Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por galigul

Photo
Enviada por galigul

Photo
Enviada por galigul


SOY PUTA 4. Las fotos

Click to this video!
Relato enviado por : Ekaitza el 24/06/2009. Lecturas: 47997

etiquetas relato SOY PUTA 4. Las fotos .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
Como he contado en los últimos relatos, el tal Pedro se fue de la lengua desvelando lo que ocurría en el escondrijo, y el rumor fue pasando de boca en boca. Tanto los chicos como yo lo negábamos, con lo cual y como en todo rumor, en el pueblo había división de opiniones: unos se lo creían y otros no. Esa división de opiniones no dejaba en muy buen lugar a Pedro, pues los que no se lo creían daban por supuesto que se estaba intentando vengar porque yo lo había rechazado.


Relato
Hola, antes de nada voy a presentarme para quien no me haya leído aún. Me llamo Irati, tengo 27 años (soy del 80) y vivo en una gran ciudad de España, aunque soy de un pueblo del norte del país. Para ser sincera no soy una chica especialmente guapa, más bien del montón, y no tengo los pechos grandes, tengo más desarrollada la cadera con un culo carnoso y respingón que normalmente resulta atrayente a los hombres (de hecho es mi arma más recurrida cuando quiero cazar a un macho).

Esta es la continuación de mi saga de relatos SOY PUTA, que aún no sé cuándo decidiré ponerle fin. Recomiendo que antes de leer éste, leáis los anteriores. También quiero agradecer la cantidad de lecturas que han tenido mis dos primeros relatos, y cómo no los comentarios, tanto los halagadores como los críticos. A los segundos, acepto las críticas si éstas son constructivas, como ha venido siendo hasta ahora. Este es mi estilo, cuento vivencias a mi manera y supongo que evolucionaré como autora de relatos, al igual que ha evolucionado mi vida, quizá para bien, o quizá para mal. De todas formas nunca llueve a gusto de todos.

----------------------------------------------

Como he contado en los últimos relatos, el tal Pedro se fue de la lengua desvelando lo que ocurría en el escondrijo, y el rumor fue pasando de boca en boca. Tanto los chicos como yo lo negábamos, con lo cual y como en todo rumor, en el pueblo había división de opiniones: unos se lo creían y otros no. Esa división de opiniones no dejaba en muy buen lugar a Pedro, pues los que no se lo creían daban por supuesto que se estaba intentando vengar porque yo lo había rechazado. Pasaban los meses, y yo hasta me divertía con el rumor. La gente especulaba a mi paso y tenía ganada ya una fama de guarrilla cuya veracidad seguía siendo un misterio para todo el pueblo, además me contentaba más el hecho de que Pedro saliera tan "mal parado" como yo a causa de su propia vileza. Con mis 14 años ya cumplidos, me llega a casa por correo un sobre. En un lado ponía mi nombre y dirección y en lado del remitente ponía PEDRO. Cuando lo abrí y vi lo que había dentro, el corazón se me puso a mil pulsaciones. Saqué del sobre como una docena de fotos sacadas desde fuera de la cabaña de Luis, en las que a través de una ventana se veía una de las orgías que los chicos se montaban conmigo. También había un papel en el que ponía un escrito: "¿Te gustan las fotos? Si no quieres que las vea todo el pueblo llámame al *********". Me dio muchísima rabia ver esas fotos y la amenaza, pues convertirme en rehén de un tío tan desagradable era lo último que me apetecía, y además ya me imaginaba lo que quería de mi. Le llamé y me citó para el día siguiente a las 5 de la tarde en la entrada del cementerio.

Pues allí estaba yo a las 5 de la tarde, recién llegada al cementerio, un poco cansada pues éste queda monte arriba y apartado del pueblo. Tuve que esperar media hora más hasta que apareció Pedro en su moto. Sacó un casco, me dijo que subiera y nos fuimos más hacia arriba del monte para desviarnos por un camino estrecho y sin asfaltar. Llegamos al final del camino, ya metidos de lleno en el bosque, y ahí paró la moto. Nos quitamos el casco y me hizo bajar. Yo le pedí que por favor no enseñara esas fotos a nadie, y él contestó que si tanto me importaba mantener esas fotos en secreto, tendría que mostrarme dispuesta a hacer lo que fuera. Así acepté, cosa que me llevó a una espiral de la que no tendría posibilidad de salir bien parada.

Me dijo que desde ese momento comenzaba un juego en el que yo tendría que superar pruebas, por supuesto sexuales, y que en cada una de ellas él me sacaría nuevas fotos. Irónicamente me preguntó si estaba conforme, y yo ni me molesté en responder. Quizá esperaba temor por mi parte, o que le rogara piedad, teniendo en cuenta que estaba sola, indefensa, que él podría hacer lo que quisiera y yo no podía negarme porque me tenía chantajeada. Pero no podía permitir que fuera así: donde debería haber temor sólo había resignación, inexpresividad. No podía darle la satisfacción de que me viera contrariada y humillada.

Yo asimilaba todo aquello como una nueva aventura, e incluso una parte de mi se moría por saber cuál sería la primera de esas pruebas. Me dijo que me desnudara y así lo hice. A medida que me iba librando de la ropa, él me iba sacando fotos con una cámara que sacó del maletero de la moto, y una vez desnuda me hizo chupársela. En mi fuero interno me dije que esta vez no iba a ocurrir lo de la primera vez en el escondrijo, y así fue. Sus primeros gruñidos de placer iban acompañados con comentarios como "joder esto sí que es una mamada", "han hecho de ti una buena puta en la cabaña", "así me gusta, zorra", etc, que daban a entender que le estaba gustando mi manera de pajearle con los labios, de frotar la lengua en la punta, de hacer acometidas para tragármela toda por un instante… todo lo que viene a ser una buena ‘limpieza’. Durante esa mamada me hizo unas cuantas fotos hasta que posó la cámara de nuevo encima de la moto, se sacó la polla y se la pajeó con una mano mientras con la otra me agarraba el pelo para inmovilizarme la cabeza. Se corrió salpicándome en las mejillas y dentro de la boca. Volvió a coger la cámara, y me dijo que le limpiara los restos de semen mirando al objetivo. Me sacó un par de fotos más dándole lengüetazos a las gotas de semen que se le quedaron en la puntita y con la cara pringada. Después me dio unos pañuelos de papel y me dijo "Para que veas que no soy tan malo ja, ja, ja!". Me limpié la cara y me llevó de vuelta al cementerio. Cuando llegamos al cementerio me dijo que ya me había convertido en su putita particular, y que a parte follarme él cuando le viniera en gana, me iba a hacer follar con lo peorcito del pueblo: viejos borrachos, un vagabundo, un retrasado, gitanos,… me preguntó si tomaba píldora y le dije que sí (era cierto, empecé a tomarla desde aquel susto con Luis y aún la sigo tomando). Contestó que más me valía por todo el semen que mi coñito iba a albergar.

Seguimos viéndonos cada vez que la relación con su novia se lo permitía, y nunca le faltaba su cámara de fotos para sacármelas en situaciones eróticas, pornográficas, incluso algunas que muchas mujeres considerarían denigrantes. Desde la segunda vez la cosa no quedaba en una mamada, le encantaba follarme, azotarme las nalgas y los muslos con finas ramas que encontraba, solía llevar pepinos y plátanos para masturbarme con ellos (los plátanos los pelaba porque le gustaba cómo se deshacían apretándomelos en el coño), cuerdas para atarme a los árboles... y no me daba por el culo porque decía que no le gustaba -y es que antes no se llevaba tanto como ahora, que sois insaciables- Disfrutaba conmigo de maneras muy diversas, y siempre sacaba fotos para el recuerdo. Al menos (o eso me decía) tenía el detalle de no llevarlas a revelar a la tienda de fotos del pueblo -que aunque es un pueblo grande se conoce casi todo el mundo-, sino que se acercaba a la capital de la provincia a hacerlo.

Tras unos meses en los que él me compaginaba con su novia y yo a la vez le compaginaba a él con los chicos del escondrijo (que no sabían nada de lo de Pedro), me llegó la primera prueba de esta caliente gymkhana: tenía que follar con Venancio, un viejo borracho del pueblo tan asqueroso que con 70 años que tenía nunca se había casado. La siguiente historia tratará sobre esta aventura.

Otros relatos eroticos Confesiones

mi madre la puta de mis amigos1

Categoria: Confesiones
Mi Madre, a sus 42 años, es una hembra que está rebuena. Mi Padre, un pobre idiota. Así que una noche decidí darle marcha a ella con mis amigos, mientras mi padre miraba..........
Relato erótico enviado por domo54 el 12 de December de 2008 a las 11:35:56 - Relato porno leído 222584 veces

un negro para mi esposa

Categoria: Confesiones
UN NEGRO PARA MI ESPOSA.

DESPUES DE CAER EN LA RUTINA, CUANDO AFORTUNADAMENTE ME ENTERE DE LAS FANTASIAS DE MI ESPOSA, SUPE QUE NECESITABA UN NEGRO PARA NI ESPOSA
Relato erótico enviado por Anonymous el 30 de March de 2009 a las 23:47:21 - Relato porno leído 167462 veces

mis primas virgenes

Categoria: Confesiones
Nos encontrábamos mi mejor amigo Jhon y yo en una finca con toda su familia de el y la mía pasando las fiestas de Nuevo año
Relato erótico enviado por antonio el 27 de December de 2005 a las 12:20:37 - Relato porno leído 149219 veces

la nueva sirvienta

Categoria: Confesiones
Era un día normal, común y corriente, yo regresaba de la prepa, yo soy un chavo moreno, alto, con buen cuerpo, bien dotado y muy atrevido, no tengo novia y ese día fue uno de los mejores en mi vida
Relato erótico enviado por Anonymous el 29 de August de 2008 a las 13:06:42 - Relato porno leído 146088 veces

por el perreo comence

Categoria: Confesiones
Mi nombre es Alicia, y hasta no hace mucho mi familia, y yo desde luego vivíamos en un retirado pueblo, en el que apenas y nos enterábamos de las noticias, ya que ni tan siquiera llegaba la señal de la Tele. Por lo que cuando nos mudamos a la ciudad, lo que más me impresionó fue el baile del perreo
Relato erótico enviado por Narrador el 04 de June de 2012 a las 23:00:35 - Relato porno leído 104311 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'SOY PUTA 4. Las fotos'
Si te ha gustado SOY PUTA 4. Las fotos vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar SOY PUTA 4. Las fotos. Ekaitza te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Este relato no tiene comentarios

Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato SOY PUTA 4. Las fotos.
Vota el relato el relato "SOY PUTA 4. Las fotos" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 4
votos: 1

No puedes votar porque no estás registrado

Online porn video at mobile phone


relatos gay axilas sudadasSexorelatos mi esposa invita a un transexualbuscador de relatos eroticos suegra nuevo placer aseguradopreñada por un pendejo relatosrelatos jovencitas violadas en el metroRelato erótico de orgía de colegiala putongarelatos gay con un pequeñito xxxrelato mujer. que coje con retrasado mentalse,cojieron,a,mi,esposa,en,el,paradero,de,atobuses,relatosporno relatos. a mi esposa chantajean por andarpornó historia relatos madura culona anal jefa en el trabajo con joven obrerorelato erotico interracial con un imigrante de colorcuentos eroticos el semental de la familia 11reciencasadarelatoseroticosrelatos incesto de maduro y ancianaelite relatos me comi la de un burro 2relatos eroticos de cholitas xxxporno cuerno brazierRelatos eroticos gratis el trailero se folla a la madre y a la hijarelatos del padre arturoRelatos xxx mama y hermana traviesasrelatos pornos de desvirgaciones de nenitas de 6añitosrelatos erorocos con puntiadasrelatos eróticos Hugo y marielaporno relatos. a mi esposa chantajean por andarpetardas 2007video porno doble penetracion anal y vaginal a mi perritas zoofiliarelatos porno una isla llena de mujeresFisting anal a las chicas secuestradas relatos o historiasrelatos porno rico pisamelectura erotica primas hijastras madura relatos eroticos basta por favor soy casadacuentarelatos cathy y rosita relatos eróticos de como me cogi a una Universitari en minifalda en un alojamientorelato porno me metieron el dedo en el campamento visexual mi primera vesrelatos mi tia mariaporno relatos. a mi esposa chantajean por andardale duro a mama capítulo 8relatos eroticos me lo metio sin contemplacionAnal relatos mujeres infielescojeme el culo nego pijudorelato erotico evelin 20Porno derelatos porno de maduras lesvianaassrelatos porno cu 0Å 9adasRELATOS VERGONES DE ENORMES CABEZOTASRelato: Madre e Hijas (03: Nacidas para putear)relatos eroticos mi patron mecojemi mujer folla rico conmigo y dos amigos nuestro x el culo relato xxxrelatos eroticos con una cholita cristianacomo se ase para sexo con cu 0Å 9adaporno relatos. a mi esposa chantajean por andarrelatos ladron me obliga a cojer a mi hermanamatriz llena de leche eliterelatosrelatos xxx oh sii cogeme papasitorelatos miembro superdotado amigo noviabien marcada la raja del culo relatos pornorelatos mi vecino me arregla el bañoxrelatos recien casada y urgidalectura erotica porno hijastra prima morenahistoria sexuales soy mujer casada y le meti los cuerno a mi marido con mi padrastroRelatos 2018 de elirelatos madre hijoricos relatos pisame masRelatos filia de mama y hermanas con la berga gruesa rranchorelatos eroticos de chiquillos chantajesbuscador relato erotico el dia q desvirgue a mi hermanale mamo la verga a cu compadre borracho relatos eroticos relato eroti toma x puta aiiii pijudorelatopornos me follo ami hijo es mi esposo xxx mi Papa me folla duro y no aguanto mss ahahahrelatos de sexos cortos primero lavado y analrelatos porno trabajo de sirbienta y q berga me comirelatos eróticos de mujeres bolivianas xxxrelatos d travesty d closert insestososrelato primera vez cholitasangelangello pasivo caracasrelatos eroticos esposa me cuenta com se la coje mi vecino trio www nvideos.comrelato erotico en un manicomio