía razón, la estaba sobreprotegiendo y mimándola mas de la cuenta, pero era una chica muy simpática además de sexy, conversadora pero siempre a la defensiva, se debería a su estado, comencé con su pie colocándole sobre el tobillo una bolsa mientras que la otra se la colocaba como bota sobre la primera y doble la primera de tal manera que el agua resbalara hacia afuera y no se mojara el vendaje. Le ayude a levantarse para que se levantara y coloco su brazo sobre mi hombro y la lleve hasta el baño.
• Bueno Nacho, hasta aquí llegaste, cierra la puerta y espérame en el living, cuando termine estaré a tu lado para que nos tomemos algo y poder charlar.
• Pues te equivocas, de tu lado no pienso separarme, te llega a pasar algo jamás me lo perdonaría.
• Por favor Nacho, no me lo hagas mas difícil por favor, eres la primera persona que pasa tanto tiempo a mi lado por lo que me sería muy vergonzoso para mi desnudarme delante de ti, no me obligues a hacerlo.
• Mira Ivana, eres una chica hermosa, a tu cuerpo lo conozco desnudo desde el cementerio, en el hospital te saque el pantalón viéndote tus hermosas piernas y a tu tanga, pero por mi mente no paso nada sexual, no porque no me agrades, sino que estaba preocupado por vos, como lo estoy ahora, por favor deja tus perjuicios a un lado y déjame que te ayude para que no te suceda nada malo, sabes lo pesada que eres para cargarte, otra vez creo que lo pensaría dos veces.
Antes de dejarla a que replicara lo dicho por mí, procedí a desabrochar su blusa pero al principio lo quiso evitar interponiendo sus manos entre la camisa y mis manos, se las tome y las puse sobre mi rostro.
• Mira atreves de tus manos si mi cara hay indicios que te vaya a hacer daño, solo quiero ayudarte para que terminemos de una vez por toda con esto, lo único que me falta es ver a mi prima con el tobillo lastimado y con neumonía, debes sacarte la ropa mojada, pegarte una ducha de agua caliente para descansar del día que tuviste.
Entonces si puede sacarla su blusa mojada, desprendí su corpiño le saque el pantalón cuidando el vendaje envuelto en bolsas para que no se mojara y por fin su bombacha, la tome en mis brazos para depositarla dentro de la tina ya con agua tibia, le alcance el jabón, champú y la ducha de mano, estaba hermosa, sus pechos firmes con sus pezones en punta y su conchita rodeada de pelitos muy bien cuidados ya que estaban recortados en forma de triangulo, era realmente hermosa, solo atine a sentarme en el inodoro para admirar su bello cuerpo.
Mientras ella enjabonaba con champú su cabellera negra como azabache sus manos parecía manos de artista trabajando sobre una obra de arte habrá pasado como diez minutos que dejo de trabajar sobre su cabello para tomar la ducha de mano llevándola sobre su cabellera, tomo jabón para comenzar con su cara, todo lo hacía tan suave como acariciándose a sí misma, continuo con su cuello, pero al llegar a sus tetas le puso mucho entusiasmo, las enjabono dejando el jabón sobre su abdomen y empezó a masajearse las tetas, ponía mucho énfasis sobre sus aureolas y a los pezones que eran como pellizcados para volverlos a acariciar, tomo nuevamente el jabón para continuar sobre su pancita y su pupo, de donde entraba y salía su dedo, llego a su conchita para darle un tratamiento mayor que a su pupo, comenzó con sus pendejitos, enjabono bien sus dedos hasta que se lo llevo al interior de su concha, pero no duro lo que yo había pensado, luego volvió a enjabonarse las manos y se la llevo hacia su culo, se incorporo un poco para que su mano pudiera llegar a limpiar bien su agujerito, luego con movimientos sensuales comenzó a levantar una pierna, se la enjabono junto a su pie para luego hacerlo con la otra pierna, este pie no pudo recibir el mismo tratamiento que el de su compañero por estar cubierto por las bolsas, dejo el jabón y tomo la ducha de mano para terminar su trabajo, saco el tapón de la tina y seguía con la ducha de mano hasta que su cuerpo quedo totalmente limpio, me pidió que la ayudara a incorporarse le ayude y al abrazarme se dio cuenta de que todavía estaba vestido.
• Bueno, ahora déjame sentada sobre el inodoro para secarme mi cabello y cuerpo mientras te bañas, no tengo la fuerza necesaria para cargarte hasta el hospital, para colmo todavía no saque mi registro de conducir.
• No creerás que voy a desnudarme delante de ti, no sería apropiado yo me encuentro bien y no será necesario que me cargues hasta el hospital.
• Claro, ahora entiendo, es apropiado que me desnudes, que me estés observando mientras me baño, me cargues desnuda en tus brazos y no deseas desnudarte delante de mí, te aseguro que cerrare mis ojos para no incomodarte.
Tenía razón, me estaba comportando como un chiquilín avergonzado, pero vergüenza a que sentía, si ella por más que quisiera verme no podría, era ciega, solo se estaba preocupando para que me sintiera a gusto y limpio, por lo que atreves de chistes me fui desnudando, al entrar a la tina, le pedí que no tratara de levantarse mientras me bañaba tranquilo.
• Quédate tranquilo que voy a disfrutar de este momento viéndote gozando desnudo a la vez que voy secándome la cabellera y mi cuerpo.
Me bañe despacio y tranquilo, salí de la tina me seque y me pidió que pusiera toda la ropa sucia en el canasto de la ropa para luego llevarlo y lavarlo. Deje todo en el canasto la tome en mis brazos, ella por primera vez enlazo sus brazos sobre mi cuello y me besaba en las mejillas todo el trayecto hasta el living donde la deje en el sillón fui a la heladera tome un par de cervezas y hielo para su tobillo y al cerrar la heladera vi un atado de cigarrillos, le pregunte si fumaba y ante su respuesta afirmativa los lleve junto al cenicero y encendedor.
• Te das cuenta Nacho, a esto le tengo miedo, llegarme a enamorar de un hombre como vos y no ser correspondida, o que me tomes como un objeto sexual al que una vez usado lo descartas.
• Bueno Ivana, hasta ahora no te usado por lo que todavía me vas a tener que aguantar, en cuanto a los sentimientos se puede decir que siento algo parecido a vos, sos algo especial y me siento muy a gusto a tu lado, me agrada charlar con vos admirando tu hermoso cuerpo
• Te molestaría que viera tu cuerpo con mis manos, me gustaría conocerte un poco mas como lo estás haciendo vos con la mirada que no tengo.
• No hay problema, pero primero déjame que te coloque el hielo por un rato para ayudar a desinflamar tu tobillo, que gracias a él estoy a tu lado.
Ante mi afirmación y después de acomodarle el hielo, comenzó desde mi cara como lo había hecho en el coche, solamente que ahora iba narrando lo que sus manos veían por sus ojos. Nachito, se te ve feliz y tienes una hermosa sonrisa, labios carnosos y una nariz pasable, con tu cuello me doy cuenta que tienes una piel tersa y suave, apenas se nota la nuez muy pequeña, creo que con el tacto solamente te das cuenta, no creo que se vea a simple vista, bajo hacia mi pecho, Nacho que hermoso es sentir tu bello al contacto de mis manos, pezones chicos al igual que tus aureolas, tienes un rollito pero me agrada, sabes soy muy buena cocinando, continuo su viaje, se topo con mi pupo, se entretuvo un rato bordeándolo e introduciendo un dedo en el, siguió su trayectoria encontrándose con los pendejo, sin llegar a tocarme la pija, se entretuvo con mis pelos pélvicos, hay Nachito, que peludo que eres, me encanta eres todo un macho, en eso tal vez sin querer haciendo rulos con mis pendejos, rozo mi pija, recién tomo noción ante lo que tenía que ver con sus manos, no lo dudo mucho y la tomo con su mano mientras que con la otra me tocaba acariciando mis huevos, pero no me decía nada, tras un suspiro, Nacho, eres perfecto, que pedazo que tienes, tu cabecita es muy suave al tacto y tus huevos grandes y peludos, sos toda una delicia, como es posible que estés solito, siguió sus caricias hacia mis piernas, ya comenzaba a agacharse para llegar a mis pies donde recorrió cada dedo haciéndome cosquillas en la planta del pie.
• Bueno Ivana, ya me conoces, contame que piensas de mi, que te gusto mas y que es lo que no te agrado, llego a satisfacer tus expectativas.
• Estoy fascinada de vos, eres muy lindo, lo que más me gusto fueron tus pies, los tienes muy bien cuidados, eres una persona cuidadosa de tu aspecto, pelo corto y bien afeitado, pero si hay algo que no me agrada por decirlo de alguna manera es tu pelo pélvico, me extraña que seas tan desprolijo en esa zona, sabes que es antihigiénico y trae complicaciones al ser usada tu pija por una boca.
Me encanto que fuera sincera, me hizo pensar que podía ser realidad lo que me decía, pero en cierta manera es algo que marca la hombría del macho, pero a ella le molestaba, decía que era algo que podía traer complicaciones con la mamada, será que se esta ratoneando con hacerlo, con sus manos se tomo su tiempo con mis huevos y mi pija, hasta llego a hacer unos masajes muy parecido a una paja que enseguida lo dejo de hacer, por lo que era probable que lo deseara hacer, pero sería virgen o ya lo habría hecho, de seguro que si ya que era una hermosa mujer y pretendientes no le faltaría, pero era la primera vez que estando con una mujer desnuda frente a mí, no la había ni siquiera tocado en cambio ella recorrió todo mi cuerpo con sus manos.
• Ivana, te molestaría que te mirara como lo haces vos, con las manos, no quiero llegar a incomodarte, si no lo deseas me lo dices y seguimos charlando como hasta ahora.
• No Nacho, no es el lugar ni el momento apropiado, por lo que te pido que me ayudes para llegar a mi dormitorio para estar más cómoda donde va a ser el lugar indicado y el momento propicio para que me veas con tus manos como lo hice yo con vos, pero solo eso, no pienses en avanzar más.
Bueno, ya estaba decidida a que le recorriera su cuerpo con mis manos, pero marco un límite hasta donde estaba decidida a llegar, por lo visto no deseaba coger y la respetaría, no por la lastima de su incapacidad sino porque ya me estaba gustando como mujer, era raro lo que me estaba pasando, nos bañamos juntos, estuvimos en el living sentados, conversando, tomando cerveza fumando y desnudos y ni siquiera le había puesto una mano sobre su muslo tratando de llegar a su concha o amasarle las tetas, como era posible que estuviera actuando de esta manera, de seguro que con cualquier otra mujer ya me la hubiera cogido, pero con ella era distinto, tal vez en lugar de estar frente a una aventura estaba enamorándome de ella. La cargue y ella coloco sus brazos sobre mi cuello y me beso pero no en la mejilla, sino en la boca, la primera vez que tomaba la iniciativa besándome, por primera vez nuestras lenguas se conocían, me agrado mucho el contacto de su lengua con la mía y el beso se prolongo durante el camino hacia el dormitorio, la deje en la cama donde se acomodo quedando boca arriba, se relajo abrió un poco sus piernas y sus brazos, toda una diosa desnudita ofreciéndome su cuerpo para que me deleitara con sus manos, pero había un límite que no debería pasar, seria toda una tortura el no poder entrar dentro de ella, pero esta tortura durará hasta que ella me lo pida, solo espero que se decida y me lo pida.
• Bueno primito, llego tu hora en reconocer mi cuerpo con tus manos primero sácame las bolsas, quiero que sepas que sos el primer hombre que me ve desnuda con mi consitimiento y va a acariciarme cada parte de mi cuerpo, espero que lo disfrutes y si hay algo que no te agrade me gustaría que fueras sincero como lo fui yo.
Me coloque a cuquilla sobre ella para acariciar su caballera, su cabello largo y lacio provocando sensaciones en mi, roce sus orejas con mis manos y gimió, continúe sobre sus pómulos, pase por su nariz roce varias veces con mi dedo sus carnosos labios para continuar hacia su cuello, lo acariaba para volver a sus orejas y a su cabellera, por fin bajaron hacia su pecho, con el índice se lo pasaba sobre el canal que formaba sus tetas, mis manos tomaron ambas tetas y empecé a amasárselas suavemente, le robe un gemido, estaba disfrutando de mis caricias, luego me dedique a sus pezones ya duros y a su aureola, otro gemido y mis manos se dirigieron hacia sus bases para seguir hasta su ombligo, quería saber porque ponía tanta énfasis en su limpieza y cuando comencé a rodearlo e introduje un dedo en su interior un señor gemido salió de su boca, no se reprimía por lo que iba sintiendo, al contrario, me lo hacía saber, deje en paz a su pupo para continuar con la exploración, en lugar de irme a su concha mis manos fueron a sus laterales sobre sus costillas, zona muy sensible y que provoca muchas reacciones, cosquillas por ejemplo y surtió el efecto deseado, empezó a reírse hasta que me pidió que no fuera cruel y que no la castigara mas ante sus ruegos, empecé a recorrer lo que más deseaba, su concha, me dedique a su triangulito de pendejos que no tendría más de un centímetro de alto y vi claramente la humedad en su concha, había acabado con mi reconocimiento, no se la toque ni le metí ningún dedo, solo pase a sus entrepiernas que acariciaba pasando por sus rodillas y llegar a sus pies, se los masajee y fui metiendo de a uno sus dedos en mi boca, volví acomodar el hielo sobre la zona afectada y entonces fue el turno de su concha, no fueron mis manos la que recorrieran esa hermosura, fue mi lengua donde probé su néctar pase varias veces por su botón haciéndola acabar como la diosa que es, ya satisfecho por mi tarea sobre su cuerpo, me acerque a su boca para besarnos y me recosté a su lado.
• Hay Nacho, eres terrible, sos el primero en todo, desde cargarme, desnudarme, ayudarme a bañarme, y ahora me has hecho acabar un par de veces.
• Ivana, que prefieres primero, que describa lo que vi o que te pregunte algo.
• Por favor, descríbeme, ya que tenemos tiempo para charlar luego y se te podría olvidar algo.
• Tienes el cabello sedoso y largo, negro como el azabache, lo cuidas muy bien, una perfección tu nariz que es increíble de lo hermosa que es, tus labios carnosos que son una invitación para ser besados, una piel tersa y suave, de tus pechos ni que hablar, tienes unas tetas que son iluminadas por las aureola con los pezones parados como diciendo aquí estoy, chúpame, unas piernas duritas con un pie divino y el otro destrozado, pero tu conchita es lo que más me agrado, probé tus jugos y me enloquecieron y estoy que exploto.
• Porque no satisface a tu pija y te haces una buena paja acabando sobre mis tetas, sabes, siempre ha sido una fantasía mía el sentir acabar sobre ellas, deseo sentir esa crema caliente sobre mí, lo harías por favor.
• No te animarías vos a hacerme la paja para que guiaras el chorro donde gustes recibirlo, no creas que me incomodaría, pero si no lo deseas, lo hago yo.
• Sabes lo que pasa, no quiero involucrarme mucho con vos, se que mañana a mas tardar pasado te irás y este sueño desaparecerá como todos mis sueños.
• Bueno, entonces antes de la paja deseo preguntarte algo, que tal vez te ayude más de lo que piensas, desde el momento en que te vi me impactaste, al ayudarte a levantar del suelo y verte casi desnuda me encantaste, pero después la mano fue cambiando y me empezaste a agradar como mujer, me gusta el poder charlar con vos y empecé a mimarte de una manera que hasta a vos te dio miedo, ya que este trato se iba a acabar de un momento a otro, pero cuando fui por el hielo y al verte sobre el sillón, me di cuenta de lo que estaba ocurriendo, que era el primer hombre y persona que te trataba de esta manera, por lo que me gustaría saber si de desconocido que era, pase a ser tu primo, de tu primo pase a ser tu amigo, ahora me permitirías pasar de ser tu amigo a tu novio.
• Hay Nacho, no puede ser cierto lo que estoy escuchando, como puedes saber en tan poco tiempo que me conoces que ya quieres ser mi novio, no será que me tienes lástima de que vuelva a quedarme sola, pero en realidad no estoy sola, trabajo, tengo mis amigas y mi independencia.
• Te digo que me gustas mucho, me siento a gusto con vos y me gustaría que seamos novios por un tiempo en el que nos terminemos de conocer y el que nos indicara qué camino seguir, pero no debes dejar que tu incapacidad nuble tus sentimientos y te permita vivir sensaciones nuevas, por supuesto que vas a chocarte contra la pared varias veces, pero muchas de ellas saldrás bien parada y feliz del paso que te animaste a dar, aprende a querer sin miedo y que te quieran y te mimen a vos.
• Tienes razón, estoy encerrada en mi misma, no deseo que me hagan más daño como el que sufrí con mi familia, yo también me siento muy a gusto a tu lado, me agradaste en la forma de imponerte y cargarme para llevarme a tu auto, te hiciste pasar por mi primo para poder estar presente y enterarte de lo que me ocurría, te preocupaste por mi sin tener en cuenta mi ceguera, nos divertimos juntos y desde ya te digo, que si, por vos me tiro a la pileta y desde ahora seré tu novia.
• Hay mi amor, ahora si te lo puedo decir, te quiero y deseo hacerte feliz, por lo que deberás reponerte para que podamos caminar los caminos de la vida juntos, pero si llega a molestarte algo de lo que te diga o como te trate hacémelo saber para poder ir corrigiendo de a poco las diferencias que podamos tener.
• Qué te parece si besas a tu novia, te está esperando ansiosa del primer beso de su novio, ya que los anteriores fueron de un amigo.
En la calle ya había pasado la tormenta que puso a esta chica en mi camino, pero ahora la tormenta estaba en mi sangre y en mi corazón, estaba al palo, nunca pensé que las cosas se dieran tan rápido y de la forma en que ocurrieron, yo buscando el amor en las noches en los boliches, en conocidas o compañeras la vengo a encontrar en el cementerio transformándose en mi novia, realmente la quería y jamás se me pasaría por la cabeza hacerle daño alguno, me le acerque apoyándosela para besarla, fue un beso divino, jamás había pensado en que en un beso pudiera haber tanta pasión, ella al sentir mi pija sobre ella sonrió y se apego mas a mi haciendo movimientos púbicos pero cuando parecía que me estaba por ir, ella me pidió que la cogiera en lugar de la paja.
• Estas segura mi amor, no quiero forzarte a nada, solo deseo estar a tu lado y disfrutar del momento con vos, que te des cuenta de lo mucho que te quiero.
• Métemela por favor, ya no aguanto más, te deseo y sé que lo que sientes por mí es un amor verdadero, y este amor tuyo me ayudara a liberarme del karma que tengo encima.
Estaba tan mojada su concha que no costó mucho la introducción de mi pija en su concha, era como un guante, suavecito pero apenas lo sentía, sabía que las mujeres suelen dilatarse de tal forma que le puede entrar hasta un puño en su concha, pero jamás pensé que no sintiera la fricción, ella a cambio parecía que gozaba mucho ya que sus gemidos ahogaban el ambiente acabando varias veces, mientras yo jugaba con sus tetas, pellizcando sus pezones y cuando sentía que me está por acabar, me detenía, me tiraba sobre ella para besarla diciéndole lo mucho que la quería hasta que acabe con varios chorros de semen dentro de su conchita.
• Hay mi amor, me has hecho gozar del mejor momento de mi vida, quiero que sepas que al fin he encontrado al amor verdadero y me has liberado de estar deambulando por estos lugares, al fin me siento libre, podrías ahora sacarme el hielo que me ha hecho muy bien y descansemos, estoy cansada de tanto andar y me supongo que vos también, pero ante todo, quiero agradecerte de corazón que me respetaras y supieras esperar mis tiempos, te amo y siempre recordare este día que es el principio de una nueva etapa para mí, pidiéndote que pase lo que pase, siempre me tengas en tu corazón.
sin entender muy bien lo que me acaba de decir me levante, lleve el hielo para la cocina y al volver me la encontré dormida, desnudita boca arriba, me acosté a su lado y antes de acostarme me propuse despertarme antes que mi novia Ivana para prepararle el desayuno y sorprenderla. Me quede profundamente dormido. Por fin me desperté al otro día y me sorprendí mucho, la hermosa casa no era otra cosa que una pocilga, todo sucio, sin muebles y solo acostado en el piso sobre unos diarios totalmente desnudo, mi ropa tirada por los alrededores, la llame, pero no recibí contestación alguna, que me había pasado, acaso mis compañeros me habían drogado y abandonado allí para hacerme una mala broma, pero los recuerdos de Ivana los tenia bien presente, pero donde estaba la casa tan bien amueblada, decidí vestirme sabiendo que no encontraría mi coche, pero me equivoque, estaba como yo lo había dejado, lo único diferente que en él estaba su zapato y sus cigarrillos con el encendedor, pero los cigarrillos con el encendedor estaba seguro que estaban en la casa. Bueno, decidí poner en marcha el auto y me fui a casa para pasar a ducharme y cambiar mi ropa sucia junto a mis pensamientos, espere a la hora que la había visto por el cementerio y me fui a recorrerlo y descubrir que había pasado, ya que en mi billetera no faltaba nada, por lo que un robo no fue. Ya en el cementerio, caminando de un lado a otro le pregunte a un señor anciano si había visto a una chica ciega merodeando por el lugar.
• Hay chico, eres muy pequeño para andar creyendo en esas cosas, son mitos del cementerio.
• Tiene tiempo para contármelos, por favor.
• Por supuesto, pero vayamos a la banca y sentémonos, se trata del mito de una joven chica ciega, fue abandonada por su familia y al tiempo se entro que su madre había muerto, quiso traerle flores y despedirse de ella y fue cuando alguien que andaba por el lugar la siguió, ese día diluviaba y no había gente cerca, se le acerco, la empujo cayendo sobre el barro del camino, su camisa trasparentada por la lluvia dejaba ver todo a través de ella, el tipo aprovecho, le rompió su camisa para arráncale el corpiño haciendo lo mismo con su pantalón y bombacha, se la violo repetida veces provocándole derrames internos, después de varias horas que se estaba desangrando internamente y con mucha sangre perdida la vieron y se la llevaron al hospital, sus últimas palabras fueron que hasta que no encontrara su amor verdadero, todas las personas que quisieran abusarar de ella sufrirían el peor de los desenlaces y que solo descansaría al encontrar su amor. El primer sujeto, que la había violado en el cementerio repetidas veces provocándole la muerte murió aplastado por un camión un día de lluvia, nadie supo de donde salió y al fulano lo tuvieron que juntar con cucharitas, y como ocurrió una noche lluviosa empezaron las historia de la ciega merodeando el cementerio, ya que no podría su alma no podría descansar hasta que encontrara a su amor, siguieron los días de lluvia y siempre aparecía un hombre desnudo de las cinturas para abajo muertos pero con signos de haber acabado, anoche con semejante lluvia, no ocurrió nada.
• Tal vez se encontró con un amor correspondido y que la persona en lugar de abusar de ella la ayudó transformándose en su amor verdadero, pero usted sabe donde se encuentra su tumba.
• Por supuesto, es la más abandonada, nadie de acerca a ella todo por lo mito urbano, te acompaño pero deberás tenerme paciencia, soy viejo y me cuesta caminar, desde que murió esta chica habrá pasado como cuarenta años y este tiempo habrán muerto más de cien hombres, todos con evidencia de haber acabado pero teniendo las peores de las muertes que te imaginaras, por contarte algunas, uno sobre los barrotes del portón ensartado por el culo totalmente desnudo con manchas de semen, mira esa altura, casi tres metros, otros totalmente desnudos sobre un banca o debajo de un auto y hasta uno decapitado colocada su cabeza sobre su choto, como si lo estuviera mamando, también había acabado. Ves aquel monte de pasto, es su tumba, me disculparas pero debo regresar a lo mío.
Me dirigí hacia la tumba y empecé recortar el pasto con mis manos, hasta que llegue a su lápida, saque mi pañuelo y comencé a limpiarla, grande fue mi sorpresa al ver su nombre sobre la lápida, IVANA, me tire sobre su tumba y comencé a llorar desconsoladamente, trate de reponerme y termine de limpiar todo para irme despidiéndome, chau mi amor.
No podía creer todo lo ocurrido, había ayudado a una muerta, la había llevado en mi auto, al hospital, como le pudieron sacar radiografías a una fantasma, porque no le pidieron datos sobre ella y luego me encuentro con una hermosa casa, había cuidado de ella, tomamos cerveza, fumamos y hasta hicimos el amor, que estaba ocurriendo, podía ser realidad o juego de mi mente, pero su zapato y cigarros junto a su encendedor quería decir que con alguien había estado y algo había sucedido. De mis manos brotaba sangre por estar desgarrando la maleza, decidí despedirme de ella prometiéndole que volvería y al colocar mis manos sobre la lápida sentí un escalofrió que recorrió todo mi cuerpo, pero en lugar de asustarme me di cuenta que todavía estaba en mi, ya me había despedido de ella y tome el pañuelo para atármelo en la mano que me sangraba, pero no hizo falta, mi mano está muy bien como si no hubiera sufrido ningún percance.
Desde ese día, continuo soltero y fiel a Ivana, todos los domingos al salir de mi casa le llevo flores y arreglo su tumba, hablo con ella como si la estuviera viendo recriminándole lo rápido que me dejo con lo mucho que la amaba, con lluvia o no, yo entraba del cementerio sin que me ocurriera nada, ya que dicho por ella misma la había liberado al encontrar su amor verdadero liberándola del karma con el que cargaba.
Gracias y espero sus comentarios para saber si les agrado.-
FIN

Otros relatos eroticos eroticos

Hola soy Silvana, tengo 22 años y esta es una historia real.
Todo empezó el día en que mis padres decidieron hacer algunas reparaciones en la casa.
Para esto se contrató a un maestro albañil de unos 50 años y cuatro ayudantes, uno de ellos carpintero, hijo del maestro albañil, de 17 años.
Esto de los arreglos de la casa me ayudo pues mis padres decidieron irse de viaje con mi hermana y mi hermano por lo que yo aproveché para decirles que me quedaría en Buenos Aires por razones de estudio, y así los mantendría al tanto de los trabajos en casa.
Relato erótico enviado por thevintage el 14 de February de 2011 a las 22:49:24 - Relato porno leído 65790 veces
A continuación aprovechando la admisión de estas historias en esta web, yo les relatare este caliente relato, la cual trata de una aventura con un profesor de mi hijo. ¡Espero les guste!
Relato erótico enviado por putita golosa el 16 de March de 2011 a las 00:31:26 - Relato porno leído 39771 veces

niña precoz

Categoria: eroticos
tenia apenas cuatro años cuando tuve mi primera relación lésbica, con sexo oral y todo....
Relato erótico enviado por Anonymous el 06 de August de 2006 a las 22:34:58 - Relato porno leído 34375 veces

recuerdos de mi niñez

Categoria: eroticos
Esta historia es real, tenìa entonces 14 años, comenzaba a despertar sexualmente......
Relato erótico enviado por rabbitt1955 el 07 de October de 2004 a las 18:50:36 - Relato porno leído 30907 veces

mi hermana y sus amigas

Categoria: eroticos
Una noche del verano pasado mi hermana de 15 hermosos años trajo a dormir a dos amigas suyas, Julia y Sandra ambas tambien de 15 años yo las conocia del colegio pero nunca pense que estuvieran tan buenas y fueran tan guarras
Relato erótico enviado por Anonymous el 21 de August de 2006 a las 17:36:42 - Relato porno leído 27583 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'MI CIEGUITA'
Si te ha gustado MI CIEGUITA vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar MI CIEGUITA. Chokolateros te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
El Gordo (4 de March de 2012 a las 00:10) dice: Hey, Man que Buen Relato, algo similar paso aqui en Honduras.

gab127 (28 de January de 2012 a las 14:47) dice: Me enamore de ti

imoutochan (28 de February de 2012 a las 05:53) dice: wow es muy bonito de verdad cargado de mucho sentimiento, me gusto. gracias por el relato.

fuego2012 (23 de January de 2012 a las 04:31) dice: Muy bueno tu historia

pollo1213 (23 de January de 2012 a las 04:25) dice: SI ES BUEN RELATO, SI FUE REAL O FICTICIO, PERO FELICIDADES, ESTA MUY BUENO, TIENE DE TODO, MISTERIO, AMOR, VENGANZA,TRISTEZA, ETC, ETC...

pollo1213 (23 de January de 2012 a las 04:14) dice: SI ES BUEN RELATO, SI FUE REAL O FICTICIO, PERO FELICIDADES, ESTA MUY BUENO, TIENE DE TODO, MISTERIO, AMOR, VENGANZA,TRISTEZA, ETC, ETC...

ax3l (21 de January de 2012 a las 09:48) dice: wow la verdad es que es un relato para reflexionar mucho pero de que es cachondo lo es

aledamian27 (21 de January de 2012 a las 06:59) dice: que bueno que está. exelente!!!!

Black bear (15 de November de 2012 a las 19:11) dice: Una verdadera historia de amor, ojala y la vuelvas a ver ya sea en esta vida o en la otra

Esperanta 20 (10 de August de 2012 a las 19:59) dice: De verdad es un excelentisimo relato, no tengo palabras para describirlo solo como maravilloso, de verdas una obras maestras, felicidades, ya fuera real o ficticio es geniasl


Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato MI CIEGUITA.
Vota el relato el relato "MI CIEGUITA" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 5
votos: 1

No puedes votar porque no estás registrado

Online porn video at mobile phone


relatos eróticos de dildos de descargas eléctricas relato erótico hacienda los clavelmelani la puta de la familiacachando a claudia y jaky relatosRelatos cuando sus propios padres las desvirganhistorias transexuales desvirgando chicoshistoria sexuales soy mujer casada y le meti los cuerno a mi marido con mi padrastroRelato erotico completo de la saga gabriela una adorable mujer casadaponiendo los cuernos con el compadre relatorelato soy la puta sumisa de mi profesorcache:IB3p4ndRmw0J:eqdo.ru/relatos/eroticos/ficha/emborrache-a-mi-esposa-y-le-di-por-el--14338.html Relatos de mujeres que se desmayan cuando tienen una polla grande en la vaginarelato mi tia mi esclavarelato bisexual entre hombre musculosopetarda relatos taboo mi padrastro y el culito de mi hijastrarelatos de pendeja y los pendejos pajerosen la cocina viejo culia a empleada relatos pornohujendole ami cuñada y la la tia me follarelatos pornos de violaciones entre varios incestiosoculeame culeame relatos de sexopreñar eliterelatorelatos pornos con caballosrelatos cogiendo con mi madre monicanenitasllenasemenVer relatos eroticos de le rompi el culo a una señora madura muy decentele pedi a mi esposa que se emborrachan para cogerla entre variosXxx ME COJIO UN VIEJO VERDE RELATOSrelatos pornos de mujeres q usan la calza metida con imagenesvrelatos eroticos mama te gusta como te culeocuento erotico pene grueso desgarro vaginalrelatos eroticos cuando era nina mentaba en las piernas de mi tioHiceun trsto con mama tercera parterelatos eroticos de secretarias con pantimedias en la oficinaeliterelato mi esposa con un vergudoteRelatos pornos de ninitas chiquitas que ricas son las colegialesrelatos de regalo de cumple a mi espisa un vergon cabezon como ella deseabanovatocornudorelato erotico lorena primeras experienciasme cojo a mi novia en posición del misionerorelato exhibo a mi noviallrelatos gay como desvirge amibsobrinito con su amiguitojefe chantaje con despedir a su esposo xxxrelatos.eroticos las piernas.de mi mujerturrita culona relatosrelatos porno el ginecologo medesvirgo a 13relato tia viuda le urguia tener sexorelatos ereticos de mi primita le gusta que le meta el dedo en el anitomi sobrinita de 9relato eroticodale duro a mamaMocos en calzones relatosporno relatos con un vergonberrelatoseroticosrelatos tengo tetas y culo grandesrelatos eroticos de nenitas colegialas de secundaria cojidas por rucos satirosrelatos eroticos sexo me escupio toda la caravideos porno argentinas enga0Š9adabuscador,dr,relstos,sii,metela,vaciate,prenamegratis mujeres autosatisfaccion anal asta cagarce relatosel jefe de mi esposo chantajerelatosrelatosmariconesla espisa del vecino me dejo estrenarle la colita relatosrelatos sexuales frotando en su culitorelato pareja hace trio con perrosvecina nancy y su amante por el culorelatos de mariconcitosrelatos ereticos de mi hermanita le gusta depilarse la conchitarelatos cogí con el papá d mi amigale quitaron la virginidad cuando estaba dormida en cacheteros relatos pornoRelatos erotico de maduras punteadas en la metrovia de guayaquilhermana cocaina relato pornorelatos de como tuve relaciones con una companera de cuanto borracharelato me folle a misobrina de ⅝gratis sacame la mierda a vergazos relatos suciosrelatos eroticos lucia y su hijoA mi sobrina le esta saliendo vello pubico relatos pornorelatos de esposas imfieles con un negro relatos eroticosrelatos porno de amor filial me lo pidió mamichantajean a mi esposa por andar de bares relato pornorelatos latigo en pechosrelatos gay el chico solitario del pueblotirada de goma de mi suegrarelatos espiando alas infieles en el otelrelatos eroticos de caballos cogiendomemamacalienterelatosrelatos eroticos dominando ami marido y a mi hijo tambienrelatos porno le dieron mocos en el mercado a mi mujerFui desvirgada por el portero relatoRelatos mis tangas preferidasrelta vi cojiend ami sugra el la tenia enorme gruesa cavezonRelatos eroticos entregue a mis hijitas por deudas