Categorias

Relatos Eróticos

Ultimas fotos

Photo
Enviada por alienproject

Photo
Enviada por ELCASUAL

Photo
Enviada por ELCASUAL


Mi vecino abusó de mi ... y me gustó


Click to Download this video!
Relato enviado por : ANONIMO el 16/01/2006. Lecturas: 15252

etiquetas relato Mi vecino abusó de mi ... y me gustó .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
Eran aproximadamente las 12 del mediodía, y estaba sola en casa. Carlos, mi compañero, estaba trabajando y no venía hasta las 3 de la tarde. Me dispuse a hacer la comida, con lo que se me vino a


Relato
Eran aproximadamente las 12 del mediodía, y estaba sola en casa. Carlos, mi compañero, estaba trabajando y no venía hasta las 3 de la tarde. Me dispuse a hacer la comida, con lo que se me vino a la cabeza que el día anterior me había quedado sin sal, y aún no había comprado. No me apetecía nada bajar ahora al supermercado a comprarla, asi que pensé en pedírsela a mi vecino. Llamé a su puerta, pero parecía que no estaba, esperé y justo cuando iba a desistir, escuche un “Voyyy” lejano. En unos instantes la puerta se abrió, y apareció, disculpándose por la tardanza, debida a que se estaba duchando. No podía negarlo, salió a abrirme la puerta, con el cuerpo totalmente húmedo y tapado únicamente por una toalla blanca que se ataba a su cintura. Su nombre era Julio, pelo negro, ojos verdes, cuerpo atlético, aunque algo redondito a causa del paso del tiempo, y la verdad es que tenía algo que alguna vez me había hecho fijarme en él, no solo como mi vecino. Le dije:

- Perdona que te moleste, pero me he quedado sin sal para hacer la comida.

- Pasa, pasa - me dijo él - Pasa a la cocina, que voy a vestirme un poco, y enseguida estoy contigo.

Pasé a la cocina y le esperé. En un minuto apareció Julio, ahora estaba vestido simplemente con unas bermudas de color marrón, y a pecho descubierto me señaló un armario en la parte alta y me dijo:

- Está en ese mueble. Sírvete tú misma, que yo voy a tomarme algo fresco, ¿tú quieres algo?.

Le respondí con negativas, y abrí el armario en busca de la sal. Había numerosos frascos, todos iguales, y en ninguno ponía ningún letrero, además de que debido a la altura del armario, estaba a la altura de mi cara, no veía bien todos los botes. Asi que le pedí ayuda a Julio. Él, que estaba abriendo en ese momento un refresco, se acercó a mí, se puso justo detrás de mi, con su cuerpo pegado al mío, y empezó a tantear botecitos. Yo, sentí justo detrás de mi culo algo abultado. Era la polla de Julio que parecía que había colocado allí de forma intencionada, y que cada vez que abría un bote, movía lentamente, frotándose conmigo. Su bulto cada vez se hacía más notorio, y aunque tampoco me desagradaba la situación, no me sentía muy cómoda, porque él no acababa de encontrar la sal, y la presión de su cuerpo y el mío, y la temperatura de ambos, cada vez era mayor. De repente, pasó algo que no esperaba. Sus manos abandonaron la búsqueda del bote, y se alojaron, sin ningún titubeo, en mis tetas, a la vez que me decía pegado a la oreja:

- María, siempre te he deseado. Siempre he querido tenerte solo para mi, ya verás cómo vamos a disfrutar.

Su polla en mi culo, sus manos masajeando mis tetas, y su boca besando mi cuello, aquello era demasiado para mi, pero yo no quería que pasara lo que podía pasar. Siempre he sido fiel en mis relaciones, y aunque el deseo me envolvía, la poca sensatez que quedaba en mi cabeza se imponía, y se negaba a aquello. Intenté soltarme, pero él no me dejaba, al revés, me cogió de los brazos, me levantó y me llevaba a otra estancia de la casa, al mismo tiempo que me repetía:

- Ya verás como te gusta. Nos lo vamos a pasar de vicio. Tranquila, que vas a disfrutar.

Yo estaba totalmente confundida. El miedo, el deseo, la intriga, el placer, todo me inundaba, y mi cuerpo no sabía que era lo que quería claramente. Simplemente, le dejaba a hacer a él, con no mucha oposición por mi parte, pero si con algo de rechazo. Al final vi a donde me llevaba. A su habitación, y a su cama, a la que me tiró, y sobre la que el también se tumbó impidiendo mis movimientos. Sus manos sujetaban mis brazos, sus piernas las mias, y su boca, seguía entretenida por mi cuello, el cual, mordía, besaba y chupaba enérgicamente. Se retiró un momento a por algo que buscaba en un cajón, y cuando lo sacó, un escalofrió recorrió mi cuerpo, eran unas cuerdas. Pensaba atarme a la cama, para hacer conmigo lo que quisiese. Pero en vez de asustarme, lo que en mi cuerpo se disparó fue el deseo. Aquello despertó algo en mi cuerpo, que yo no conocía y que me gustaba.

Me ató las muñecas a la cabecera de la cama lo más delicado que pudo, tampoco yo puse mucha oposición. Sus ojos brillaban, su cara sudaba, y su boca se relamía, mientras me abría la camisa y soltaba mi sujetador, dejando mis tetas al aire. Empezó a sobármelas, las amasaba, me tocaba los pezones, ya muy duros por aquel momento, y dulcemente me dijo:

- Deseo comerte las tetas, ¿Quieres que te las chupe?, pídeme que te las chupe, por favor.

Yo no me atrevía a decir nada, asi que él obró por si mismo, se agachó y comenzó a chupármelas, primero lentamente y por los alrededores, pero cuanto sus círculos más se acercaban al pezón, mayor era la velocidad y la presión que ejercía su lengua y sus labios. Al final, llegó a él, y al mordérmelo, un gemido salió de mi boca, lo que le animó a seguir haciéndolo. Si en aquel momento no hubiera tenido las manos atadas, se las hubiera puesto en la cabeza, empujándola sobre mis tetas, para que no dejara de chupármelas. Hizo varios intentos de pasar a otra parte de mi cuerpo, pero cada vez que dejaba de chupar, volvía a mirarme las tetas y decía: “¡Dios, que tetas más ricas tienes!” y volvía otra vez, él a chupar, y yo a disfrutar. Jamás nadie me había comido las tetas de aquella forma. Al final dejó las tetas ya que una mano suya se acercaba a mi coño. Me lo frotaba por encima del pantalón, y parece que aquello era poco para él, porque primero el pantalón, y luego mis bragas, todas las prendas acabaron lejos de la cama. Asi que lo que su mano tocaba ahora era mi clítoris directamente, y ¡qué bien lo hacía!, lo excitaba dulcemente mientras que otro dedo lo pasaba por la entrada de mi cueva, haciendo leves intentos de penetrarme con él. Aquello fue lo que colmó el vaso, y sin pensármelo dos veces, le dije a aquel hombre que instantes antes pensaba que iba a violarme:

- Vamos, o hazme un dedo o cómeme el coño, pero no me dejes así.

Eso bastó para que me metiera no uno, sino dos dedos en el coño, haciéndome sentir cada vez más y más morbosa, algo que se me había visto en aquella frase, ya que yo era de aquellas mujeres que casi nunca dice nada mientras hace el amor con su pareja. Julio seguía follándome con sus dedos, y yo cada vez gemía más alto. Gemidos que empecé a acompañar, con pequeñas frases como:

- Massss, si, sigueee, vamosss, sigue follándome, vamos, más rápido.

Hasta que ya no pude hablar y cambié las palabras por un grito que anunció mi orgasmo. Un orgasmo que había llegado a límites de placer que me sobrepasaban. Con aquello, el sacó sus dedos, y empezó a tocar suavemente el clítoris... ¡Cómo sabía lo que yo quería en aquel momento!. Y me dijo:

- Ahora te voy a comer el coño. Me voy a chupar todos tus flujos hasta dejarte seca.

Todo aquello me llevaba a ser y sentir algo que nunca habia experimentado, me hacía sentir algo salvaje, deseaba que me chupara, que me tocara, que me follara, que me hiciera lo que sea. Me hacía sentirme como una puta, y aquello me gustaba. ¡Quería ser lo más golfa que pudiera!, y disfrutar con ello. Estuvo chupándome el coño un buen rato, mientras que yo le decía:

- Si, sigue chupándome, que bien lo haces. Asi, sigue moviendo tu lengua asi, cómete mis flujos.

Cuando terminó, se empezó a tocar el paquete, masajeaba su polla mirándome a los ojos. Aquello fue como una luz en mi cabeza, y sin pensarlo se lo solté con el tono más golfo que pude:

- Deja de tocarte la polla, sácatela, y pónmela en la boca, porque quiero chupártela, quiero tener tu polla en mi boca.

El obedeció como nervioso, sorprendido. No esperaba aquello de mi, pero me encantó. Se sacó la polla, y poniéndose de rodillas enfrente de mi, acercó su polla a mis labios. Yo quería lamerla lentamente, besarla, pero aquellas ganas de comérsela fueron superiores y me la tragué rápidamente, metíendomela y sacándomela de mi boca durante un largo tiempo. Tenía tantas ganas de ella, que aquello me sabía a poco, asi que la aparté un momento de mi boca y le dije, mirándole a sus ojos:

- Quiero que te corras en mi boca, quiero tragarme tu leche; y sin pausa.

Volví a tragármela, el movimiento seguia, según avanzaba mi ritmo, de su boca empezaron a salir frases, frases obscenas que me ponían... ¡Dios, como me ponían!.

- Vamos, chupa, chúpamela puta. Cómete mi polla. Asi, vamos. Como me gusta follarte la boca. Vamos, prepárate que ya viene mi leche.

Sus gemidos empezaron a multiplicarse, más y más rápidamente, hasta que soltó un:

- Me corroooo, me corro. Trágate todo puta.

En ese justo momento, una explosión se dio en mi boca, que se inundó de semen. Era un líquido cálido, que rápidamente tragué, ya que quería seguir chupándosela para extraerle toda su leche, y seguir sintiendo su polla con mi lengua. Sacó su polla de mi boca, la miró y me dijo:

- ¿Te ha gustado?.

- Me ha encantado tragarme tu leche - le contesté.

- Pues ahora viene lo mejor. Ahora voy a follarte. Voy a meter mi polla en tu coño, y follarte hasta que reviente dentro.

- Eso es lo que quiero, que me folles, que me folles. Que me folles con ese pedazo de polla. Fóllame el coño y haz que goce como nunca.

Asi que fue para atrás, me cogió de las caderas, me levantó, y apuntando hacia mi coño, me metió la polla hasta dentro. Solté un gemido y:

- Asi, asi, métemela hasta el fondo cabrón.

Comenzó un movimiento de mete y saca que me llevaba a la gloria.

- Vamos, sigue follándome asi, sigue, vamos, muévete, fóllame. Más rápido, hasta el fondo, sigue, sigue.

Los orgasmos de niveles increíbles, se repetían en mi cuerpo. A cada envestida de su polla, se me producía uno. Yo ya no sabía que hacer, me retorcía, gemía, gritaba, le decía de todo, hasta que vi, como sus ojos se ponían casi blancos, su boca empezaba a soltar un gemido, y sentí como mi coño se inundaba de leche, de la leche de aquel hombre que me había llevado al éxtasis, y al que tenía que agradecerle que hubiera sacado de mi, algo que me encantó. Aquella personalidad de golfa, de morbosa, que aún recorría mi cuerpo, y que lo recorrería en mis futuros actos sexuales.

Otros relatos eroticos Vecinas

Mi vecina me pidió que cuidara a su hija, y esta me obligó a que la fornicara con amenazas y chantaje
Relato erótico enviado por Recaredo Rey el 07 de March de 2012 a las 23:03:06 - Relato porno leído 180323 veces
Lucia es una mujer casada, pero aun joven de unos 34 años senos grandes y un culo generoso además que tenia un rostro muy bello, pero lucia aunque tenia esposo y tres hijos que le hacia parecer una dama, a ella le encantaba follar a menores entre 13...
Relato erótico enviado por sexolito el 10 de April de 2005 a las 00:02:30 - Relato porno leído 133749 veces
Y el no perdió ni un segundo de el momento, me dijo con mucha morbosidad ¡Ahora puta súbete la falda y retráncate en la pared! Yo con rabia fui subiendo lentamente la falda de mi vestido hasta mi cintura, el se alejo unos metros deleitándose con mis piernas, yo vi clarito como su verga creció dentro su pantalón, tomo una cama fotográfica sacándome varias fotos en esa pose tan humillante para mí.
Relato erótico enviado por Anonymous el 11 de September de 2009 a las 23:52:41 - Relato porno leído 129770 veces
Esta es mi historia de cuando mi vecino me violo cuando tenia 12 años un dia que se habia ido mi madre y ahi empieza todo mi infierno
Relato erótico enviado por ADMIN el 01 de August de 2004 a las 10:36:24 - Relato porno leído 100996 veces

mis ardientes vecinas

Categoria: Vecinas
Ver a aquella jovencitas me excitaba hasta que logre lo que queria.
Relato erótico enviado por Anonymous el 16 de November de 2008 a las 22:27:10 - Relato porno leído 47589 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'Mi vecino abusó de mi ... y me gustó'
Si te ha gustado Mi vecino abusó de mi ... y me gustó vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar Mi vecino abusó de mi ... y me gustó. ANONIMO te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
mamamipija (5 de April de 2009 a las 20:48) dice: MUY BUENO 10


Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato Mi vecino abusó de mi ... y me gustó.
Vota el relato el relato "Mi vecino abusó de mi ... y me gustó" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 4.4444444444444
votos: 9

No puedes votar porque no estás registrado

Online porn video at mobile phone


me gusta provocar a los hombresistoria y relato de violaciones 2018cogeme papi rico ohh relatosrelatos porno cubanos mi tia casada maduratratame como una perra amorrelato erotico de jovencita es seducida x brujoporno relatos. a mi esposa chantajean por andarrelatos xxx pequeña veritoberrelatoseroticosQue vajina mas rica bbulba exitadarelatos eroticos la esposa de mi jefe en mayones transparentesrelatos xxx de casadas rescatadas preñadaporno medias colores tanga trasparentes adelanterelatos porno una isla llena de mujeresle pedi ami esposa borracha que se dejara cojer por mis amigosporno relatos compadre vergonrelatos porno de colegialas teniendo sexo com porteros y les rompe el anomi hermano lo cache cojiendo a una yeguarelatos morbo cornudos soy mujer joven estoy muy buena y casada con un hombre sumiso y cornudo y estoy operada y cojen con otros hombrescache:Qo9JtrBAmqoJ:eqdo.ru/relatos-de/hypnoprofesor buscador de relatos eroticos argentina culo roto eqde.rurelatos ay papi soy tu hijita chiquita cojeme con tus 25 cm de vrrgarelatos, don pedritonarraciones de mujeres q an culiado con ni0Š9os www.sobrina culiando con el tiomamá dame una mamadita relatos pornolujuria morbo perbercion satiro libidinoso xxxxx pornoRelatos eroticos soraya mi amante leorelatos pornos los favores de mi esposa y mi hija pagaron la deuda 2Relato los jefes me preñanMe desvirgo un hombre de 58 relatorelatos porno meteme la vergota x el culo juanitorelatos eróticos del padre Arturorelatos eroticos de sexyaracelyincesto con elconserge relatosrelatos d gorda petera de la escuelame cojio un ex compañero del secundario relatorelatos pervirtiendo inocentes nenasmadura mi cumpleaños lo festeje con una orgia relatosrelatos eroticos de colegialas en buzo del deportivorelatos eroticos mi amante un campesino del camporelatoseroticoslagorda de mi tiamamas con panochas peludas y llenas de mocos.eliterelatos madres cojidas por hijos por el culoXxx Relatos De Mi Prima Lorena Con Mi Primorelatos eroticos anal ami mama gorda de 80 añosEl harem de maduras relatosmi perro le entregue mi virginidadvídeos porno gratis ellas con grilletes en las manos y en los tobillosINCESTONINArelato porno la mujer mas fiel del mundo 2primer trio con vergon relatosrelatos porno mi nieta de 11 la converti en putitarelato erotico de mi hermana yesi y yorelatos eroticos conrecion primera vez lesbicaRelatos eroticos esposas clavadas x negros colombiael viejo de la tienda me hizo suyarelato porno mi padre me llevo a un burdel a trabajar de putame desvirgo un enano ihipnotizando a mi mama cuentos eroticosver relatos cogiendo a mi hijastra carolina de 22 años es virgenrelato erotico viejo brujorelatos de madres y padres que son violados por sus hijos vergonesrelatos sos cornudo y ahora putorelatos eroticos "me puedes dejar preñada"relatos eroticos de Valladolid yucatanvideos porno lindas bebes con feos pichuloneshistorias ahijadas putitasmi papa me follo por culpa del alcohol relatoRelatos eroticos violada desmayadaporno de mujeres violadas por el mitesgratis sacame la mierda a vergazos relatos suciosRelatos eroticos me follo a mi vecinita de 9 añitosrelatos coprofiliarelatos eroticos de abuela gorda con abuelo gordorelatos rapandorelatos eroticos casting para ser depiladorarelatos porno. Las vivencias de las nietas de doña juanita 3relatos mi hijo me sodomiza todos los diasWww.desvirgando cuñaditasrelatos eroticos solo basta por favor ya es muchoamorfilia 18 entre hermanitasmi marido vestido como puta elirelatorelatos de madres y padres que son violados por sus hijos vergonesIstorias y relatos xxx me folle ami tia borracha mientras dormiarelato hurtando calzones muy sucios de mi sobrinaVer relatos eroticos de inciesto perverso les rompi el culito a mis nietecitassu brasier transparente y sus ligueros relatosrelatos xxx mi marido me voto a la calleEmpiname relatosRelatos mi esposa madura gordibuena cojiendo con vergudoRelatos eroticos orinalrelatos cabinas xxx d.frelatos porno fui desflorada en mi despedida d solteraDesvirgada rogando basta xxxrelato mi vesina qiere q las desvigen una polla granderelatos heroticos esposas en relaciones proividas con negros poyudosrelato porno le di medicamentó tia