Categorias

Relatos Eróticos

Ultimas fotos

Photo
Enviada por chiapanecote

Photo
Enviada por alienproject

Photo
Enviada por alienproject


SOY PUTA 8. Mi primer trabajo


Click to Download this video!
Relato enviado por : Ekaitza el 09/07/2009. Lecturas: 5281

etiquetas relato SOY PUTA 8. Mi primer trabajo .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
Como decía en mi anterior relato (Desenlace Inevitable), en el siguiente contaría cómo comencé a dedicarme al sexo de manera profesional. Yo acababa de cumplir los 18 años y hacía unos meses que había perdido a mis padres en un accidente de tráfico. Vivía sola en la casa y sólo un par de primos míos se preocupaban de que no me faltara de nada. Con el resto de la familia no he vuelto a tener trato, pues mis padres ya no estaban y ya no había modales que guardar.


Relato
Hola, antes de nada voy a presentarme para quien no me haya leído aún. Me llamo Irati, tengo 27 años (soy del 80) y vivo en una gran ciudad de España, aunque soy de un pueblo del norte del país. Para ser sincera no soy una chica especialmente guapa, más bien del montón, y no tengo los pechos grandes, tengo más desarrollada la cadera con un culo carnoso y respingón que normalmente resulta atrayente a los hombres (de hecho es mi arma más recurrida cuando quiero cazar a un macho).

Esta es la continuación de mi saga de relatos SOY PUTA, que aún no sé cuándo decidiré ponerle fin. Recomiendo que antes de leer éste, leáis los anteriores. También quiero agradecer la cantidad de lecturas que han tenido mis dos primeros relatos, y cómo no los comentarios, tanto los halagadores como los críticos. A los segundos, acepto las críticas si éstas son constructivas, como ha venido siendo hasta ahora. Este es mi estilo, cuento vivencias a mi manera y supongo que evolucionaré como autora de relatos, al igual que ha evolucionado mi vida, quizá para bien, o quizá para mal. De todas formas nunca llueve a gusto de todos.

Como decía en mi anterior relato (Desenlace Inevitable), en el siguiente contaría cómo comencé a dedicarme al sexo de manera profesional. Yo acababa de cumplir los 18 años y hacía unos meses que había perdido a mis padres en un accidente de tráfico. Vivía sola en la casa y sólo un par de primos míos se preocupaban de que no me faltara de nada. Con el resto de la familia no he vuelto a tener trato, pues mis padres ya no estaban y ya no había modales que guardar. Como no tenía ingresos necesitaba trabajar, y la verdad que no me costó mucho decidir cómo ganaría dinero para vivir. Sabía que en la carretera que pasa por mi pueblo había un par de prostíbulos a unos kilómetros, así que una tarde me puse una blusa, una minifalda, unas medias de rejilla y unos tacones altos, y así de mona fui a uno de ellos.

Tuve que coger un autobús y luego caminar unos 500 metros porque no hay paradas cerca, así que llegué que me faltaba el aire. Había dos matones en la puerta, con pinta de chulos, altos, delgados y muy macarras que me miraban de arriba abajo, extrañados y por encima del hombro. Uno de ellos me puso la mano en el hombro cuando estaba a punto de pasar el umbral de la puerta y me preguntó qué quería, entonces le contesté que iba a pedir trabajo allí, cosa que le hizo cambiar la expresión de extrañeza por la de asombro. Con esa expresión entró en el local, supongo que buscando a su jefe mientras el otro esperaba fuera conmigo. No paró de mirarme con detalle, como escrutando el material y luego miró hacia otro lado con cara de satisfacción. Volvió el otro matón y me dijo que le acompañara. Pasé adentro con él y vi por primera vez cómo era un "puticlub" por dentro.

Se trataba de un bar, un disco-pub. No había mucha gente, sólo un par de hombres acompañados cada uno de una chica, y cuatro chicas más haciendo un corrillo en una esquina que me fulminaron con su mirada, además de unos matones más. Ellos parecían españoles, ellas todas extranjeras. Nosotros pasamos de largo el bar y nos metimos por una puerta. Había un pasillo con puertas a los lados y una al final, por la cual entramos a un despacho, donde estaba el hombre que regentaba el local –nunca supe si el dueño era él o alguien de más arriba-. El despacho tenía un escritorio (donde estaba él sentado), unos sofás y una puerta. Me invitó a sentarme enfrente suyo y pidió al segurata que nos dejara solos. Empezamos a hablar, y se le veía claramente sorprendido con la situación. No era muy normal que una chica de 18 años se presentara en un club pidiendo trabajo, y pareció gustarle lo que tenía enfrente. Me dijo que quería asegurarse de algunas cosas, así que me preguntó sobre mi vida privada. Yo le desvelé lo justo, además de algunas cosas que supuse que querría oír. Me pidió el carnet de Identidad y comprobó que ya había cumplido los 18 años, y tras devolvérmelo me dijo que no era lo único que quería averiguar, pues yo debía también demostrar lo que soy capaz de hacer. Se levantó, se puso frente a mi, y me dijo que le hiciera una mamada allí mismo, sentada en la silla y él de pie frente a mi. Me puse a ello y después de un rato salivando, lamiendo y pajeando con los labios esa polla, me levantó de la silla, se sentó en la suya y me hizo ponerme de rodillas para seguir con la faena un rato más hasta que se corrió. No me gustó nada lo que hizo entonces: me agarró la cabeza y me hizo metérmela toda mientras se corría. Yo me ahogaba y cuando me soltó no paré de toser y dar arcadas. Le pregunté entre tosidos por qué había hecho eso y él me dijo que para trabajar allí había que aguantar eso y cosas un poquito peores. Entonces llamó a dos de sus seguratas - y les hizo venir al despacho. Mientras llegaban me dio unas toallitas de papel para limpiarme las lágrimas que me habían saltado con las nauseas y me dijo que ahora quería a comprobar mi resistencia a las pollas grandes. Les dijo a los seguratas que me metieran en el cuartillo y me "evaluaran", así que me cogieron de un hombro y me llevaron a la puerta que había en el despacho. Dentro estaba el cuartillo, con una cama, un par de sillas y un armario. Me dijeron que me pusiera en la cama y se desnudaron. Estaba ansiosa por ver con qué pollas iban a comprobar mi aguante, pero cuando vi con lo que me iban a taladrar me dio hasta pánico: aún estaban flácidas pero tenían toda la pinta de que iban a ser inconmensurables.

"Bueno putita, al tajo se ha dicho! -dijo uno de ellos, el moreno (el otro era castaño claro)- que no te vas a sentar en dos meses". Me asomé a gatas al borde de la cama para comerme aquellas pedazo de vergas, que por momentos iban ganando en tamaño y dureza, brillando con la humedad de mi saliva. Cuando ya estaban bien firmes y monstruosamente grandes, empecé a tener un poco de miedo, pues sabía que me iban a hacer daño. Me tumbaron boca arriba y mientras uno se puso entre mis piernas a lamerme el coño, el otro se puso a mi derecha para que se la siguiese chupando. Me encantó la manera que tenía el matón castaño de juguetear con su lengua y sus dedos entre mis piernas, yo me estaba poniendo a mil.

Cuando yo ya estaba en estado de trance por el placer, noté cómo había dejado de usar su lengua para empezar a abrirse paso con la punta de su polla entre mis labios vaginales. Me estaba doliendo menos de lo esperado, y mi vagina se estaba adaptando bien, aunque aquello cambió a medida que iba entrando toda su polla dentro de mi. Sentía cada micra que se introducía en una mezcla de dolor y placer irresistible, pero seguía aguantando. Lo que ya pudo conmigo fue cuando, una vez me la había metido casi toda, empezó a embestir con cada vez más fuerza. "Oh Dios, oh Dios, oh Dios!", sólo acertaba a decir yo: tenía la sensación de que me estaba destrozando el útero a golpes. Me era imposible chupársela al moreno entre las embestidas que me metía el castaño y los alaridos que pegaba yo, pero el moreno me dijo "Putita, yo que tú no dejaría de chupar, deberías seguir lubricando porque te voy a romper por detrás!". Yo seguía intentando chupársela como podía, y de pronto el castaño salió de mí y se puso a la altura de mis tetas. Se pajeó hasta que se me corrió en el pecho. Mientras se levantaba para vestirse, el moreno me hizo ponerme en cuatro, con el culo en el borde de la cama para empalarme él de pie desde fuera de ella. Éste tenía la polla algo más grande que el castaño, y eso se notaba: me dolía bastante, y eso que empezó despacio. Yo pensaba que en cuanto subiera el ritmo iba a sufrir muchísimo, pero de momento podía soportarlo pues el dolor era compensado con esa sensación de constante escalofrío tan placentero del sexo anal. Fue subiendo el ritmo y la fuerza de las embestidas y a su vez también aumentaban el dolor y el frío placer interno que hacía convulsionar mi cuerpo, que ya estaba sudando como en una sauna. Pasó a follarme como un animal, y si el dolor ya era bastante, los escalofríos eran ya tan fuertes que se hacían insoportables, y es que tanta caña iba a matarme. Por fin se corrió, bañando las paredes de mis entrañas y terminando con aquella tortura. Cuando salió de mí, yo me tiré espatarrada en la cama, cansada, dolorida, sudada y con semen en mi pecho y asomando por mi ano. El matón moreno se vistió y antes de irse me dijo: "Eres buena… no sé cómo habrán sido tus relaciones antes de hoy, pero tendrás que acostumbrarte a quedarte a medias". "Capullo" pensé yo. Me había corrido tres veces, y había pasado la prueba con creces.

Otros relatos eroticos Confesiones

mi madre la puta de mis amigos1

Categoria: Confesiones
Mi Madre, a sus 42 años, es una hembra que está rebuena. Mi Padre, un pobre idiota. Así que una noche decidí darle marcha a ella con mis amigos, mientras mi padre miraba..........
Relato erótico enviado por domo54 el 12 de December de 2008 a las 11:35:56 - Relato porno leído 228469 veces

un negro para mi esposa

Categoria: Confesiones
UN NEGRO PARA MI ESPOSA.

DESPUES DE CAER EN LA RUTINA, CUANDO AFORTUNADAMENTE ME ENTERE DE LAS FANTASIAS DE MI ESPOSA, SUPE QUE NECESITABA UN NEGRO PARA NI ESPOSA
Relato erótico enviado por Anonymous el 30 de March de 2009 a las 23:47:21 - Relato porno leído 172098 veces

mis primas virgenes

Categoria: Confesiones
Nos encontrábamos mi mejor amigo Jhon y yo en una finca con toda su familia de el y la mía pasando las fiestas de Nuevo año
Relato erótico enviado por antonio el 27 de December de 2005 a las 12:20:37 - Relato porno leído 152881 veces

la nueva sirvienta

Categoria: Confesiones
Era un día normal, común y corriente, yo regresaba de la prepa, yo soy un chavo moreno, alto, con buen cuerpo, bien dotado y muy atrevido, no tengo novia y ese día fue uno de los mejores en mi vida
Relato erótico enviado por Anonymous el 29 de August de 2008 a las 13:06:42 - Relato porno leído 150420 veces

por el perreo comence

Categoria: Confesiones
Mi nombre es Alicia, y hasta no hace mucho mi familia, y yo desde luego vivíamos en un retirado pueblo, en el que apenas y nos enterábamos de las noticias, ya que ni tan siquiera llegaba la señal de la Tele. Por lo que cuando nos mudamos a la ciudad, lo que más me impresionó fue el baile del perreo
Relato erótico enviado por Narrador el 04 de June de 2012 a las 23:00:35 - Relato porno leído 107323 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'SOY PUTA 8. Mi primer trabajo'
Si te ha gustado SOY PUTA 8. Mi primer trabajo vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar SOY PUTA 8. Mi primer trabajo. Ekaitza te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
CIROJVR (29 de March de 2010 a las 02:18) dice: Lo dicho eres una puta bien hecha!!

RoA (20 de September de 2009 a las 22:54) dice: Wow... que envidia de los matones ya quisiera yo tenerte aunque sea de prueba y tener ese gran pedazo para satisfacerte, espero que estes muy bien y que sigas compartiendo tus vivencias, cuidate mucho, bye


Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato SOY PUTA 8. Mi primer trabajo.
Vota el relato el relato "SOY PUTA 8. Mi primer trabajo" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 5
votos: 1

No puedes votar porque no estás registrado

Online porn video at mobile phone


rrelatos heroticos ah ay que rico así follamesexo analben guayaquil año 2008cuentos eroticos demujeres urologasRelatos de ahijadas cojidas por padrinosrelatos manoseo a mi mama drogadami esposo cobarde y joto relatos eroticosrelatos deportero follandoperverti a mi esposa recatada relatos eroticos con fotospor chantaje fuy violado relato gayrelatos xxx de mi abue me chupa la concha aaaah aaah ooohmi madre me decia puta, relatos lebirelatos la estrecha chuchita de gabrielaRelatoseroticoshijosrelatos porno me coji a una señora de 80añosrelatos eroticos de mi comadre cogiendo conmigo en tanga y fitos mxrelatos heroticos no puedo creer que aya entrado esta vergota cavezonami compadre me preño relatos porno bolivianorelatos eroticos jovencitas vendidasmi suegrame vio el pene relatosrelatos xxx con mi nuera borrachapetardas hd 2007 xxxrelatos eroticos mecojieron barios amigos demi esposowww.conrelato porno nuevo 2018 de mi suegro me foya mientras duelmo Relato erotico gay viejo me toca mis nalgas pasivasrelatos d mi mama xxxrelAt9 sexo for ado ellAchantaje a mi esposa por andar en los bares 2relatos pervirtiendo inocentes nenasayy que vergota relatosrelatos de madres desvirgando a sus hijos bien pijudos juntos con sus hijas gratisrelatos eroticos mi peon casi me revientacabezas de vergas rajadas xxxlectura erotica morenas maduras missesrelato madre cogelona hijorelatos eroticos manoseando a la viuda en el velatorio de su maridoMientras me hacia la dormida relatoconquistando a Paola relato eroticorelatos eroticos aventura extraconyugalrelatos porno porrista violada por jugadoresricos relatos pisame masculiando en el va0Š9o con mi ermana fotosrelato follada y montada como una perrarelatos eroticos de viejos cochinosxxx relatos vendieron mi virginidadrrelato de como mi hijo hiso venirEl conserge cogelon relatosculona nalgona provocando al albañilRelatos xxx cornudos y plomerosrelatos de sexo oral y anal mm que rico chupalo mas dame maasPantaleta de mi hijarelatos porno mi nina inocenterelatos eroticos de viudas maduras cachondas estrenandose el culocache:scuaQqdcrW8J:eqdo.ru/relatos-de/iniciando-a-mi-hija-parte-2 relatos me cogio un taxista gordo y feo y me gustochochos divinos relatosle pedi ami esposa borracha que se dejara cojer por mis amigosasi mi amor sigue chupandome mi coñito dame mas soy tu perrarelatos eroticosRelatos para trabajar m cojieronmi jefa me sodomiza piesrelatos xxx de pueblos de puebla incesto conmi madrerelatos pornos embarace a mi hijarelatos eroticos de roger davideliterelato mi esposa con un vergudoterelatos eróticoscolegiadacague la berga + relatorelatos de pendeja y los pendejos pajerosMe cojen en elstacionamiento del super relatosrelato yerno cogeme como a una putarelatos y historias de mugeres cogidas x el culo con vergas grandes y gruesas venosas y gritanelite relatos la vecindad del chavorelato mama sirvienta y tio empina ala dos por el culotebuscador de relatos incestorelatos de madres infieles y dominantesrelato incesto me sente en enaguas en las piernas de mi tiocornodo*sometido*consentido relatoschimpancé mi esposa relatoporno relatos compadre vergon