Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por MiguelLaraH

Photo
Enviada por leonardo16

Photo
Enviada por al3788


RELAX ( CON fotos)

Click to this video!
Lib99 Relato enviado por : Lib99 el 17/11/2017. Lecturas: 1694

etiquetas relato RELAX ( CON fotos) General .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
Nada como un buen masaje para relajarse después de una dura jornada laboral. Un masaje que destense esos músculos endurecidos y amorcillados por la excitación del día a día. Un masaje que culmine, por supuesto, en un “final feliz”.


Relato
Di un pequeño respingo cuando sentí en la espalda el frío líquido del masaje. Fue sólo un instante. La sensación se volvió placentera de inmediato, cuando las expertas manos de Mónica comenzaron a deslizarse por mi piel.
–¡Vaya! Estás muy tenso, Gabriel. Va a costar soltarte estos mudos.
–Mmm… Sí. Es el estrés. Si no fuera por tus maravillosos masajes, Mónica, no sé cómo sobreviviría.
–¡Adulador!
Tumbado boca abajo como estaba no podía ver su cara, pero noté que sonreía. No le había mentido respecto al efecto de sus masajes, pero existía otra razón menos confesable para acudir cada semana a su consulta. Era una mujer imponente. Bajo su escueta y fina bata intuía su anatomía rotunda, joven y prieta, plena de apetitosas concavidades y convexidades. Una curvilínea orografía cuya sola presencia me ponía cardíaco. Habría acudido a cada cita sólo por sentirla cerca, pero que además sobateara y estimulara cada músculo de mi cuerpo con aquellas manos de largos y habilidosos dedos era un placer irrenunciable.
Trabajó con insistencia la zona alta de mi espalda, donde más agarrotados se hallaban músculos y tendones. Cervicales y omóplatos se relajaron a medida que sus yemas se clavaban en mi piel. Luego descendió siguiendo la huella de la columna hasta la zona lumbar, apartando la toalla que cubría mis glúteos. Trabajó con determinación la difusa línea que separa espalda y culo, despertando mi libido cuanto más se aproximaba al comienzo de la raja.
–Mmm… ¡Ahí, ahí! Llevo días con una molestia insoportable a la altura de la curcusilla.
–Sí, ya lo noto. Habrá que trabajarla a fondo.
Apartó casi por completo la toalla, dejando al descubierto la mayor parte de mi trasero y aumentó el radio de sus movimientos, hasta masajear mis nalgas. Las refregó con fuerza. Me desprendió de mi única prenda y continuó con mis muslos. De afuera hacia adentro sus dedos se introducían cada vez más entre mis piernas, hasta que alcanzaron el perineo. Lo frotó entonces con delicadeza, pero con decisión. El corazón se me agitó y noté como la polla comenzaba a hinchárseme. En ninguna sesión anterior Mónica había trabajado tan “a fondo”, aunque yo no tenía intención de quejarme. Permanecí tumbado, con la mejilla contra la camilla y los ojos cerrados, expectante.
Su masaje continuó, separándome los glúteos e introduciendo sus dedos entre ellos. Buscaron el ano y lo estimularon.
–Hace falta relajar este músculo.
Relájalo todo lo que desees, pensé mientras notaba como mi verga, dura, se incrustaba contra la camilla. Cuando uno de sus dedos penetró mi esfínter me sentí en el cielo. En un principio el precio de cada sesión me había parecido algo elevado. Ahora pensaba que no le pagaba lo que valía. Continuó frotando ano, glúteos y perineo, rozándome la bolsa escrotal. Entonces se detuvo.
–Bien. Esta parte ya está. Date la vuelta. Ahora continuaremos por delante.
Me quedé parado, sin saber muy bien qué hacer. Debía volverme y mostrar mi fuerte erección. No estaba seguro de cómo iba a reaccionar cuando la viera. Me decidí, giré el cuerpo y me coloqué boca arriba, con la polla apuntando gloriosamente hacia el techo. Mónica no hizo ademán alguno, manteniendo su gesto concentrado y profesional.
Situó sus manos en mi pecho y continuó el masaje. Primero pectorales, luego abdomen y, al fin, pubis e ingles. La proximidad de sus dedos a mis genitales completó mi excitación. La rigidez de la erección alcanzó una presión casi dolorosa y el glande brillaba con el líquido preseminal que goteaba a lo largo del fuste. Intuyendo mis sensaciones la mano de Mónica sujetó mis testículos y los masajeó, como si jugara con dos canicas entre sus dedos.
–Este músculo está muy tenso –dijo mirando mi polla–. Habrá que dedicarle especial atención.
Sin dejar de sobarme los huevos, con la otra mano agarró la verga y comenzó a masturbarme. No pude evitar un gemido de placer.
–Así, eso es, Gabriel. Relájate y déjame hacer.
Miré su cuerpo, rotundo y sensual, tan cerca y sólo separado de mí por la fina tela de la bata. Me decidí, extendí la mano y la posé en su muslo. Aguardé su reacción, pero no se movió ni intentó apartarme. La deslicé entonces hacia arriba, disfrutando de su tacto suave, sedoso y ligeramente húmedo de sudor, provocado por el esfuerzo físico y la elevada temperatura del ambiente acondicionado. La sumergí bajo la prenda y alcancé su glúteo. Como había intuido, debajo sólo llevaba puesto un escueto tanga, idea que siempre me había puesto muy cachondo.
Deslicé mis dedos entre sus nalgas y seguí con las yemas el escaso cordón que se introducía en la raja. Lo aparté y acaricié el anillo de carne de su ano. Respondió a mis caricias dilatándose y abriéndose. Introduje el dedo y lo estimulé. Mónica me recompensó acelerando su masaje en mi polla, mientras su otra mano buscaba a la vez mi ano. Yo desplacé la mía y la introduje en el pequeño triángulo de tela que cubría su coño. Metí mis dedos entre los tiernos pliegues de carne. Estaba mojada. Jugueteé con sus labios antes de localizar el clítoris y masturbarlo con pasión.
La paja que me estaba haciendo alcanzó una cadencia vertiginosa, descubriendo y ocultando mi glande en el prepucio con una potencia que parecía que fuera a arrancármelo. Todo mi cuerpo se tensó cuando la oleada de placer recorrió mi bajo vientre, hasta estallar en un fuerte orgasmo que expulsó un abundante chorretón de semen. Me derrumbé sobre la camilla, agotado pero muy satisfecho.
–Bien –dijo Mónica limpiándose mi leche de la mano con una toalla–, hemos terminado. ¿Qué tal te encuentras?
-Mmm… –me costó articular palabra–. Bien, bien. Muy relajado. Tus masajes cada vez me gustan más, querida. ¿Cuándo puedes darme cita para la siguiente sesión?


Otros relatos eroticos General

Es la historia de como mi suegro poco a poco me fue seduciendo y como termine en brazos de el hasta que me enamore y tuve que terminar con el y de como despues de 4 años nos volvimos a encontrar ayudandome en una situación.
Relato erótico enviado por Anonymous el 31 de August de 2010 a las 00:12:22 - Relato porno leído 95953 veces

follada por mi familia

Categoria: General
cuando cumpli 16 años mis padres me obligavan a tener sexo con mi familia
Relato erótico enviado por Anonymous el 30 de November de 2011 a las 00:00:08 - Relato porno leído 58855 veces
Quinto relato de la saga, continuación del relato “Follando con dos compañeras de trabajo”. Estoy de nuevo aquí para seguir relatando las peripecias sexuales que tuvieron lugar después de la gran follada en el despacho de Debla. La siguiente historia se desarrolla en una pequeña habitación de un local de intercambios de parejas.
Relato erótico enviado por ELMORROCHO el 06 de July de 2009 a las 14:00:24 - Relato porno leído 41147 veces
lo que hace una madre por ayudar a su hijo
Relato erótico enviado por Anonymous el 05 de January de 2010 a las 01:55:20 - Relato porno leído 38300 veces

el metro

Categoria: General
Le pregunte a mi esposa cuando tenia sexo con ella que sentia cuando la cojia por......y para algo me sirvio la pregunta.
Relato erótico enviado por Anonymous el 24 de October de 2008 a las 23:50:00 - Relato porno leído 37643 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'RELAX ( CON fotos)'
Si te ha gustado RELAX ( CON fotos) vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar RELAX ( CON fotos). Lib99 te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Este relato no tiene comentarios

Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato RELAX ( CON fotos).
Vota el relato el relato "RELAX ( CON fotos)" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 0
votos: 0

No puedes votar porque no estás registrado

Online porn video at mobile phone


trio de colejialas en un fincacaricias eroticas gay ancianosEn el gimnasio nos pajeamos en la ducha relatosrelatos eróticos de me cogi a una beatatelatos eroticos con vecinas chikitasRelatos de oliendo pies y zapatos pantiSbuscador,relatos,panzonarelatos eroticos toma damehistoria de apoyadas a colegialasRelatoseroticoshijosRelatos xxx mama y hermana traviesasRelatos de lancheros d e acapulcoporno relatos el orto de la esposa de mi hermano y su calza blancaWww.Virgencitasdelculo.comme femenizaron mis amigas relatosLa Historia De Las Tres Hermanas 3: La Señora Brendarelatos eróticos vi cuando el portero se coje a mi patronarelato porno jugando a las coskillas con la hermanita de mi mujerrelatos de madres infieles y dominantesmientras mi esposo anda en sus entregas yo me dedico a mis entregas 2 relato eroticolos maridos enga0Š9ados relato mi novia enfiestada con mis amigosrelatos xxx de nueras haciendo pajas cubanasmujeres rosadas del c*** relatos pornorelatos eroticos materna leche cerealporno relatos con un vergonrelatos eroticois papa hermana y hermano jugando a la botellitaRelatos me cogi a genovevaque signigicado tiene so0Š9arse con el papa varias veses Rrelatos de sexo me acosté con mi padrastorelato porno nene de12sexo con minimacho relatosmi hermosa cuñada parte 3relato cojiendo con sacerdote vergonrelatos eroticos me acoste con mi tia de 69 años y me la cojiRelato erotico bajando bragas y castigandoRelatos xxx un anciano vergón me desvirgóRELATO TE VOY A NALGUEAR BAJATE EL CALZONRelatos soy hombre y mi culo le pertenece a un pollon activoxxxx relato sobrina de mi mujer en casa pequeñaEliterelatos mi hijo me comvirtio en putita de sus amigosFui su presa en la cacer�a VI. El viejo me hizo putaRelatos de pibes desbirgados analmenterelatos eroticos dominando ami marido y a mi hijo tambienmi compañero de trabajo vergon relatos gayRelatos eroticos nietas_ NalgonasMi vecina fumando desnuda relatosRelato de sexoJugando con la mama de mi amigo relato erotico completovideos cheputas virgenarrimones y tocadas gays mironesrelatos lésbicos y gay iniciando a recién casadaDesvirgada en mi pueblo por calienterelato mas foto mi esposa vistiendo bien putona para culear con otroRelatos eroticos mi papa mmmporno relatos con un vergoncomo pervertí a mi esposa capítulo 2 (primera vez con dos)relatos xxx el despertar de rositale metí la lengua por el c*** y le apesta mucho relatos pornorelatos coji a mi hijastra cholitarelato erótico chantaje a mama para aprobar a su hijo en el examenhistoria relato de hija convertida en putanovatocornudoDisfras mi hijaa relatos efoticosRelato calientes le meto la verga a mi putita alumnaropimiento del himen acolegialasporno relatos. a mi esposa chantajean por andarrelatos hablados para escuchar de su desvirgada dobleMe coji a mi tia por aberse emborrachadoguillermina ingenua recien casada 3 relatos eeoticosrelatos porno hijastros virgen analuscador d relatos mamas cogiendo con vergudosRelato erotico don tito 3 parte 3[email protected]relato platica porno entre comadresrelatos porno mi hija nalgoncita de 10relatos porn la vendedora de caramelos