Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por voyeurmidyuc

Photo
Enviada por voyeurmidyuc

Photo
Enviada por avispon6315


PARTE 1 - EL PRIMER CONCIERTO DE MI HIJA Y SU AMIGA ( CON fotos)


Click to this video!
Buntaro Relato enviado por : Buntaro el 25/08/2014. Lecturas: 16524

etiquetas relato PARTE 1 - EL PRIMER CONCIERTO DE MI HIJA Y SU AMIGA ( CON fotos) Confesiones .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
El calor de su cuerpo pegadito al mío me paralizo en el acto… Como pude, volviendo en mí, me separe un poco, dándome cuenta que Soraya ni cuenta se daba de lo que sucedía, pero si vi que con los saltos y el constante alzar de brazos, el short se le había subido y ajustado aún más y dejaba ver un poco, apenas un par de pulgadas de sus suaves y blancas nalguitas redondas…
Santo Cielo, que vista!!! Todo ocurría en cámara lenta. Veía sus muslos subir y bajar y sus nalgas brincar con un ‘tembleque’ delicioso y, sin darme cuenta, tenía una erección tan dura, que eso me hizo reaccionar pues hasta me dolía el pene de lo fuerte que palpitaba…



Relato
Mi hija y su mejor amiga, aunque se llevan un añito de diferencia, son inseparables, y para fortuna nuestra como padres, muy inteligentes y sanas. Ninguna ha tenido novio, aunque candidatos auto-postulados no les ha faltado.

Debido a que al terminar este año escolar, ambas figuraron en el cuadro de honor de su escuela acá en Miami, decidí regalarles como premio (previo acuerdo con mi esposa y los padres de Soraya, la amiga de mi hija), llevarlas y acompañarlas a su primer concierto de una banda muy popular entre adolescentes y adultos jóvenes.

Mi hija se llama Alexis y tiene 16 años. Sorayita, como le llamo de cariño, tiene 15,(16 en un par de meses), y desde que nuestras familias se conocieron, hemos compaginado muy bien y nos tenemos muchísima confianza.
Siempre vi a Soraya con mucho cariño y a veces incluso lastima, pues su padre tiene que vivir muy lejos en otra ciudad, casi fuera del estado, debido a su trabajo en un ramo de la construcción, y solo le ven de 3 a 5 días cada 5 o 6 meses aproximadamente. Por esto mismo, es que muchas veces la tomábamos en cuenta en nuestros paseos familiares, visitas a la biblioteca, comidas en casa, etc. pues quisimos hacerles sentir a ella y a su mami, Flor, que no estaban solas.

Sorayita es una niña preciosa y muy tímida. De esas que en ocasiones se ruboriza con solo pedirle que te repita algo que no escuchaste bien debido a su voz tan suave, pero notaba que cuando salíamos solo ella y mi hija, o si mi hijo de 10 años nos acompañaba, se abría y conversaba, reía y jugaba más. Eso me agradaba mucho pues indicaba que se sentía bien con nosotros.

Es bajita, su carita apenas alcanza mi pecho. Blanca, de piel cremosa, boca chica pero de labios deliciosamente rosaditos y carnosos, aunque sin llegar a ser gruesos. Cabello lacio negro hasta un poco por debajo de los hombros. Pechitos (herencia de su mami) muy pequeños pero lindos. Sus caderas no serán nunca como las de una brasileira de carnaval, pero con unas piernas blancas hermosas y unos piecitos casi perfectos. Siempre le admire la atención que le pone al cuido de sus manitas suaves, blancas y delgadas, con sus uñas de pies y manos siempre arregladas, con puntas blancas ‘francesas’. Sus nalguitas son ‘normalitas’ pero muy lindas, redonditas, en su sitio.

Los días antes del concierto, las nenas no cabían en sí de la emoción y no hacían más que hablar del tema: que cuantas fotos y videos tomarían, que si el nuevo álbum, que la ropa que llevarían puesta la gran noche… Y tanto alboroto me contagiaba pues mi esposa y yo somos habidos frecuentes de este tipo de evento.

La gran noche llego y debido a que teníamos que conducir casi una hora y media al lugar del concierto, programado para las 19:30, decidí que nos iríamos temprano, y a las 16:30 ya estábamos afuera de la casa de Sorayita esperándole. Tardó unos 10 minutos en salir, por lo que ya me estaba impacientando. No quería lidiar con el tráfico de la tarde y luego llegar muy justos o, peor aún, tarde al evento.
La espera valió todo un mar de pena al verle salir por fin, apresurada… WOW!!!
La nena que siempre usaba shorts casi a la rodilla, que en la playa siempre usaba vaqueros recortados para meterse al agua; la niña recatada y tímida de siempre, nos sorprendió con un pantaloncillo negro de tela delgada súper corto, el cual le llegaba justamente hasta donde sus nalguitas terminaban y nacían sus muslos… Me dejo boquiabierto y mi hija se sorprendió también y rieron mucho cuando subió al auto.
Una blusita desmangada negra de tela “metálica” al frente, un chal naranja semi transparente encima, y un par de botas ‘biker’ completaban el conjunto.

Mi hija es otra belleza, con más curvas en todos lados pues se parece en eso mucho a mi esposa, quizá una pulgada más alta que Soraya si acaso. Iba también con shorts negros, blusa blanca, calcetas tipo ‘manga’ (Japonesas) y zapatillas Allstar negras. Pero de ella no hablaré.

Nos pidió disculpas por la demora y nos explicó que los pantalones que había planeado llevar se le mancharon al derramarse encima el barniz de uñas, y en la emergencia tomo los shorts que aunque nuevos, no había tenido oportunidad de estrenar desde hacía más de un año… dándose cuenta que como que en ese año había crecido ‘alguito’, pero ni modo, ya era tarde para cambiarse… BENDITO barniz de uñas! Y vaya que había crecido!

El show principal iba ser precedido de dos bandas más, las que abrirían y se encargarían de ‘calentar’ a la multitud.
Al solo llegar y encontrar estacionamiento, vimos que ya había una larga fila, pues las puertas aun no abrían para dar paso al público, pero yo había comprado los boletos en Internet con anticipación y eran numerados, así que estaba tranquilo. Pero les dije que se adelantaran mientras fingía buscarlos, solo para poder apreciar de nuevo esas hermosas piernas y la nueva figura descubierta en mi mente de Sorayita… Se veía MUY bien. A cada paso sus muslos blancos bellamente formados vibraban y por primera vez note ese bamboleo suave, ese temblor propio que hacen las nalgas femeninas cuando les da libertad un… acaso traía hilo dental?!
Me sacudí esos pensamientos rápidamente, medio aturdido, y me apresure a alcanzarles.
Yo llevaba unos pantalones de lino blanco muy delgados y un top negro al mejor estilo Miami (jajá!)

Me tomó un esfuerzo enorme no desviar mi mirada a sus piernas, a sus nalguitas, a toda ella, pues me dedique a caminar detrás de ellas en la mejor imitación de guardaespaldas que pude.
Vimos que un par de encargados del evento se le aproximaban a algunas personas, charlaban brevemente y algunos reían, otros saltaban, etc.
Para suerte nuestra, uno de los promotores y su acompañante se aproximaron a nosotros. El asunto era que nos ofrecían estar al frente del público, casi tocando la tarima, si tomábamos una encuesta corta. Lo “malo” era que ahí en esa sección era de estar de pie, pues no había asientos y debía ceder nuestros boletos, que no eran malos, a alguien más. Las chicas rápidamente gritaron y saltaron diciendo que sí, que aceptara. Así lo hicimos, y cuando el promotor imagino que hubo alcanzado el número de personas que buscaban, nos llamaron a una fila aparte y a las 19:00 ingresábamos antes que los demás al recinto. Las chicas no cabían de la emoción y nervios, se sentían muy contentas y yo junto con ellas. Les compre un par de camisas de su banda (tops desmangados) y un par de bebidas hidratantes para más tarde.

Resultó ser el lugar un poco más pequeño de lo que esperaba, por lo que con la concurrencia se fue llenando rápidamente. Quedamos literalmente tocando el escenario. Los tres parados lado a lado. Yo a la izquierda de mi hija, y Soraya a su derecha. Así al menos no tenía a la vista el cuerpo de mi confusión, sino solo su inocente y angelical carita linda al otro extremo. Pero esto duro poco tiempo, pues apenas iba a dar inicio el primer show, y ya con el lugar completamente abarrotado, un panzón con cara de rockero se paró justo detrás de Sorayita. Demasiado cerca. Al ver esto, no sé de donde me salió un coraje enorme, la sangre se me calentó y de inmediato me ubique detrás de Soraya, aunque sin tocarla, apartando con mi hombro al tipo. El tío no dijo nada, solo se apartó. Ni cuenta me di a la hora que desapareció de ahí.

Qué tortura! Tenía a Sorayita ahí frente a mí, a centímetros; podía oler su perfume, el olor de su cabello acondicionado, el aroma de su crema para la piel…


Y SE APAGAN LAS LUCES!
El público estalló en gritos y aplausos pues se venía el inicio del show. Eran las 19:31
La primera banda era pop-rock medio bohemio. A la gente le gustaba y mis niñas estaban en otro plano, fascinadas con el ambiente.
Con mis brazos rodeaba los hombros de las niñas a manera de protegerlas de empujones y marcando mi territorio, pero nada fuera de control.
No me preocupaba mucho mi hija pues detrás y junto a ella solo había más nenitas de su edad más o menos.

Para el segundo acto, una banda más conocida, del tipo pop-new wave, hizo que el público se animara más y la cosa se puso mejor aún. Mi hija y su amiguita no podían creerlo cuando el líder del grupo se dobló para estrecharles la mano. En fin, que la cosa iba de lujo hasta el momento.

Finalizado el segundo acto, durante el intermedio en lo que preparaban el escenario para el show principal de la noche, que iría comenzando al filo de las 23:00, con las luces de nuevo encendidas y algo del publico desalojando para ir por bebidas, a los sanitarios, etc. involuntariamente no me había retirado de las espaldas de Soraya, y mientras veía absorto las instalaciones, cuando Soraya y Alexis mi hija soltaron una carcajada de ver que seguía yo ahí parado en calidad de escudo, reaccione y mirando hacia abajo me encontré con los hermosos ojos negros de Sorayita. Me reí y le pedí disculpas mientras daba un paso atrás y aun costado, y rieron más al verme completamente sonrojado!
Me dijeron que me tomaba muy pero que muy en serio mi papel de ‘Guardaespaldas’ y de ‘Súper Papá’

Sorayita tocó tímidamente mi brazo con su manita derecha, cosa que nunca hacía, y me dijo que muchísimas gracias por el regalo, y lo repitió un par de veces, a lo que le dije que era todo un placer y que ambas se lo merecían… Aparte de que me permitía escaparme de Xenia, mi esposa, por unas horas, guiñándoles un ojo. Nuevamente reímos.

Aquel leve toque de su mano, me había hecho dar un brinco interno. No sabía por qué pero dentro de mi sentía cálido, un corazón acelerando su ritmo, y me parecía que todo el lugar olía a su perfume…


LUCES FUERA!
Y de nuevo los gritos y aplausos y emoción cuando estaba por reanudarse el show y dar paso el evento de la noche.
Me prepare mentalmente y me asegure de que ellas estaban listas. Me coloque de nuevo tras Soraya y le puse mi mano izquierda a mi hija sobre su hombro.

Comenzó el espectáculo y estalló la locura! Como era natural, la multitud quiso acercarse más y obviamente nos apretujaron un poco contra la valla que rodeaba la tarima. Instintivamente pase mi brazo derecho alrededor de Soraya y me tome de la valla, semi-abrazándola pero sin tocarle de mi vientre hacia abajo. Ella volteo su carita hacia mí y me sonrió agradecida.
Conforme avanzaba el concierto, ambas, tanto mi hija como Soraya, entraron como en un trance y cantaban, aplaudían, saltaban, y alzaban los brazos completamente inmersas en la música. Yo también inicialmente, pero de pronto, al son de uno de los temas más famosos de la banda, la gente empujó más y ahí si ya no pude evitar pegarme por unos instantes por completo al cuerpecito de mis temores. En fracción de segundos, el mundo callo en silencio dentro de mi cerebro. El calor de su cuerpo pegadito al mío me paralizo en el acto… Como pude, volviendo en mí, me separe un poco, dándome cuenta que Soraya ni cuenta se daba de lo que sucedía, pero si vi que con los saltos y el constante alzar de brazos, el short se le había subido y ajustado aún más y dejaba ver un poco, apenas un par de pulgadas de sus suaves y blancas nalguitas redondas…
Santo Cielo, que vista!!! Todo ocurría en cámara lenta. Veía sus muslos subir y bajar y sus nalgas brincar con un ‘tembleque’ delicioso y, sin darme cuenta, tenía una erección tan dura, que eso me hizo reaccionar pues hasta me dolía el pene de lo fuerte que palpitaba…

La gente me empujaba y yo hacía lo posible por no arrimarme, por no pegarme al cuerpo de Soraya, no quería que sintiera mi bulto y además, qué estaba pensando?! No era correcto, imposible…

Entre canciones movidas, de pronto toco el turno de una balada, y comenzó el clásico subir de los brazos del público y moverlos ondulantes de lado a lado. Ya mi erección se había bajado un poco, tenía el pene solamente semi-erecto, pero precisamente en ese instante Sorayita movió un poco hacia atrás y de vez en cuando me rozaba el bulto con la parte alta de sus nalgas… Levemente, suavemente. Pero eso basto para ponérmela dura de nuevo, tan dura que dolían sus palpitaciones.

Lo intenté. Trate de evitarlo. Cantaba. Tomaba fotos. Hice lo que pude por pensar en otra cosa, pero por más que lo intentaba, no conseguía que se me bajara la erección. No conseguía dejar de verle las piernas, las nalgas, de sentir su calor, su aroma…
No pude más y metiendo mi mano al bolsillo derecho, me hice a un lado mi ropa interior liberando mis 7 pulgadas de su prisión de tela. La fuerza con la que resorteo mi pene hacia el frente me sorprendió, y sentí un alivio enorme. Ahora la tarea era, como hacer para no topármele y que Sorayita no me sintiera el pene en sus nalgas?
La solución vino con la próxima canción, que era muy movida. La gente de nuevo empujó y esta vez sí pasé mis brazos alrededor de Soraya, apoyando ambas manos sobre la valla.

Pero por el mismo ritmo con el que bailaban, de nuevo me rozaba la punta de mi tranca de vez en cuando… Y ya no pude más. Me venció la fiebre y pensé que haría que valiera la pena el esfuerzo.
Como pude, me la volví a meter en el calzoncillo, tome una de las botellas de bebida que habíamos comprado, y para disimular le ofrecí a mi hija, pero la rechazo diciéndome que aún tenía la suya. Luego le ofrecí a Soraya y agradecida bebió un sorbo rápido y siguió cantando. Le dije que si quería más, que acá la tendría, tocándome el bolsillo derecho. Dijo gracias y se giró a seguir cantando.

Al minuto, tantee la situación y la comencé a tocar con la botella. Primero su cadera. Bajó su mano y al sentir la botella la subió de nuevo. Luego la nalga derecha… Una, dos veces. Nada, no se daba por enterada siquiera…

Ahora si ya un poco más descaradamente, me volví a sacar la pija del calzoncillo pero dejándola dentro del pantalón, y me decidí a probar…

De nuevo el silencio… segundos vueltos minutos… Sentía el corazón en la garganta… La cámara lenta mientras tomaba valor… Proyecte mi cadera hacia adelante… Lo hago? No lo hago?! Y si se da cuenta??! Le mire de nuevo los cachetitos ricos que se le salían del short y las piernas blancas tan hermosas… Separe mis piernas para agacharme un poco… Apunté y… no tuve que hacer nada! Ella solita dio un paso hacia atrás luego de un mal salto y prácticamente se sentó en mi pija; FUE EL PA-RA-I-SO!!!

Mi verga se metió entre sus nalgas y muslos justamente en el triángulo que forma la entrepierna y por unos instantes pude sentir ese calorcito apretadito a través de las delgadas telas de mi pantalón y su pantaloncillo corto…

Rápidamente se incorporó y solo me miro para decirme «Perdone Ernesto, me caí…»
La miré sonriente y le dije «No te preocupes. Disfruta.» Sonrió y siguió viendo el show…

A partir de ese momento, le restregué mi verga cuanto quise en sus muslos, las caderas, las nalgas, incluso llegué a tomarle de la cintura mientras se la metía entre las nalgas en un momento que el público se alocó cuando el cantante se lanzó a que la gente lo cargara y alzara en brazos… Estuve a fracciones de segundo de eyacularle, de venirme entre sus nalguitas duritas en ese arrimón, pero me logre contener, atinando solo a decirle «Ten cuidado, no te vayan a golpear!» —a manera de disimular.

El concierto llego a su fin para mi desgracia y alivio. Aunque el dolor de testículos que tenía era muy fuerte, me sentía extasiado!

Eran las 00:35 AM cuando salimos del estacionamiento, y previo aviso a mi esposa y a Flor, la madre de Soraya, me las lleve a comer pizza y tomar algo a un centro de juegos para relajarnos y bajarle a los decibeles del… concierto.
No pude más y ahí mismo me excuse y la masturbada con su respectiva acabada que me di en el baño fue furiosa, rápida, y deliciosa! Carajo, si hacía mucho que no me corría en tal cantidad!

Más relajado, pero aun con una semi-erecta verga entre las piernas, pude ya disfrutar de la pizza y la compañía de mis nenas tranquilamente.
Pero nada me preparo para lo que seguiría dos semanas después, hace apenas 2 días…


…Continuará.


Comentarios? Escribir a otsenre12 (arroba) gmail (punto) com


Otros relatos eroticos Confesiones

mi madre la puta de mis amigos1

Categoria: Confesiones
Mi Madre, a sus 42 años, es una hembra que está rebuena. Mi Padre, un pobre idiota. Así que una noche decidí darle marcha a ella con mis amigos, mientras mi padre miraba..........
Relato erótico enviado por domo54 el 12 de December de 2008 a las 11:35:56 - Relato porno leído 223228 veces

un negro para mi esposa

Categoria: Confesiones
UN NEGRO PARA MI ESPOSA.

DESPUES DE CAER EN LA RUTINA, CUANDO AFORTUNADAMENTE ME ENTERE DE LAS FANTASIAS DE MI ESPOSA, SUPE QUE NECESITABA UN NEGRO PARA NI ESPOSA
Relato erótico enviado por Anonymous el 30 de March de 2009 a las 23:47:21 - Relato porno leído 168047 veces

mis primas virgenes

Categoria: Confesiones
Nos encontrábamos mi mejor amigo Jhon y yo en una finca con toda su familia de el y la mía pasando las fiestas de Nuevo año
Relato erótico enviado por antonio el 27 de December de 2005 a las 12:20:37 - Relato porno leído 149542 veces

la nueva sirvienta

Categoria: Confesiones
Era un día normal, común y corriente, yo regresaba de la prepa, yo soy un chavo moreno, alto, con buen cuerpo, bien dotado y muy atrevido, no tengo novia y ese día fue uno de los mejores en mi vida
Relato erótico enviado por Anonymous el 29 de August de 2008 a las 13:06:42 - Relato porno leído 146532 veces

por el perreo comence

Categoria: Confesiones
Mi nombre es Alicia, y hasta no hace mucho mi familia, y yo desde luego vivíamos en un retirado pueblo, en el que apenas y nos enterábamos de las noticias, ya que ni tan siquiera llegaba la señal de la Tele. Por lo que cuando nos mudamos a la ciudad, lo que más me impresionó fue el baile del perreo
Relato erótico enviado por Narrador el 04 de June de 2012 a las 23:00:35 - Relato porno leído 104592 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'PARTE 1 - EL PRIMER CONCIERTO DE MI HIJA Y SU AMIGA ( CON fotos)'
Si te ha gustado PARTE 1 - EL PRIMER CONCIERTO DE MI HIJA Y SU AMIGA ( CON fotos) vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar PARTE 1 - EL PRIMER CONCIERTO DE MI HIJA Y SU AMIGA ( CON fotos). Buntaro te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Este relato no tiene comentarios

Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato PARTE 1 - EL PRIMER CONCIERTO DE MI HIJA Y SU AMIGA ( CON fotos).
Vota el relato el relato "PARTE 1 - EL PRIMER CONCIERTO DE MI HIJA Y SU AMIGA ( CON fotos)" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 0
votos: 0

No puedes votar porque no estás registrado

Online porn video at mobile phone


mi esposa cojida por una enorme verga que la estremecer yo filmo el momentorelatos eroticos relatos pornoxxx Descubri que mi mama trabaja de putahuatulco eliterelatoscuentos sexuales el sobroso culo de la hermana de mi hermanarelatos me desvirgo la cola un jardinero relatos pornos de mujeres casadas infieles con pendejos en argentinasexo incesto metanfetaminasle jalo las chiches a mi hermana borrachaBuscador de porn relatos Qué rico coger a la esposa con mecos de otrosola en la isla la nena d doce año enculada relatovecina nancy y su amante por el culodon ramon y la mujer casada sumisa 2viole ami madrerelatos hot la pille masturb¨¢ndosereñatos de como cogimos com nuestros compadresle pedi ami esposa borracha que se dejara cojer por mis amigosA mi cuñada le esta saliendo vello pubico relatos pornoRelatos gays mi padrino me compró un hilo dental rojorelatos porno llore cuando mi suegro de enorme pinga me ronpio el culofotos en lenceria y.ligueros de mujeres de edad adulta mostrando nalgotasrelatos eroticos patas al hombro con una esposa evangelista6 pollas gordas me destrozaron el culo relatos pornorelatos eroticos haciendo malditurias relatos xxx de mi abue me chupa la concha aaaah aaah ooohcabalga sobre mi hijo relatos eroticosrelato gay cogeme metemela cabronrelatos me cojo a mi mujer en la feriarelato de mujer desvirgada polla grande grosacomo hago para dormir a mi mujer u hacerle analmujerconvenciendo a mi prima casada para que culiemos a escondidasrelatos de hijas seduciendo padresrelato transexualrelatos de novatocornudo xxxrelatos ricos con violadores bruscofotos de masturbacion de papodame mas verga tio asi asi quiero masssrelatos travesti casadorelatos el taller de don brauliover porno acarisiando vergas sacando lechehttp://googleweblight.com/?lite_url=http://eqdo.ru/relatos/eroticos/ficha/feo-vergon-me-hace-cornudo-13810.html&ei=P1JzcUVa&lc=es-419&s=1&m=692&host=www.google.co.ve&f=1&gl=ve&q=Me+cogi+al+abuelo+de+mmi+esposo++relatos&ts=1506889890&sig=ANTY_L3_gLtLib7NHGN9MDirzBbaCN7DhADe aperrito legusta mi ahijada relatorelatos eróticos vergotas cavezonas para esposas estrechas y peludasRelato erotico lesbiana tapon analrelatos xxx descubri por unos mensajes que mi mujer me es infiel y me gustorelatos eroticos le pone pañales por castigorelatos porno mi ingenua hermanita juega con mi verga paradarelato ahh pucha coge llene vergaimagen porno mi cu 0Å 9ada brendaRelato marido pide asu mujer se vista como puta para exittar a otrosrelatos eroticos drogue a una culonarelatos de pegging primera vezhttp://www.eliterelatos.com/buscadorv3r.phpDe paseo con mi comadre relato con fotorelatos mujer desesperada perro vagabundos zoofiliarelatos intimos manoseada cuando duermorelato erotico las tres nos desnudamos al borde de la piscinarelatos eroticos vi como le destrosaban el culo a mi hija chantajean a mi esposa por andar de bares relato pornorelatos eroticos el tesoro escondido de mama2me cogio mi feje: ahhm rico, cogeme duro (relatos)Las historias mas calientes mi cuñada en vestido sexiConserje folla casadas relatos sexomi esposa puta de un cholo relatosrelatos porno de mi madre monica 16porno encontre a mi hijolos compañerosReltos porno cn gemidosrelatos eróticos gays machos pollones. por espiarrelatos porno a mis hijas 10 las asen putotas su papasexo entre hombre y señorita en lugares publicos-relatos eroticosomvres piyando yeguas i vurrasporno relatos. a mi esposa chantajean por andarrelatoseroticos paja al viejo