Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por amarashi

Photo
Enviada por al3788

Photo
Enviada por al3788


Mi hijastra..mi debilidad


Click to Download this video!
Relato enviado por : montesrecinos el 24/02/2009. Lecturas: 8700

etiquetas relato Mi hijastra..mi debilidad .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
Tuve una aventura amorosa con mi hijastra, ahora no pudeo dejarla creo que es mi alma gemela.


Relato
Me casé de segundas nupcias hace año y medio, siempre dije después de mi primer fracaso matrimonial que iba a escoger a una mujer de la cual estuviera bien enamorado, asi lo creí. Los nombres del relato son cambiados para evitar cualquier problema colateral. Mi esposa es Maria y ella ya tenía una hija de nombre Diana cuando me casé, ella el año pasado terminó el Colegio y ahora está en la Universidad. Diana es una chiquilla de pequeña estatura, alrededor de 1.62 mt, delgada, de tez bastante blanca, dos senos que no le han crecido mucho, una cara preciosa adornada con dos lindos ojos celestes, piernas delgadas pero no en exceso, y con caderas poco desarrolladas y unos pies rosados muy atractivos.

Desde que me case con su madre, Diana ha sido una chica muy atenta conmigo, yo también lo soy con ella y pronto fuimos entablando una linda amistad. Su padre vive en Québec, y casi no la visita, por lo que fui ganando el espacio paterno que el ha descuidado, sin embargo, desde unos meses atrás yo habia notado que sus atenciones iban tornandose ya en coqueteos, Alicia es una adolescente muy sexy, suele vestirse de una manera atractiva sin llegar a ser pecaminosa. La he visto en ropa interior varias veces y realmente es una chiquilla que con un cuerpo, poco desarrollado, pero aún asi es una delicia.

Como regalo previo a entrar a la Universidad, ya que Diana es una estudiante muy aplicada, con mi esposa le habíamos regalamos un viaje a Orlando Fl., a donde iriamos los tres en vacaciones. Sin embargo, un mes antes del viaje mi esposa fue promovida en la empresa donde trabaja a un puesto ejecutivo. Por lo que le resultó imposible ir al viaje y casi se suspendió el mismo. Pero, para no perder el viaje y la oportunidad mi esposa le preguntó a Diana si quería realizar el viaje solo conmigo o i r hasta el otro año, después de pensarlo unos días, Diana decidió que estaba bien que yo solo la acompañaría. Y allí se fue dando todo para lo que les relataré más adelante.

Llegó el día del viaje, llegamos y nos acomodamos en un Bungalow de un hotel cinco estrellas muy lujoso, éste tenía dos dormitorios, uno de ellos con una cama King y el otro con dos matrimoniales, una sala amplia, cocina y bueno todas las comodidades. El primer día salimos de compras por la tarde hasta que anocheció, la estabamos pasando de maravilla, casi todo el tiempo tomados de la mano, muchas veces Diana me abrazaba sin razón, realmente estaba como liberada.

Llegó la noche, regresamos al hotel y cuando nos estabamos instalando colocándo la ropa en su lugar, Dianita con su carita tierna me preguntó si nos podíamos acomodar los dos en la misma habitación, en la que tiene la cama King, ella me dijo que se iba a sentir muy sola en la otra habitación, yo por supuesto estuve de acuerdo en que compartieramos la misma cama al fin que era enorme.

Ya en la noche, yo estaba viendo una película en la TV, cuando Diana salió del baño, se acababa de dar una ducha, salió con la toalla puesta y me dijo que me mostraría los trajes de baño que se había comprado para el viaje. Yo le dije que –me encantaría vertelos puestos-.

A los cinco minutos, salio del vestibulo y tuve que cerrar la boca para que no me viera sacar la lengua, era un traje de dos piezas minusculo, era una hilitos delgadisimos, solamente una pequeña porción de tela tapaba su intimidad, que era obvio que había tenido que rasurase toda la cuquita para ponerselo, asi también la parte de los senos, apenas tapaban sus pezones. Realmente Diana era una preciosura de chica, sus pequeños senos y caderas no le robaban nada a su hermosura y que sexy que se veía.

Mi pene rápidamente se empezó a erectar, por suerte en ese momento estaba tapado por las sabanas de la cama, al voltearse Diana, pude observar que su bikini le tapaba apenas media nalga, que linda la forma de su trasero parado pensé en ese momento.

En mi caso, mido 1.85 mt, son trigueño, jugué baloncesto a nivel universitario y por ello no tengo mal cuerpo, y mi verga mide alrededor de 7.5 pulgadas y es un poco más gruesa que el promedio.

Dianita siguió enseñándome el resto de sus trajes de baño, ya mi verga estaba bien erecta, yo estaba metido en las sabanas solo con una camiseta y unos boxer que utilizó para dormir. Al terminar Dianita se quedó con su último traje de baño puesto y se metió a la cama conmigo, me dijo que tenía flojera para quitarselo y como había calor que talvez se quedaba con él puesto para dormir, eso lo sentí muy cachondo de su parte. Y para terminar de excitarme, ella se acurrucó a mi cuerpo y recostó su cabeza en mi torso, mientras mirabamos juntos la TV.

Si no hacía algo me moríría alli junto a ese cuerpecito de pecado. Con la mano de lado donde ella estaba recostada sobre mi pecho, le comencé a acariciar su tersa espalda con la yema de los dedos, mientras platicabamos de cosas triviales. Mi mano recorría toda su espalda de lado a lado, hasta llegar a donde empezaba la parte inferior de su bikini. Ella no era ajena a mis caricias, ya que de vez en cuando cerraba sus ojos para degustarlo más. Eso me estaba calentando más. Al poco rato ella acariciaba mi pecho por debajo de la camiseta, llegaba a mi vientre y luego regresaba a mis tetillas. Poco a poco nos estabamos calentando juntos, yo me imaginaba su cuquita brillante de lo mojadita que debía estar. Al rato propuse que apagaramos la TV y dormirnos ya que al otro día teníamos que visitar uno de los parques atractivos del lugar.

En la cama ella se volteó dándome la espalda en posición fetal, eso aproveché para colocarme por detrás, poco a poco me fui pegándo a ella hasta que pude oir su respiración y sentir su perfume, fui pegando mi paquete a su traserito, de modo que ella no se sintiera incomoda. La excitación me embargaba a cada rato, pasó una hora y yo no podía conciliar el sueño pensando en la pequeña Dianita. De algún modo sabía que ella también estaba despierta en alerta. Asi que después de mucho pensarlo me tiré al ataque. Me bajé el boxer y salió en escena mi verga parada, con mucho cuidado fui pegando mi falo a sus nalguitas, luego de unos minutos lo empecé a restregar sobre su piel. Era algo excitante!. La habitación estaba a oscuras y no había ningún ruido, solo el silencio de la noche.

Me acerqué lentamente a su cuello, siempre ella dándome la espalda, y con la punta de la lengua comencé a chuparlo suavemente. Seguí con sus hombros y luego regresé al cuello de nuevo, ella no reaccionaba, después fui bajando del cuello en línea recta por su espalda, sentí que su piel se ponía chinita, ahora estaba seguro que ella no era ajena a nada. Seguí bajando lamiendo hasta llegar al inicio de la parte inferior de su bikini y de sus nalguitas. Tuve precaución y regresé a su espalda y cuello de nuevo. Mi verga se restregaba con más fuerza a sus nalgas sobre el bikini. Pero la lujuria y excitación me llevó de nuevo a recorrer su espalda hasta el inicio de sus nalgas de nuevo, esta vez, con la punta de la lengua toque parte de sus nalguitas, seguí recorriendolas en la parte que no tapaba su bikini, luego no conforme empecé a a usar los labios y a chuparlas levemente, que exquisitez, que piel más lozana y suave!!.

Recorrí varias veces con la lengua y labios sus dos nalgas, luego al ver que ella no ponía objeción a nada, tuve el atrevimiento de hacerle un lado su bikini para lamer las partes que este tapaba, inmediatamente sentí el olor a eyaculación de hembra, la chiquilla estaba mojando toda su rajita. Eso me dió valor para irle sacando su bikini mientras le lamía sus nalguitas.
Luego bajando más la cara al nivel de las sabanas, abrí delicadamente sus dos nalguitas para meter la lengua en medio de sus dos globitos y siguiendo toda la raya de su culito, al fin ella exclamó algo que no pude entender, seguí en lo mio y mientras lo hacía llegue a su anito, le pasé la lengua varias veces, en ese momento oí por vez primera gemir a Dianita, gemía como ronroneando, yo nunca he sido seguidor de mamar culitos, más bien solo de vaginas, pero este culito en especial había que gozarlo, asi que lo seguí lamiendo como si fuera un dulcito rico y con la punta de la lengua intenté penetrarlo, casi lo penetro, pero Dianita por fin utilizó una de sus manos para detenerme. Ya Diana gemía a bajo tono y su respiración era acelerada. De algún modo yo sabía en que iba a terminar todo esto.

Ahora utilizando mis dedos, comencé al mismo tiempo a acariciar delicadamente su rajita depilada, como había pensado, Dianita estaba totalmente mojada, al rato estaba estimulando un poco su clítoris pasandole la yema de un dedo por encima y repitiendo el tratamiento varias veces, de nuevo ella se movió y trato de sacarme la mano de su vulvita, pero no lo logró. En la penumbra se sentía más excitante todo, ya que solo se podía palpar y oir.

Como yo ya estaba al borde de la locura, deseaba comerme su sexo, le abri sus piernas con cierta fuerza y luego puse mi boca en su cuquita mojada, rápidamente pude sentir el sabor amargo de sus juguitos vaginales, lamí con propiedad toda su vulva, priorizando sus labios vaginales, la entrada de su cuquita y el volcancito de su clítoris, Dianita ahora emitia quejidos a bajo tono y luego repetía varias veces mi nombre -Roberto…Roberto..Roberto..- lo hacía con cierta excitación. Yo como había dicho no podía ver su vagina, solo podía mamarsela e imaginarla.

Luego de unos minutos haciendole sexo oral, Dianita se retorcía en la cama quejándose y gimiendo ahora con propiedad, yo estaba extasiado y muy concentrado en la pequeña vagina de mi amante. Chupé y lamí también sus muslos suaves de lado de su entrepierna interna. Ahora con mis manos, sujeté cada una de sus nalgas y la levanté para lamerle su perineo, es decir, la parte entre su rajita y el ano, para muchas mujeres es una zona altamente sensible y erógena, y Dianita no era la excepción, cuando se lo hice, gimió y levantó su espalda contorsionandose y creo que en ese momento alcanzó su primer orgasmo, lo hizo siempre repetitiendo mi nombre en sus quejidos.

Durante los siguientes momentos, yo solo pensaba en metersela y penetrarla hasta el fondo, sin embargo, pensando en que podia ser virgen aún, le metí suavemente el dedo medio de mi mano derecha en su cuquita, lo fui insertándo poco a poco mientras le lamía su clítoris, poco a poco mi dedo fue adentrándose en su rajita sin obstáculo, mientras ella gemía repetitivamente, cuando no encontre ningún obstaculo en su vagina, ahora si me incorporé sobre mis rodillas, me subí sobre ella, le abrí otro poco más sus piernitas y aún con las oscuridad de la habitación le coloqué la verga en la entrada de su cuquita mojada por mis saliva y sus eyaculaciones y la empujé hacia adentro, Diana gimió cuando la sintió abriendo su cavidad, como había dicho mi verga es un poco rolliza, y la chiquilla era bastante estrecha, pero en ese momento yo solo quería poseerla, asi que no me detuve y seguí empujándola, hasta que metí todo el glande en sus labios vaginales dilatados, seguí moviendome y en pocos segundos tuve adentro un poco más de la mitad de mi miembro, Diana se quejaba y seguía retorciendo su espalda y su cabeza en la cama.

Casi todo mi cuerpo estaba sobre el de ella, algunos de sus quejidos eran de placer y otros parecían de dolor, con la boca le busque sus pequeños senos, y metí sus pezones entre mis labios y los estimulé con la lengua, en ese momento aproveché para embestir nuevamente y meterle las últimas pulgadas de verga adentro de su rajita. Al fin la tenía toda adentro, sus paredes vaginales eran como algodones, muy suaves, nunca había sentido eso en una mujer anteriormente. Luego intenté moverme, sacando un poco de mi carne y volviendola a meter en su rajita. Pude de nuevo sentir y oír otro rico orgasmo que le venía a Dianita, quien me abrazó por los costados y gimió como si fuera a ahogarse. Luego, alcé mi torso sobre el de ella utilizando mis brazos y manos sobre la cama para levantarme, lo hice para empezar a bombearle más fuerte mi verga en su cuquita.

Por un momento ella se quedó inmovil, solamente mis embestidas sobre su vagina movían la cama. Aunque no la podía ver bien, sabía que ella estaba con sus ojitos cerrados degustando el vaiven de mi verga entrando y saliendo de su estrecha intimidad. Yo me dejaba ir y la embestía con cierta furia, tenía tal excitación que la estaba follando sin clemencia y gozaba como nunca este rico palo, deseaba partirla en dos cuando mi verga entraba a su rajita. Ella solo se limitaba a decir -Ahhhh, Ahhhh -.

Ya tenía tiempo de no gozar a una mujer como lo estaba haciendo en ese momento. Ahora me hinqué en la cama le sujeté los pies y los puse sobre uno de mis hombros y nuevamene la volví a bombear con fuerza, sin embargo el vaiven fue menos acelerado, la vagina de Diana estaba bien mojada casi chaguitosa, los quejidos de placer de la chiquilla nuevamente iniciaron al poco rato. La sesión nuevamente llegó a su punto culminante, le tomé los pies Dianita y embargado por la excitación, le chupé cada dedito de cada uno de sus pies, no cabe duda que ella era sensible también a esa caricia, ya que sus quejidos y gemidos se hicieron más fuertes y continuos, su vagina nuevamente se llenó de sus jugos.

A pesar de la experiencia de mis 37 años, ya no aguantaba y no pude evitar correrme, entonces saqué la verga de su cuquita y rápidamente mi verga exploto en varios chorros de semen, le mojé con mi leche sus cuerpecito, todo acompañado de un sonoro quejido de satisfacción de mi parte. Mi verga palpitaba como si fuera un corazón. Al terminar de eyacular, me acosté entre toda la oscuridad a la par de Diana, no nos dijimos nada, solo nuestra respiración era acelerada y poco a poco fuimos tomando normalidad, finalmente entre cansancio, gozo y satisfacción, sin decir nada, nos quedamos dormidos, solo atiné a colocarme mis boxers, más tarde vi que Diana hizo lo mismo con su bikini. Asi que nos quedamos dormidos hasta el otro día.

El sueño fue profundo, no sentí el resto de la noche, solo el ruido de la puerta del tocador y baño me despertó, abri los ojos y vi que Diana que había entrado a ducharse, me quedé un pequeño rato despierto sobre la cama y rápidamente mi mente recordó lo vivido anoche, la forma en que se había dado todo y sobre todo la riquisima follada a Dianita. Recordé cada minuto vivido, se me fue erectándo la verga de nuevo, era increible, en pocos segundos la tenía dura como el metal de solo pensar en que Dianita esta desnuda en la ducha.

Me puse de pie y entré al tocador y ducha, ella no se dió cuenta de eso al principio, me quité los boxers y corrí la cortina, allí estaba desnudita, la piel de todo su cuerpo era blanca-rosada, su cuquita coloradita recien rasuradita solo dejaba ver unos pequeños labios vaginales, vi sus senos pequeños con pezones rosados, cuando me vió ella se sonrió y me invitó a pasar, la abracé y nos dimos un besito de lenguita que rápidamente nos metio en un jueguito sexual.

Nos enjabonamos juntos, le lavé su cuquita y le metí un dedo adentro, luego ella me lavó el tronco de la verga y cuando lo vió limpio se hincó para chuparmela, a pesar de que mi verga es gorda la pudo meter hasta la mitad en su boquita pequeña, luego me lamío todo el largo y chupó una parte de mis cojones, se veía que ya había mamado verga alguna vez, pero aún así era inexperta, lo cual para mi era más excitante. Después fui yo quien se hincó frente a ella y la recosté en la pared de la ducha, le separé sus piernas, luego comencé a chuparle su entrepierna hasta llegar a su rajita mojada, mis lamidas eran profundas y me di cuenta que su vagina se dilató rápidamente, asi que pude meterle la puntita de la lengua y sentir sus sabores amargos, luego ella empezó a gemir, tomándome de los cabellos y a repetir nuevamente mi nombre.

Debo decir que esto era diferente, era otra experiencia, poderle ver su cuerpecito y su vagina mientras le hacía sexo oral era el doble de excitante que la noche anterior. Puedo decir que a pesar de sus 20 años, Diana parecía de mucho menos edad.

Yo ya estaba de nuevo excitadisimo!, la tomé en los brazos, la cargué y la llevé a la cama, la pusé en cuatro, me coloqué atrás y contemplé su lindo trasero, luego le dejé ir mi palo hasta adentro de su rajita, ella chilló cuanto la sintió bien adentro, luego la empecé a bombear con ímpetu, yo le ponía fuerza a cada pistonazo, como queriendo partirla de nuevo por la mitad, ella gemía, se veía que la estaba pasando bien. Al poco tiempo, casi aulló de placer cuando tuvo su orgasmo. Yo seguía martillándole mi grueso pene en su cuca aferrado a su pequeña cintura. Ella puso la cabeza en la almohada levantándo un poco más su trasero, lo que provocó que mi verga se prensara adentro de su vagina con cada bombeo, eso me fue llevando al climax, después de diez minutos follándola, me hizo eyacular tempraneramente, apenas pude sacar la verga para chorrearle sus gluteos y su espalda con esperma caliente. A pesar que fue un rapido fue muy delicioso.

Ese día nos fuimos a uno de los parques temáticos del lugar. Creo que ella y yo veiamos a cada rato el reloj para que terminara el día y regresar al hotel, estabamos como dos enamorados en luna de miel. Apenas retornamos a la habitación y nos dedicamos a follar como conejos, primero una rica 69, donde duramos unos quince minutos mamando nuestro sexos intensamente, luego la puse arriba de mi para que me cabalgara la verga, lo hizo en forma exquisita, parecía una muñequita de trapo moviendose encima de mi verga, luego la cogí al estilo misionero y le bombee mi verga hasta que los cojones pegaban duro en su vulvita, luego nos corrimos como salvajes, le di a probar mi semen y ella lo aceptó gustosamente.

Asi fue toda esa semana, no se de donde saqué fuerzas para cogerla todos los días, y ella estaba feliz por ello. Cierto día lloró después de que terminamos de follar y me dijo que hubiera querido entregarme a mi su virginidad, pero que un primo se la había robado, le dije que no me importaba. Sin embargo durante una sesión de sexo y pensando lujuriosamente lo que me había dicho de su virginidad, le dije que si quería darme algo que me diera la virginidad de su culito. Al principio lo tomó como broma, pero luego le dije que era muy en serio, esa noche le puse aceite bronceador en su ano y en mi verga, y le desfloré su rico culito, le dolió entregarmelo, tanto que al otro día no quería ni sentarse por la inflamación y dolor de su recto, sin embargo a los tres días de eso la volví a penetrar en su chiquito agujero. Esa segunda vez ya la gozó la chiquilla.

Terminó el viaje, regresamos, mi esposa aún no sabe de mi aventura con su hija. Ella se fue a Universidad a estudiar, a una ciudad a unas cinco horas de viaje. Cuando ella viene aveces los fines de semanas, me la llevo a un motel cercano y volvemos a tener relaciones con bastante deseo y pasión, siempre me dice que es la última vez, pero cuando vuelve a llegar no tardamos mucho en buscar un lugar para nosotros solos y hacer de nuevo el amor. No se como va a terminar esto, yo no quiero dejarla, siento que es mi alma gemela en el sexo. Y ella no quiere que su madre lo sepa.

Otros relatos eroticos Confesiones

mi madre la puta de mis amigos1

Categoria: Confesiones
Mi Madre, a sus 42 años, es una hembra que está rebuena. Mi Padre, un pobre idiota. Así que una noche decidí darle marcha a ella con mis amigos, mientras mi padre miraba..........
Relato erótico enviado por domo54 el 12 de December de 2008 a las 11:35:56 - Relato porno leído 226347 veces

un negro para mi esposa

Categoria: Confesiones
UN NEGRO PARA MI ESPOSA.

DESPUES DE CAER EN LA RUTINA, CUANDO AFORTUNADAMENTE ME ENTERE DE LAS FANTASIAS DE MI ESPOSA, SUPE QUE NECESITABA UN NEGRO PARA NI ESPOSA
Relato erótico enviado por Anonymous el 30 de March de 2009 a las 23:47:21 - Relato porno leído 170551 veces

mis primas virgenes

Categoria: Confesiones
Nos encontrábamos mi mejor amigo Jhon y yo en una finca con toda su familia de el y la mía pasando las fiestas de Nuevo año
Relato erótico enviado por antonio el 27 de December de 2005 a las 12:20:37 - Relato porno leído 151685 veces

la nueva sirvienta

Categoria: Confesiones
Era un día normal, común y corriente, yo regresaba de la prepa, yo soy un chavo moreno, alto, con buen cuerpo, bien dotado y muy atrevido, no tengo novia y ese día fue uno de los mejores en mi vida
Relato erótico enviado por Anonymous el 29 de August de 2008 a las 13:06:42 - Relato porno leído 148996 veces

por el perreo comence

Categoria: Confesiones
Mi nombre es Alicia, y hasta no hace mucho mi familia, y yo desde luego vivíamos en un retirado pueblo, en el que apenas y nos enterábamos de las noticias, ya que ni tan siquiera llegaba la señal de la Tele. Por lo que cuando nos mudamos a la ciudad, lo que más me impresionó fue el baile del perreo
Relato erótico enviado por Narrador el 04 de June de 2012 a las 23:00:35 - Relato porno leído 106265 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'Mi hijastra..mi debilidad'
Si te ha gustado Mi hijastra..mi debilidad vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar Mi hijastra..mi debilidad. montesrecinos te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
superuser15 (6 de July de 2011 a las 03:48) dice: Si, estaba muy bueno

andaluza (3 de March de 2009 a las 00:00) dice: ola tengo 19 años me gustaria q alguien me hiciera eeso me dejaste mojaisima no pude parar de meteerme los dedos

polako (25 de February de 2009 a las 03:49) dice: SI QUE TA BNO SI ES RAL T FLCTO M KLNTO MUCHO

djinn (16 de August de 2009 a las 08:22) dice: quiero un papa como tu... me dejaste mojada. especialmente cuando describes como le mamas la cuca


Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato Mi hijastra..mi debilidad.
Vota el relato el relato "Mi hijastra..mi debilidad" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 4.4285714285714
votos: 7

No puedes votar porque no estás registrado

Online porn video at mobile phone


Relatos pornos con imagenes animadas el amigo de mi papa me chupa la cuca ricochicas de pesones duros y lebantadoscuentos eroticos mama papa mi hermana y yo cuartetose hizo realidad mis fantasiasrelatos eroticos rompiendo y embrazando a mi prima borracha con fotosRelatodesexoanalabuela peluda/relatos voyeursrelatos eroticos de suegras viudas calientes pidiendole al yerno que la enculerelatos porno una isla llena de mujereskim: relatos eróticos mi prima mi putitaguillermina una recien casada por arinne todos los relatosRelatos de adolecentes cojidas del culo x su propio suegrorelato me coji a una pitonGuillermina una recien casada relatos de sexoabiertas de piernas en bikini cabadastengo erección por el culito de mi hermaname desvirgo en una iglesia relatorelato erótico endrogue ami esposa y dejé que se lo metieranrelatosxxx orgasmo prostatico con travestiReltos porno cn gemidosrelatos erotico esposa consentida trio con parientes www nvodeo.comnovatocornudodos gitanos jovenes me encularon relatoLas historias mas calientes mi cuñada en vestido sexirelatos sucios culeame cachame pija xxxmi yerno me empina relatosrelatos eroticos enseñando a nadar a la señorarelatos sucios culeame cachame pija xxxrelatos nuestro primer swingermi tia olga me aprieta bien rico relatosrelatos porno mi esposa con un chamaquitorelatos eroticos filiales babydoll tio de mi esposorelato porno vendo fotos demi mamá dormidawww.sexorelatos mi esposa ue una cojelonarelatoseroticostiasme cojio un guardabosquesahhh si si papi rico tenerlo adentro ahhh ummmdescubro a mi hijo tiene una verga burrocompadre cojeme duro relato phornome hice la dormida que rico xxxkienes son mas gritan al sentir petnetracion las gorditas o las flakitasRelatos eróticos d chicas infieles x calentura interracialrelatos porno de patitas al hombrodesvirgo a mi alumna sexorelatoRelatos eroticos nietas_ Nalgonasrelatos porno de incesto la convenci de dejarse desvirgarfotorelatos xxx un juego en la fiesta k no espere de mi esposo aseptararelatos d jovenes desvirgados por la porteracuentos eroticos le exprimi los huevos a mi hermanorelatos wow es enorme yerno lindo pero soy tu suegraputa esposacachonda y borracha relatosme cogui ami igastra en el safa y casi nos cacha su mama xxxVer relatos ingesto mi padrasto medesvirga mientras duermorelatos eroticoscojida por mi hermanola rajita de mi hija tamara relatos pornowww.relatos comadres culiadas por ahijados realrelatos erocticos mi papá un pijudorelatos porno cornudo rele a mi novia en vestido de fiestacasadas siendoles infieles asus maridos y gritandoles que estan mas bergudosvideos pornos muchachas que se despinten solas con el negroMe coji a mi tia por aberse emborrachadocache:9EIpgoiLXycJ:eqdo.ru/relatos-de/chihuahua-con-mi-tia-fui-feliz relato porno me converti em visexual por un dotorrelatos xxx el despertar de rositaperdi la virginidad en una casa abandonada relatos pornorelatos eroticos enla fruteriarelatos hot me desvigo mi primo de 15a.sere la medre de mis hermanitos sexorelatosrelatos eróticos pervertido pijudo culiando a señoras d polleritaponiendo los cuernos con el compadre relatotodo relatos la descomunal verga del compadrever relatos ingesto cuando mamá no esta mi padrastro medesvirga dormidarelatos pornos de terricolas con ser de otro planetarelatos eroticos el tio abuzador de cristinani~as porno ense~andoles a coger relatosrelatos calientes madre dise ijo q bergonRelatospornoaudioswww.relato filial desvirgue a mi hermanita con sindrome de downMamá y hermana traviesas 3Fotos relato porno tio no me lo metas soy virgenrelato mamar verga mamar pito perrita cogelonami tio tiene un vergon y sabe ponerla bien . amor filial esposa recatada decente en doble penetracion relatos eroticoscuento erotico carne asadarelato cogeme como a una puta yernorelatos calientes soy decente y me sodomisaronfísting relatos y fotos a mujerespar¨¢ndome La pija relatorelatos soy una mujer casada y seduje a mi sobrino para q me cojieta rico hasta por el culoPeoaka.xxxchiquilla de nueve desarrollada relatos eroticosrelatos porno de feminas entrando a la carcelporno relato pitito mariditosuegrita que rico huele su coño relatosmi abuelo me entreno y me hizo mujercito parte 2historias eroticos por espiar a mama disfrutamos como putas ll